Esta planta… ¿Es capaz de matar a un niño en menos de un minuto?

Seguramente el siguiente mensaje ha llegado a tu e-mail o perfil en las redes sociales…

“¡¡¡Atención!!! Presta mucha atención a la siguiente información y advierte a todas las personas que puedas. En menos de un minuto, casi pierdo a mi hija por culpa de esta planta. Ella cortó un trozo de hoja y luego lo puso en su boca. Su lengua se inflamó tanto que casi se asfixia. Esta planta es muy común en todas las casas y oficinas, pero es mortalmente peligrosa. Su toxicidad es capaz de matar a un niño en menos de un minuto y a un adulto en 15. Si posees una, mantenla alejada de las personas. Si la tocas, evita llevar tus dedos a los ojos ya que puede ocasionarte una ceguera permanente. ¡Ten mucho cuidado! Comparte esto con todos tus amigos”

Este mensaje alarmante y aterrador nos ha mantenido en velo por mucho tiempo, haciéndonos creer que dicha planta resultaba mortífera para todos. El vegetal en cuestión se llama Diaffenbachia y es muy común como planta de interiores. Pero ¿Cuánto hay de cierto en este mensaje de miedo?

Mitos y verdades sobre la Diaffenbachia.

Lee también: “Llena tu hogar de energía positiva con estas 5 plantas”

La Diaffenbachia, también llamada Lotería o Amorna, es una variedad de la familia de la camila. Es originaria de América del Sur y Central, lo que la vuelve una planta de muy fácil cultivo y mantención; por esto tan conocida en los hogares de todos.

La realidad indica que la planta sí es venenosa, aunque no resulta mortal, ni es causante de ceguera. Entre sus compuestos, existen dos que resultan perjudiciales para la salud: uno es el oxalato de calcio, otra es una proteína denominada asparagina. Ambos, tienen efectos sobre la piel causando irritación, inflamación y problemas en las mucosas, tanto en humanos como en animales.

A pesar de esto, como mencionábamos antes, la Diaffenbachia no es capaz de producir la muerte. Los síntomas más comunes por estar en contacto con los compuestos de este vegetal, son:

  • Ardor o hinchazón en toda la cavidad bucal.
  • Inflamación de garganta.
  • Cambios en la voz: ronquera o disfonía.
  • Dolores y molestias oculares

(Según informa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos)

En casos severos, donde puede haber ingesta de hojas, el paciente puede experimentar náuseas, vómito, diarreas, cólicos e indigestión. Si un trozo de la planta ingresa dentro del ojo, la córnea del ojo se puede ver lesionada. Sin embargo, en ninguno de los casos, esta planta es capaz de provocar la muerte. Cuando de niños se trata, hay que estar alertas a que la inflamación de garganta y lengua sea tratada a tiempo, ya que puede haber un comienzo de asfixia si no se desinflama, aunque las posibilidades son casi inexistentes.

En cualquier caso, es necesario recordar que esta planta no tiene efectos letales inmediatos, como alarma el mensaje.

Algunos cuidados a tener en cuenta.

Si bien no es mortal, sabemos que es tóxica, por lo que serán necesarios algunos cuidados particulares. Si en tu hogar hay niños o mascotas, mantenla lejos de su alcance para evitar posibles accidentes. Tanto el niño como tu mascota pueden romperla, ingerirla o frotarla sobre su piel.

Si esta información no te parece tan relevante, o crees que tu niño no es capaz de romper una planta, te comentamos lo siguiente: en EE.UU, durante el año 2006 se registraron 64.236 intoxicaciones originadas por plantas. El 70% de los casos, fueron pacientes menores de 5 años. ¡Mejor prevenir que curar!

Si tu niño o mascota entraron en contacto con la planta, recuerda no alarmarte y prestar atención a los síntomas. Limpia su boca con un paño limpio, mojado con abundante agua fría. Enjuaga bien sus ojos y dale de beber leche fresca. No olvides consultar con un especialista ante la aparición del primer síntoma.