, ,

Esta sería la principal señal de alerta temprana del Alzheimer, según revela un estudio científico.

Reconocer una señal de alerta temprana del Alzheimer es importante para tomar los recaudos necesarios e intentar frenar la enfermedad. La demencia senil puede avanzar a pasos agigantados, afectando considerablemente la vida del paciente en poco tiempo.

El Alzheimer es un tipo de demencia senil que afecta a un gran número de adultos mayores. Es una progresiva enfermedad mental que provoca una degeneración en las células nerviosas cerebrales, originando una disminución en la masa. Se afectan las actividades cerebrales más básicas como la memoria, la orientación espacio-tiempo, existen daños a nivel intelectual y también en lo personal.

Existen algunos tratamientos que permiten detener el progreso de la enfermedad, aunque la pérdida de masa cerebral es prácticamente imposible de recuperar. Por esto, la importancia del diagnóstico temprano. Un reciente estudio afirma que la pérdida del olfato es la principal señal de alerta temprana del Alzheimer.

Lee también: “¡Importante! Descubre los 10 principales indicios de la enfermedad del Alzheimer”.

Estudio revela la señal de alerta temprana del Alzheimer.

Recientemente una investigación publicada en “JAMA Network”, una revista de la Asociación Médica Americana, determinó que aquellos adultos mayores con una disminución significativa en el sentido del olfato, eran más propensos a padecer de Alzheimer. Por esto se lo denominó “una señal de alerta temprana del Alzheimer”.

Según pudo estudiarse, el sentido del olfato podría ser un mapa que ayuda a estudiar el nivel del trabajo cerebral en cada persona. A través de él se podría conocer el deterioro cognitivo producido por la demencia senil y otras enfermedades mentales.

Lee también: “El nuevo test para saber si padeces Alzheimer o Parkinson”.

¿En qué consistía el estudio?

En un principio, se evaluaron a 1400 personas con una edad promedio de 79 años de edad y con un buen funcionamiento mental. Las pruebas de olfato consistían es raspar una superficie, oler e indicar la respuesta correcta entre cuatro opciones. Entre las sustancias se encontraban aromas de comestibles y de no comestibles: plátano, diluyentes de pintura, gasolina, cebolla y aguarrás.

Luego, se inició un periodo de seguimiento que duró 3 años y medio. Los resultados demostraron que 250 personas habían experimentado un deterioro cognitivo leve; es decir una etapa temprana de deterioro mental donde se ven afectados la memoria y el juicio. Finalmente, de esas 250, 64 personas padecieron de Alzheimer.

Lee también: “Cuida a tus nietos si deseas prevenir la demencia senil. ¡Los abuelos son siempre importantes!”.

Los resultados.

De esta manera, los científicos pudieron advertir que aquellas personas con peor puntuación en las pruebas de olfato eran 2.2 veces más propensos a desarrollar un deterioro cognitivo leve. Si bien no afectaría su día a día, podría ser una señal de alerta temprana del Alzheimer.

A su vez, también pudo demostrarse todo lo contrario: aquellas personas que mejoraban en su puntuación olfativa, también demostraban una mejora en su estado mental.

Rosebud Roberts, uno de los principales investigadores y profesor de neurología , cree que las pruebas de olfato podrían ser una herramienta de detección temprana para personas de edad avanzada. En primera instancia, una puntuación pobre indicaría un principio de deterioro cognitivo leve y se podrían realizar los tratamientos pertinentes.

Esto sucedería porque , al parecer, las enfermedades mentales afectarían en una primera instancia a aquella región del cerebro encargada de la sensibilidad olfativa.

Sin embargo, aclara el especialista, antes de realizar pruebas para detectar una señal de alerta temprana del Alzheimer, es necesario descartar problemas como sinusitis crónica y afecciones respiratorias.