Elabora tu propio sistema de seguridad casero: UN SIMPLE TENEDOR PUEDE PROTEGER A TODA TU FAMILIA!

Mantenerte a ti y a tu familia a salvo es algo primordial, por ello puedes elaborar tu propio sistema de seguridad casero. Con un simple tenedor evitarás que delincuentes ingresen a tu hogar. Ahora podrás salir de tu casa con total tranquilidad, sabiendo que con este sistema la mantienes segura.

La delincuencia aumenta alrededor del mundo.

UN SIMPLE TENEDOR PUEDE PROTEGER A SU FAMILIA MIENTRAS ESTÁN EN CASA O VIAJANDO
UN SIMPLE TENEDOR PUEDE PROTEGER A SU FAMILIA MIENTRAS ESTÁN EN CASA O VIAJANDO

Se denomina delincuente a una persona que delinque, que comete un delito. El delito, a su vez, es todo aquello que quebranta la ley. Sin embargo, ¿sabemos lo que es la delincuencia? Una definición menciona que es la “conducta resultante del fracaso del individuo en adaptarse a las demandas de la sociedad en la que vive”. Es un conjunto de infracciones, que se cometen contra las normas de convivencia dentro de una sociedad.

Alrededor del mundo, la delincuencia va en aumento. Esto no ocurre sólo por los problemas económicos, sino por la incapacidad de la sociedad (y de los gobiernos) a dar respuesta a las necesidades particulares de los ciudadanos.

Para aquellos “adaptados” al sistema, aquellos que no nos consideramos delincuentes, es difícil convivir con problemas tan reales y graves. Nuestro hogar, nuestra familia, nuestros bienes, y todo aquello que queremos, se ven amenazados día tras día. 

Si estás pensando en adquirir un sistema de seguridad, sabrás que los costos son altísimos y las garantías muy pocas. Lo mismo sucede si aseguras tus bienes, ya que en ese caso la integridad de tu familia no está asegurada.

Para ayudarte en estos tiempos difíciles, te contamos cómo elaborar tu propio sistema de seguridad casero. Simple, sencillo y económico, empleando sólo un tenedor.

Sistema de seguridad casero.

Si deseas proteger todo aquello que quieres, te contamos cómo utilizar un tenedor para mantener la seguridad de tu hogar. Ahora podrás salir sin tener nada de qué preocuparte.

1. Antes de comenzar con tu sistema de seguridad casero, consigue un tenedor resistente. No es necesario que sea algo costoso, sólo lo suficientemente fuerte. Los dientes del mismo deberán tener unas dos pulgadas de largo. A su vez, el mango de forma cónica o triangular son los más recomendados.

2. Ahora necesitarás un marcador permanente. Introduce el tenedor en el orificio de cierre, también llamado enganche. Con el marcador, realiza una línea sobre los dientes para calcular la profundidad.

3. Ayúdate con una morsa de banco fija (prensa de banco). Coloca el tenedor, sostenido por debajo de la línea que realizaste con el marcador.

4. Una vez fijado, toma un martillo y dobla los dientes unos 90º.

5. Luego deberás cortar el mango: Nuevamente, fíjalo en la morsa de banco. Con una pequeña sierra (o con la herramienta que prefieras) separa el mango de los dientes.

6. Toma las dos piezas resultantes. El mango debe poder deslizarse fácilmente por la ranura o espacio que existe entre los dientes del tenedor.

¿Cómo funciona el sistema de seguridad casero?

1. Inserta los dientes doblados del tenedor, en el orificio de enganche.

2. Cierra la puerta.

3. Cruza el mango por la ranura que existe entre los dientes. Eso funcionará como una traba de puerta, que bloquea el ingreso, incluso cuando la puerta no esté cerrada con llave.

Video…

Observa el siguiente video que explica el paso a paso, en detalle.