, , ,

Elimina las arañitas de las piernas de forma natural.

Las arañitas vasculares son un problema que afecta a más de la mitad de la población femenina. Más allá de las molestias visuales, cuando esta enfermedad avanza, las pacientes experimentan molestias, dolores y mucho cansancio físico. Puede que hayas notado unas pequeñas marcas violetas en tus piernas, no muy grandes, no muy molestas. Ante la aparición de la primera, es necesario consultar con un especialista que pueda ayudarte con un diagnóstico certero, controle la evolución y prevenga más várices.

Las várices y arañitas vasculares necesitan de constancia en su tratamiento y muchos cuidados para prevenir la aparición de más. Para ello necesitarás realizar algunos cambios en tus hábitos cotidianos, comer más frutas y verduras, beber mucha agua y realizar un poco de ejercicios. Además, hoy te traemos algunos consejos sanos que pueden tratar efectivamente tus arañitas… ¡Descúbrelos!

Consejos sanos para tratar las arañitas de las piernas.

Algunos factores tienden predisponen a las personas a desarrollar várices:

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Una vida sedentaria.
  • Problemas en la circulación sanguínea.
  • Tabaquismo.
  • Predisposición genética por antecedentes familiares.

Si dejamos pasar el tiempo, las arañitas y várices comenzarán a ser un problema más serio y agotador. Los dolores y la fatiga en las extremidades inferiores impedirán que realices tus tareas de forma normal. Por esto, te brindamos algunos consejos sanos para que trates este problema a tiempo:

Combate tus problemas circulatorios.

Mejorar tu circulación ayudará a que la sangre no quede obstruida en las piernas y mejorará tu salud vascular. Para comenzar, realiza algunos ejercicios de baja intensidad como caminar, andar en bicicleta, hacer natación. Recuerda realizar actividades de bajo impacto para que tus piernas no se fatiguen rápidamente. Luego, puedes ir aumentando la intensidad.

También mejorarás la circulación si elevas las piernas cuando estás muy cansada. Acuéstate en tu cama o en el piso y coloca las piernas contra la pared. Procura cambiar de posición constantemente mientras trabajas o realizas alguna actividad; ya que estar demasiado de pie o demasiado sentada favorece el desarrollo de várices.

Aquí te dejamos más consejos para mejorar tu circulación: “Descubre cómo puedes mejorar la circulación de la sangre con estos simples tips.”

Pierde esos kilos de más.

El peso y la presión ejercidos sobre las piernas y los pies ocasionan un aumento en el trabajo vascular, ya que se multiplica el esfuerzo para hacer que la sangre vuelva al corazón. Para disminuir esta presión y este sobretrabajo, es necesario que realices una dieta para adelgazar. Así, el cuadro mejorará notoriamente y previenes la aparición de más arañitas.

Prueba con calcetines de compresión.

Los calcetines de compresión son muy utilizados por azafatas o personas que realizan viajes muy extensos. Son de venta libre y podrás conseguirlos en farmacias o tiendas de ortopedia. Puedes usarlos realizando cualquier tipo de actividad, aunque deberás consultar con un especialista cuánto tiempo es el indicado.

Realiza algunos masajes en tus piernas.

Antes de dormir, al despertar o después de una relajada ducha, realiza automasajes en las piernas para activar la circulación. Ejerce una suave presión que vaya desde los pies hasta los muslos para estimular correctamente. Acompaña con algunos aceites esenciales como el de lavanda, de almendras, de rosa mosqueta o aceite de oliva.

Eleva las piernas mientras duermes.

Este simple consejo te ayudará a mejorar la circulación y a prevenir la inflamación por retención de líquidos. Puedes colocar algunos cojines debajo de tus tobillos y así mantener las piernas elevadas. O puedes colocar algunos tacos de madera o ladrillos debajo de las patas de la cama, en la zona de los pies.

Lee también: “Cura tus várices con tomates verdes y rojos”

Remedios naturales para combatir las arañitas vasculares.

1. Arándanos.

Se considera que los arándanos poseen un concentrado mayor de antioxidantes que cualquier otra fruta. Además tienen propiedades esenciales para mejorar la salud circulatoria: son vasodilatadores, antihemorrágicos, poseen bioflavonoides y fortalecen los vasos sanguíneos y las paredes de las venas.

Debes consumir un puñado de arándanos al día. Puedes comerlos solos o sumarlos a tu yogur, avena, en batidos o zumos, etc.

2. Caléndula.

La caléndula es una planta muy utilizada para mejorar el estado de la piel. Esto se debe a que es un estimulante de la circulación que tonifica las paredes de las venas y previene el desgaste natural. Es regenerativa, antiinflamatoria y desinflamante.

Puedes comprar una crema natural a base de caléndula y aplicarla sobre las arañitas; o puedes realizarte algunos masajes con unas gotas de aceite vegetal de caléndula mezclado con aceite de oliva. Otra opción es realizar un ungüento con sus pétalos:

Ingredientes:

  • Un puñado de pétalos de caléndula.
  • Un vaso de agua.

Preparación:

  • Deja en remojo los pétalos en el vaso de agua, por toda la noche.
  • Al otro día, machaca los pétalos con el agua en un mortero hasta formar una pasta.
  • Aplica sobre las arañitas todas las noches y deja actuar. Por la mañana enjuaga con un poco de agua.

3. Infusión de Hammamelis.

Es un poderoso astringente natural. Es excelente para aliviar la pesadez causada por las várices y relaja, actuando directamente sobre el sistema circulatorio.

Ingredientes:

  • 5 gr de hojas secas de Hammamelis.
  • 250 ml de agua pura.

Preparación:

  • Coloca las hojas secas en una taza de té. Vierte el agua hirviendo por encima y tapa la preparación.
  • Espera 7 minutos y cuela el líquido.
  • Puedes beber la infusión cuando entibie; o puedes humedecer un algodón en ella y aplicar directamente sobre las várices.
Lee también: “Combate, previene y disminuye las arañas vasculares con este poderoso remedio natural”