, ,

Estas 7 señales indicarán si tienes demasiadas toxinas en el cuerpo.

Si te notas más fatigado que lo normal, tienes problemas digestivos o cefaleas recurrentes, puede que experimentes síntomas por tener demasiadas toxinas en el cuerpo. Existen algunas advertencias y señales de alerta a las cuales prestar especial atención.

Cotidianamente nos enfrentamos a síntomas que parecen inexplicables e inofensivos. Despertar con fuertes cefaleas, experimentar falta de energía, problemas digestivos y permanecer irritables no deberían ser situaciones comunes. Son alarmas que el organismo nos envía para mantenernos al tanto de nuestro estado de salud.

Muchos de nosotros las ignoramos e incluso sentimos alivio unas cuantas horas después, por lo que no se justifica una visita al doctor. Sin embargo es necesario saber que nuestro cuerpo trabaja sin descanso y si la causa original no se elimina, los síntomas vuelven.

Todo puede deberse a nuestro ritmo de vida y a un estilo demasiado tóxico, por lo que nuestro cuerpo necesita desintoxicarse y revitalizar las funciones. Hoy te contamos cuáles son las señales que notaremos si tenemos demasiadas toxinas en el cuerpo.

Lee también: “Envoltorios corporales para desintoxicar el cuerpo y adelgazar”.

7 señales de alerta al poseer demasiadas toxinas en el cuerpo.

1. Fatiga crónica.

No importa cuántas horas de sueño al día sumes, ni cuánto tiempo descanses, cuando posees demasiadas toxinas en el cuerpo experimentas una fatiga interminable. Esto sucede porque tu cuerpo está trabajando al doble de sus posibilidades y te está consumiendo demasiada energía. Deja de abusar del café, incluso puedes estar pasando por un desbalance hormonal importante.

2. Aumento de peso.

Aunque perder peso es una tarea difícil, sabemos que ejercitarse a diario y mantener una dieta baja en calorías es la solución. Si aún así notas que no puedes adelgazar, entonces el problema está en tus hormonas. Algunos alimentos o productos de cuidado personal pueden intoxicar el cuerpo. Necesitarás realizar una depuración completa y pasarte a productos y alimentos orgánicos.

3. Halitosis.

En numerosas ocasiones, el mal aliento se asocia a los problemas digestivos, cuando en realidad se debe a las toxinas que el hígado intenta eliminar. La halitosis que no se relaciona a una falta de higiene bucal, puede ser síntoma de demasiadas toxinas en el cuerpo.

4. Estreñimiento.

Los intestinos también acumulan una gran cantidad de toxinas, las cuales intentan eliminar a diario, a través de las heces. Cuando existe un cúmulo excesivo de éstas y no llevamos una dieta balanceada, puede que experimentemos estreñimiento. Para evitarlo, consume una gran cantidad de fibra y procura una correcta hidratación.

Lee también: “Realiza estos parches para eliminar toxinas peligrosas del cuerpo durante la noche. ¡Resultados sorprendentes!”

5. Dolor articular y muscular.

Un exceso de tóxicos puede acumularse en tus articulaciones y músculos ya que la sangre se encuentra envenenada con ellos y los riñones o el hígado no dan abasto.

6. Erupciones.

La piel es la primera en reaccionar ante demasiadas toxinas en el cuerpo. A través del acné, la sudoración excesiva, las erupciones cutáneas o los eczemas la piel intenta liberar aquello que intoxica el organismo, generalmente se debe a los alimentos que ingerimos. También puedes notar los ojos más hinchados y un poco de retención de líquido.

7. Sensibilidad a ciertos olores.

Si el cuerpo permanece intoxicado por algún químico, es posible que al olerlo en algún producto que lo contenga notemos algunas náuseas y mareos. Esa sensibilidad es una señal de alerta para eliminar los químicos de tu rutina de belleza, cuidado personal o limpieza.