, ,

¡INCREÍBLE! Esta señora logró curar las varices con este ungüento natural.

Para curar las varices necesitas un tratamiento capaz de penetrar las capas de la piel y actuar directamente sobre la inflamación. Además, si logras combatirlas a tiempo, conseguirás disminuir en gran medida su apariencia llevando a cabo algunos consejos prácticos.

Las varices son venas dilatadas que, por algún motivo, se inflaman y elevan hacia la superficie de la piel. Al elevarse, se vuelven visibles y hasta palpables. Se caracterizan por poseer un tono verdoso, morado o azul oscuro y aparecen abultadas. Afectan principalmente a las piernas, en especial a las pantorrillas y cara interna.

Las varices aparecen porque la válvula que lleva la sangre hacia el corazón deja de funcionar correctamente y provoca una acumulación de sangre y la posterior dilatación. Las personas más afectadas son las de más de 50 años, aunque pueden aparecer a cualquier edad.

Algunos factores aumentan el riesgo de padecerlas: Las mujeres suelen ser más propensas que los hombres, por antecedentes familiares, durante el embarazo, sobrepeso u obesidad, una vida sedentaria.

¿Cómo saber si tengo varices?

Además de la apariencia venosa, existen más síntomas que te ayudarán a saber si las tienes:

  • Inflamación en tobillos y pies,
  • pesadez,
  • dolor y cansancio en las piernas,
  • punzadas o calambres,
  • picazón difícil de calmar, como si picara por dentro,
  • cambio de color y temperatura en la zona donde se encuentra la vena varicosa.

Hoy aprenderemos a realizar un remedio natural muy efectivo para curar las varices. Además de sencillo, es muy económico por lo que te aconsejamos probarlo antes de gastar en tratamientos costosos o intervenciones quirúrgicas.

Ungüento natural para curar las varices.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de zanahoria picada.
  • 1/2 taza de gel de aloe vera (sábila).
  • vinagre de sidra de manzana, cantidad necesaria.

Elaboración:

En una licuadora, vierte la zanahoria y el gel de aloe. Procesa hasta que los ingredientes formen una masa homogénea. Retira de la licuadora y mezcla el preparado con vinagre de manzana, la cantidad necesaria hasta formar una crema con buena consistencia.

Conserva en frasco de vidrio con cierre hermético.

Tratamiento:

Recuéstate cómodamente, coloca tus pies en alto. Masajea la zona afectada con un poco del ungüento, realizando movimientos circulares y presión hacia la zona de la pelvis (esto ayuda a la circulación de la extremidad, no presiones directamente sobre la varice sino a su alrededor). Deja actuar por 30 minutos, sigue con los pies elevados. Finalmente enjuaga con abundante agua fría. Repite a diario.

Algunas recomendaciones…

Si deseas curar las varices, también puedes realizar otras actividades que te ayudarán a lograrlo:

– Puedes aprender algunos masajes sencillos para estimular la circulación. Otra opción es acudir con un especialista que te brinde un tratamiento de drenaje linfático.

– Realiza algunos ejercicios para estimular la circulación sanguínea. Una caminata de media hora a diario es suficiente y ayudará a que te sientas mucho mejor.

– El aceite esencial de ciprés mejora y ayuda a combatir la retención de líquidos. Masajea suavemente tus piernas con él. Recuerda utilizar un aceite portador como el de oliva o coco.

¡Comparte esta información para ayudar a más personas!