,

Elimina los piojos y las liendres de manera definitiva y natural

Es algo muy común que nuestros niños se contagien de piojos mientras concurren a la escuela, clubes o si practican natación. Esta afección se denomina pediculosis e incluso nosotros podemos resultar afectados por ella. Desde tiempos inmemorables, la pediculosis es un gran dolor de cabeza para todas las madres que velan por la salud de sus hijos. Después de todo, estos insectos son parásitos que se alimentan de la sangre.

Los piojos nacen de pequeños huevos adheridos al cabello denominados “liendres”. Las liendres eclosionan dentro de siete días y se ubican cerca del cuero cabelludo porque necesitan del calor y la humedad para madurar.

Si deseas poner fin a los piojos y eliminar también las liendres, te contamos algunos remedios naturales que podrán ayudarte a acabarlos definitivamente. Recuerda siempre mantener una correcta higiene del cabello y ayudar peinándolo con peines con púas, especialmente diseñados. Estos peines finos son muy recomendables para despegar las liendres, ya que una vez separadas del cuero cabelludo no podrán eclosionar.

Lee también: “Cómo acabar definitivamente con los ratones en nuestra casa, de manera natural”

Remedios naturales para acabar con los piojos de forma definitiva.

1. Con hojas de eucalipto.

El eucalipto puede matar los piojos y secar las liendres de forma permanente. Para ello, es necesario realizar una infusión con las hojas de este árbol. Puedes hacerlo con hojas secas que comprarás en cualquier herbolario o tienda naturista; o puedes hacerla a partir de hojas frescas.

En una cacerola, vierte dos tazas de agua junto con un puñado de hojas de eucalipto. Lleva a fuego lento hasta que rompa en hervor. Deja por 5 minutos más, luego retira del fuego y conserva hasta que temple a temperatura ambiente. Filtra la preparación y colócala en un recipiente con atomizador. Con la cabeza limpia y húmeda, rocía el líquido por todo el cuero cabelludo. Procura que la preparación penetre bien, aplicando algunos masajes circulares durante 15 minutos. Deja actuar por 15 minutos, luego enjuaga el pelo con abundante agua.

2. Con romero.

Otra opción igualmente eficaz para terminar con los piojos, es preparar la infusión y el procedimiento explicado anteriormente, pero con hojas frescas de romero. Si consigues sólo hojas secas, procura agregar dos puñados al agua en vez de uno, para preparar una infusión más concentrada.

3. Con aceite esencial de lavanda.

Adquiere el aceite esencial de lavanda en cualquier tienda naturista. Para aplicarlo sobre el cabello, humedece bien la cabeza. Luego, aplica unas gotas del aceite en un algodón y frótalo por todo el cuero cabelludo. Masajea brevemente y cubre el cabello con una bolsa plástica. Deja actuar por 20 minutos, luego enjuaga con abundante agua. Lee las etiquetas y asegúrate de que sea una esencia pura, sin adulteraciones ni mezclas.

Lee también: “Realiza este repelente natural de insectos: ¡libre de químicos y un hermoso objeto decorativo!”

4. Con vinagre de sidra de manzana.

El vinagre de sidra de manzana es uno de los remedios naturales más utilizados contra la pediculosis. Esto se debe a que el piojo no resiste la acidez del vinagre y muere, además que también funciona como repelente. Sin embargo, para el humano es completamente inofensivo.

Luego de lavar el pelo, realiza una solución con partes iguales de agua y vinagre de manzana. Caliéntala durante unos segundos en el microondas hasta que esté tibia. Aplica sobre el pelo húmedo dando algunos masajes circulares en el cuero cabelludo. Cubre el pelo con una bolsa plástica y deja actuar por media hora. Luego enjuaga con abundante agua caliente.

5. Con aceites aromáticos.

Los aceites aromáticos poseen compuestos concentrados y aromas muy penetrantes que los piojos no resisten. Los aceites que puedes utilizar son el de jazmín, de coco, de anís o geranio. Embebe un algodón con unas pocas gotas de estos aceites y aplica directamente sobre el cuero cabelludo. Luego peina con un peine fino de púas y enjuaga con agua caliente.

6. Con aceite de oliva.

Calienta media taza de aceite de oliva a una temperatura que no queme el cuero cabelludo, ni las manos. Humedece el cabello previamente lavado y masajea toda la cabeza hasta las puntas del pelo con el aceite caliente de oliva. Masajea durante 7 minutos. Luego deja actuar 10 minutos más. Incluso, como tratamiento capilar, puedes dormir con el aceite en el pelo y enjuagarlo a la mañana siguiente. Peina con peine especial para terminar de eliminar los insectos.