,

Envoltura de miel para acabar con la tos y la congestión nasal. ¡Especialmente recomendados para niños!

La envoltura de miel es un remedio de la medicina popular y funciona para tratar los síntomas de las enfermedades respiratorias. Es una excelente opción para los niños, especialmente para aquellos que aún no están en edad de consumir miel (antes de los 2 años).

La envoltura de miel es un tratamiento popular, divulgado a lo largo de los años de generación en generación. En un comienzo se utilizó para tratar catarros, resfriados y congestión. Luego, se pudo advertir que los efectos de la miel también funcionaban para otras enfermedades que afectan el tracto respiratorio superior.

Por su alto poder curativo y sus maravillosos compuestos activos, la miel es excelente para tratar enfermedades respiratorias. Ya sea de forma tópica o como alimento, es antioxidante, regenerativa, antimicrobiana, antiviral, fortalece el sistema inmunológico y protege al organismo de futuras infecciones.

Si deseas mejorar tu estado de salud en sólo una noche, o intentarlo en algún miembro de tu familia, te aconsejamos probar esta envoltura de miel completamente natural y súper eficaz.

Lee también: “¡En sólo 10 minutos podrás limpiar los pulmones naturalmente!”.

Envoltura de miel para acabar con la tos y limpiar los pulmones.

La envoltura de miel es capaz de acabar con los síntomas gripales en sólo un día, la tos o la congestión nasal en una noche y limpiar los pulmones en unas 48 horas de tratamiento. Para prepararla necesitarás:

  • 300 gr de miel pura.
  • harina o fécula, cantidad necesaria.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • gasas.
  • servilleta o trozo de lienzo limpio.
  • cinta adhesiva de primeros auxilios.
  • mucho cariño.

Preparación:

  1. Mezcla la miel y el aceite de oliva hasta formar una mezcla homogénea (si el tratamiento es para un adulto, puedes agregar una pizca de mostaza en polvo para obtener mejores resultados).
  2. Luego, agrega harina o fécula (incluso alrededor de todo el preparado) para que no se pegue en tus manos.
  3. Estira la servilleta o trozo de tela sobre una superficie plana. Con una espátula de madera esparce toda la mezcla de miel.
  4. Cubre esa compresa con gasas.
  5. Adhiere la envoltura de miel al pecho o la espalda, según sea necesario, con la cinta adhesiva que deberá ser hipoalergénica. Te aconsejamos colocar en el pecho cuando existe un catarro, congestión y tos; mientras que en la espalda cuando es necesario expectorar flemas y limpiar los pulmones.
  6. Coloca el pijama sobre la envoltura.

¡PRECAUCIÓN! No coloques la envoltura directamente sobre el corazón, sino más bien a un costado o por encima de él.

Tratamiento:

Como habrás notado, es necesario realizar esta envoltura de miel justo antes de ir a dormir. Deja que la compresa actúe por aproximadamente 3 horas si de un niño se trata. Por otra parte, cuando el tratamiento es para un adulto, se aconseja dejar actuar durante toda la noche.

Notarás que a mitad de la noche el cuerpo comenzará a sudar mucho y sentirás un calor interno ligero. Este efecto es un proceso de desintoxicación del organismo y ayudará a desinflamarlo. Después de la primera noche con la compresa, el paciente sentirá alivio casi inmediato.

A la mañana siguiente, quita la compresa y toma un baño caliente para limpiar los desechos que se eliminaron a través del sudor. Repite el tratamiento por unos cuantos días hasta sentir alivio absoluto de los síntomas.

Lee también: “Envoltorios corporales para desintoxicar el cuerpo y adelgazar”.

Para tener en cuenta…

  • No apliques esta envoltura de miel sobre piel irritada, lastimada, con erupciones o quemaduras.
  • Las personas con alergias a la miel no pueden llevar a cabo este tratamiento.
  • Recomendados para niños mayores de 6 meses de edad.