Elabora tus propios tintes naturales para el cabello. LIBRES DE QUÍMICOS, ¡ASOMBROSO!

Los tintes naturales para el cabello resultan menos nocivos que los tintes industriales, ya que carecen de químicos abrasivos. Con estas recetas 100% naturales podrás teñir tu cabello sin dañar tu salud capilar, ni favorecer la resequedad del cabello. Tintes fáciles, simples y económicos.

Los tintes para el cabello se han utilizado desde la antigüedad. Ya los antiguos egipcios pintaban sus cabellos y preparaban sus propios tintes a base de hierbas. Con el paso del tiempo, se emplearon nuevos químicos capaces de perdurar más tiempo en el pelo y penetrar, de manera más efectiva, en cada fibra. Con la excusa de las “canas resistentes” los químicos se volvieron cada vez más potentes y peligrosos.

Si bien los tintes se utilizan principalmente para cubrir las canas, producto del paso del tiempo, otras personas simplemente disfrutan de cambiar el color de su pelo. Las mujeres, el principal mercado de los tintes, comienzan a pintar su pelo desde muy temprana edad. Estar expuestas a químicos abrasivos durante tantos años puede debilitar el cabello y fomentar la caída en un futuro.

Si deseas realizar tus propios tintes naturales para el cabello, te proponemos realizar las siguientes recetas, 100% libres de químicos.

Elabora tus propios tintes naturales para el cabello.

PARA CABELLOS CASTAÑOS.

Receta 1:

Ingredientes:

  • 5 clavos de olor.
  • 1/3 taza de nueces partidas.
  • 1 cucharada de té negro.
  • 2 1/2 tazas de agua destilada.

Preparación:

En una cacerola que no sea de aluminio, preferentemente de barro (si no tienes de barro, una de hierro también puede funcionar), coloca todos los ingredientes. Mézclalos y llévalos a fuego suave. Deja que hiervan durante 20 minutos, aproximadamente. Retira del fuego y deja que entibie. Cuando ya esté templado, filtra el preparado y conserva el líquido en un recipiente de vidrio.

¿Cómo aplicarlo?

Después de cada lavado, una vez que enjuagues el champú habitual, aplica este líquido como enjuague. Aplica en dos veces: Primero, coloca sobre las raíces. Espera 15 minutos y luego aplica en el resto del cabello. Deja secar de manera natural, sin enjuagar. Repite en cada lavado, unas 3 veces a la semana como mínimo.

RECETA 2:

Ingredientes:

  • 1/2 taza de romero seco o fresco.
  • 1/2 taza de ortiga.
  • 1/2 taza de salvia.
  • 1/4 taza de vinagre de sidra de manzana.
  • 1 taza de corteza de nogal, triturada.
  • 1 cucharada de té negro.
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen.
  • 8 tazas de agua destilada.

Preparación:

Coloca el agua en una cacerola que no sea de aluminio. Llévala a fuego medio. Cuando rompa en hervor, agrega todas las hierbas, baja el fuego y deja cocinar por 3 minutos. Retira del fuego, tapa el recipiente y deja reposar por 4 horas.

Pasado este tiempo, filtra el preparado, agrega el vinagre y el aceite y mezcla muy bien. Coloca la preparación en una botella con aplicador, para tintes.

¿Cómo aplicar?

Después de enjuagar el champú, colócate unos guantes y aplica el tinte natural con ayuda del aplicador. Masajea las raíces por 1 minuto. Luego, aplica en el resto del cabello masajeando también. Escurre el excedente, pero no enjuagues. Cubre con un gorro para tratamientos capilares durante 15 minutos, luego deja secar naturalmente. Repite en cada lavado.

Recomendaciones:

  • Puedes conservar el tinte en el refrigerados por 2 semanas. Pasado este tiempo no se recomienda su uso.
  • Este tinte no funciona en cabellos con más del 50% de canas.