,

Ella coloca los pies en enjuague bucal cada noche. ¿Sabes por qué?

La belleza de pies y manos son muy importantes ya que nuestras extremidades son las más expuestas a factores nocivos del ambiente, además de ayudarnos en nuestras tareas cotidianas. Existen muchos remedios caseros para combatir múltiples condiciones. Colocar los pies en enjuague bucal es uno de los más recomendables.

Para muchos de nosotros, los pies son los últimos en ser atendidos. Ya sea por falta de tiempo o porque creemos que no son suficientemente importantes, múltiples condiciones pueden afectar la piel, las articulaciones o las uñas de nuestros pies. Más allá de cuán avanzada esté la enfermedad, debes saber que puedes tratar tus problemas de manera completamente casera, sin gastar en cosméticos específicos o cremas costosísimas.

Hoy conoceremos por qué recomiendan colocar los pies en enjuague bucal y qué otros trucos caseros existen en caso de querer mejorar la salud de nuestros pies. Combate infecciones, hongos, gota, callos y ampollas con estos trucos sorprendentes.

Pies en enjuague bucal y otros trucos sorprendentes.

PIES EN ENJUAGUE BUCAL.

Sumergir los pies en una solución de enjuague bucal, diariamente, es recomendable para combatir infecciones por hongos. Prepara una mezcla con 1 litro de agua y 200 ml de enjuague bucal. Coloca los pies dentro por unos 30 minutos. Los ingredientes utilizados para elaborar el enjuague bucal, son similares a los utilizados para combatir los hongos.

Además, si los hongos se han esparcido hasta tus manos, también puedes sumergirlas para acabar con las infecciones fúngicas en poco tiempo.

AJO.

Si el pie de atleta se ha alojado entre los dedos, puedes utilizar un diente de ajo para acabarlo definitivamente. Pela un diente de ajo, córtalo por la mitad y colócalo entre los dedos afectados. Puedes sujetar con una tirita o cinta hipoalergénica. Deja que actúa por todo el día. Repite hasta notar que el hongo haya desaparecido por completo.

CALLOS.

Para ablandar los callos y evitar el terrible dolor punzante que provocan cuando se endurecen, puedes utilizar un trozo de cebolla. Corta una rodaja de cebolla de 1.5 cm de espesor aproximadamente, y luego debes sumergirla en un poco de vinagre de sidra de manzana. Luego, escúrrela brevemente y ubica la cebolla sobre el callo. Sujeta con una pequeña cinta y colócate un calcetín. Repite hasta que la dureza esté blanda y pueda ser quitada fácilmente con una piedra pómez.

JUANETES.

Si bien los juanetes no pueden ser tratados y eliminados, se pueden realizar algunos remedios que alivien el dolor y la inflamación. La salsa de ají es un analgésico tópico excelente. Aplica un poco de esta salsa directamente sobre el juanete y la “capsaicina”, el compuesto activo del ají, actuará directamente sobre los nervios que causan dolor.

Otro remedio eficaz contra el dolor es la sal común, ya que esta contiene sulfato de magnesio, un ingrediente eficaz para reducir la hinchazón.

GOTA.

Un reciente estudio ha confirmado que aquellas personas que deseas combatir la gota deben dejar de consumir azúcar. Según la investigación, la enfermedad avanza a medida que el paciente aumenta su ingesta de dulces. Además debe aumentar el consumo de fresas y cerezas que ayudarán a desinflamar el cuerpo.