¿Eres desordenado? Mira lo que dice tu desorden de tu personalidad

Son muchas las personas que se desenvuelven mejor en el desorden, que en el orden, y aunque no lo creas, este simple aspecto que podría parecer insignificante, dice mucho de tu personalidad.

Algunos especialistas en psicología, aseguran que la relación que solemos mantener con nuestros objetos y lugares personales, reflejan de manera inconsciente nuestro mundo interior, de una manera perfecta. El desorden, puede reflejar varias emociones internas en las personas, como por ejemplo el miedo al cambio, la falta de seguridad, e incluso la confusión e incertidumbre.

En este artículo, te mostraremos como se asocian los diferentes tipos de desorden con tu aspecto de personalidad, para que tal vez así, puedas desde tu exterior sintonizar las energías de tu interior.

personalidad

Mira lo que dice tu desorden de tu personalidad

Desorden en tu estar

La sala de estar, suele ser el lugar en el que usualmente recibimos a nuestros invitados y personas externas a la familia. Es por esto, que el hecho de mantener este lugar algo desarreglado y desordenado, suele reflejar la falta de seguridad de la persona al relacionarse con los demás, el miedo al rechazo, y por sobre todo el temor de no agradar a los otros.

Desorden en el trabajo

personalidad

Un despacho o escritorio de trabajo desordenado, suele referirse a una persona colmada de miedos y frustraciones, con falta de seguridad en sí misma, y falta de control sobre sus decisiones futuras importantes.

Desorden en el recibidor y puerta de entrada

El pasillo de recibimiento o puerta de entrada, suele ser un lugar por donde transitan muchas personas, y es por esto, que cuando lo vemos desordenado, suele hacer referencia a una persona totalmente insegura en su relación con los demás.

Los objetos desarreglados detrás de la puerta de entrada, y el desorden en el recibidor, te muestran que debes trabajar en tu comunicación con los demás, para sí dejar de lado tus miedos e inseguridades al relacionarte con tu medio.

Desorden en la cocina

personalidad

 

La nutrición y alimentación, son los aspectos principales que reflejan la armonía y estabilidad en el organismo. Es por esto, que cuando el lugar de preparar la comida suele estar sucio y desordenado, suele hacer referencia a una persona algo frágil o inconforme con su situación general actual.

Desorden irregular

Para las personas que mantienen su casa en completo desorden y desarreglo, sin escoger un lugar en particular, deben de saber, que esto representa completa ira retenida, y apatía por la vida en general.

Desorden sobre la mesa

La mesa suele ser el lugar en donde la familia se encuentra, y es por esto, que cuando hay muchos objetos desordenados encima de ella, suele mostrarnos a una persona que se siente demasiado sofocada por las exigencias del hogar y la familia.

Desorden en armarios y cajones

personalidad

Es probable que si sos de los que no puedes mantener en orden tus cajones y armarios, seas una persona con grandes problemas a la hora de controlar tus sentimientos y emociones más profundos.

Desorden oculto debajo de los muebles

Si sos de los que suelen acumular ropa y objeto debajo de los muebles, es necesario que sepas que probablemente seas una persona que le presta mucha atención a la opinión ajena, insegura de sí misma y frágil socialmente.

Algunos consejos para mantener el orden y estabilizar tu personalidad

personalidad

Es necesario que sepas, que según el Feng Shui, un viejo sistema filosófico oriental, el orden en nuestros espacios, puede regular de manera perfecta el flujo de buena energía en nuestro interior, por lo que si es posible, el hecho de que con solo ser más ordenados, nuestros problemas internos y frustraciones, desaparezcan.

Aún así, hay para quienes, el hecho de mantener el orden en cualquier aspecto, suele ser una tarea totalmente aburrida y tediosa, por lo que a continuación, te proponemos algunos simples consejos, para que puedas mantener el orden, sin mucho esfuerzo.

  • Clasifica siempre los objetos por zona, y dales un lugar exacto para mantenerlos allí siempre.
  • No acumules objetos que ya no necesitas. Regala lo que ya no necesitas, o tira a la basura lo que ya no te sirva.
  • Mantén siempre limpias tus ventanas y puertas, y los pequeños orificios en ellas. Aunque no parezca, la suciedad suele acumularse ahí, dificultando tu respiración.
  • Usa aromatizadores naturales y frescos, para tus ambientes.
  • No dejes que hayan cosas en el suelo, recoje todo lo que veas tirado y colócalo en un cesto, para más tarde ponerlo en su lugar correcto.
  • No acumules muebles en espacios reducidos. Intenta que el aire y la luz circulen libremente por tus ambientes.
  • No dejes que tus cestos de basura se llenen hasta arriba.

¡Estos simples consejos, pueden mejorar en tan solo un par de semanas, tu estado de ánimo y energía interior de una manera increíblemente notoria!