,

Todo esto encontrarás en una hamburguesa de McDonald’s. ¡GUACALA! LA EMPRESA AL FIN LO ADMITE!

Mucho se ha hablado de los ingredientes empleados a la hora de elaborar una hamburguesa de McDonald’s. Para acabar con los mitos y los miedos, la empresa finalmente ha admitido con qué está realizado ese alimento que jamás se echa a perder y es de textura gomosa. ¡DESCÚBRELO! Y luego pensarás dos veces antes de volverlo a consumir.

Mitos urbanos y la famosa “Baba Rosa”.

Esta cadena de comida rápida ha estado en el foco de la tormenta por mucho tiempo. Los ingredientes que se emplean en la elaboración de sus hamburguesas ha sido un misterio por años. En primer lugar, las personas sentían curiosidad por su peculiar sabor, imposible de imitar con alimentos naturales. En segundo lugar, porque se pudo advertir que la carne jamás se echaba a perder. Personas han conservado su hamburguesa por más de 10 años y ésta ha quedado intacta con el paso del tiempo. Un experimento que ha dejado a todos boquiabiertos. Puedes buscar información al respecto y sacar tus conclusiones.

Si bien por mucho tiempo se dijo que el ingrediente secreto era la “carne de gusanos” esto era tan poco probable que fue descartado. Luego, llegó la hora de la famosa “Baba rosa” aunque la empresa también descartó esta posibilidad.

La baba rosa, o pink slime, es un aditivo alimenticio autorizado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Es un producto realizado a base de desechos cárnicos, sometido a múltiples tratamientos químicos para hacerlo apto para el consumo. La empresa encargada de realizarlo (Beef Products Inc.) afirma que se trata de un producto de carne y no de baba. El término legal utilizado es “recortes de carne magra deshuesados”. La misma empresa McDonald’s salió a desmentir esto e informó que la baba rosa no formaba parte de su lista de ingredientes. Una buena noticia entre tanto misterio.

¿Carne de cosa?

Otro rumor divulgado popularmente fue el de la “carne de cosa”. Según la información, fue la misma Universidad Estatal de Michigan la encargada de denunciar esto, sin embargo nunca hubo un comunicado oficial (ni afirmándolo, ni negándolo). Es decir, no hay certezas al respecto.

Supuestamente, la carne de cada hamburguesa de McDonald’s proviene  de una cosa sin patas, sin huesos, sin pelo y sin cuernos. Un bulto cartilaginoso alimentado directamente por tubos en su estómago. Algo muy desagradable a la vista y alterado genéticamente. Algunos videos están colgados a la web.

En un juicio, la empresa alegó que RES en latín es “cosa”, por lo que sus anuncios no son un engaño. RES en latín podría traducirse como “negocios”, por lo que todo se vuelve aún más confuso. ¿Cuánto de cierto hay en esto? Sólo las grandes empresas y las jerarquías más elevadas del gobierno, lo saben. Dicen que el dinero ha servido para callar esto.

¿Qué hay en cada hamburguesa de McDonald’s? ¿Qué estamos comiendo?

En primer lugar, admitió utilizar un aditivo denominado “azodicarbonamida”, el mismo que encontrarás en tus colchonetas de yoga. Así como lo lees! Para hablar de forma clara, es el aditivo encargado de brindarle esa textura gomosa tan particular y por el cual la hamburguesa de McDonald’s no se echa a perder. Sin embargo, la empresa insiste en que sus alimentos no contienen goma o plástico, sino sólo un aditivo autorizado. Palabras más o menos, estamos comiendo químicos.

En segundo lugar, utilizan “dimetilpolixiloxano” un agente anti espumante empleado durante la cocción. Entonces ¿dónde queda aquella afirmación que dice que son hamburguesas 100% vacunas?

Finalmente, existe un balance de grasas que rondan el 30% del producto total. Esto despierta los centros de placer del cerebro y activa un sistema de dependencia peligroso y poco saludable. Para comprobar esto, puedes mirar el documental “Superzise-Me”. En él, el protagonista somete su propio cuerpo a alimentarse con productos de esta empresa. ¡En tan poco tiempo pierde tanta calidad de vida!