,

¡¡Con esta especia mágica conseguirás quitar las arrugas del rostro!!

Quitar las arrugas del rostro requiere mucho tiempo y constancia. La piel arrugada necesita ser nutrida, hidratada y regenerada desde adentro para que logre la vitalidad necesaria. Por ello, el tratamiento de belleza que se lleve a cabo debe favorecer la producción de colágeno y aceites naturales.

El rostro es una de las partes del cuerpo más cuidadas por todos. Además de ser lo más visible que tenemos, está tan expuesto que ciertos factores pueden perjudicarlo fácilmente. Tanto hombres como mujeres luchan con el paso del tiempo y los signos visibles de él. Sin embargo, la genética también puede acelerar el proceso y la aparición de arrugas es en edad temprana.

La piel cuenta con una estructura y necesita de muchos componentes para estar saludable y tersa. A medida que pasa el tiempo, la calidad de esos componentes comienza a disminuir y la producción de nutrientes también. Así, al comenzar la tercera década de edad, la producción de colágeno y elastina comienza a descender y existe una disminución de glicosaminoglicanos.

El colágeno es el encargado de brindar firmeza, la elastina de darle su elasticidad natural y los glicosaminoglicanos permiten mantenerla siempre hidratada. Incluso la producción de aceites naturales se ve afectada con los años. Así, al envejecer, la piel pierde su elasticidad, firmeza, su capacidad de regenerarse y de eliminar todos los desechos.

Además, otros factores también favorecen las arrugas en la piel:

  • Herencia familiar, genética,
  • problemas emocionales,
  • desbalances hormonales,
  • descenso abrupto de peso,
  • enfermedades.

Si buscas una solución fácil para quitar las arrugas del rostro y favorecer la regeneración de los tejidos, debes probar el tratamiento con anís que te contaremos a continuación.

Tratamiento con anís para quitar las arrugas del rostro.

quitar las arrugas del rostro

El anís es una especia o condimento muy utilizado en nuestras comidas, especialmente en la elaboración de panificados. En cuanto a sus propiedades medicinales, popularmente se lo consume para combatir el estreñimiento y mejorar los procesos digestivos.

Es un producto sencillo, económico y fácil de conseguir que cuenta con la capacidad de favorecer la regeneración de los tejidos de la piel. Además, nutre y mejora la producción de aceites naturales, lo que ayuda a la correcta hidratación.

Para llevar a cabo este tratamiento y quitar las arrugas del rostro, necesitarás:

  • un puñado de semillas de anís.
  • 2 vasos de agua.
  • cacerola pequeña.

Preparación:

Con el anís, realizaremos un tónico facial muy sencillo. Lo único que deberás hacer es colocar el agua en la cacerola y dejar que hierva. Agrega las semillas de anís y deja cocinar por 15 minutos, aproximadamente, hasta que libere sus nutrientes y propiedades. Al finalizar, filtra el preparado conservando el líquido en un recipiente de vidrio hermético.

Tratamiento:

Por la mañana al despertar y antes de ir a dormir, embebe un trozo de algodón en el agua de anís y aplícalo en todo el rostro como harías con cualquier tónico. Deja secar y no enjuagues.

Inmediatamente sentirás la piel más suave. Durante el día comenzarás a notar que la producción de aceites naturales aumenta, dando brillo y tonicidad a todo el rostro.