Estas son las propiedades del aceite de argán, un producto que vale la pena utilizar.

El aceite de argán es conocido como “oro líquido” y se debe a los grandes beneficios de sus vitaminas, anti-oxidantes y ácidos grasos. El aceite proviene del extracto de las semillas que el árbol produce. Hay mucho para conocer sobre las beneficiosas propiedades del aceite de argán para nuestra piel y bienestar.

El argán es un árbol de tamaño pequeño con tronco espinoso. Es nativo de la región suroeste de Marruecos, una zona cálida y árida con un suelo muy gredoso o calizo. Tiene la capacidad de vivir en climas casi desérticos. El nombre científico es Argania Spinosa y según estudios arqueológicos se cree que los usos y propiedades del aceite de argán se remontan hace cientos de años.

El aceite de argán es un principio activo muy versátil. Se puede aplicar tanto sobre la cara, como en el cuerpo y el cabello. Cuando se utiliza con fines cosméticos se debe obtener mediante prensado en frío, y no se tuesta para que no pierda sus propiedades. A continuación veremos más en detalle las propiedades del aceite de argán.

Lee también: “¡Aliviar el dolor ciático nunca fue tan sencillo! Conoce los aceites que pueden ayudarte a conseguirlo”.

Propiedades del Aceite de Argán.

Cuidados del cuerpo y para uso cosmético:

  • CUIDADOS PARA EL CABELLO: en tratamientos capilares, la cosmética con aceite de argán  aporta brillo y fortaleza al cuero cabelludo, lo hidrata y como resultado obtendrás un cabello con el volumen perfecto.
  • PREVENCIÓN Y REDUCCIÓN DE ESTRÍAS: el aceite de argán también se usa en cosmética general. Una de las principales propiedades del aceite de argán es el poder para reducir notablemente las estrías. Las embarazadas aplican aceite de argán durante el embarazo para evitar su aparición.
  • ANTI-ENVEJECIMIENTO: la acción anti-oxidante de las vitaminas ayuda a restaurar el metabolismo natural, reduciendo las arrugas, mejorando el estado de la piel y conservándola suave y tersa.
  • HIDRATANTE: los ácidos grasos insaturados son los responsables de conservar la estructura celular para retener el agua. Entre las principales propiedades del aceite de argán encontramos al alto contenido de ácidos grasos que mantendrán una óptima hidratación de la piel.
  • FORTALECEDOR DE UÑAS: si consumes aceite de argán en tu dieta tanto como si lo usas sobre ellas, harás que se vean más largas y fortalecidas. Se ha demostrado que las uñas adquieren fortaleza y cierta flexibilidad por las propiedades del aceite de argán.
  • REGENERADOR DE LA PIEL: dentro de las propiedades del aceite de argán se encuentra el poder regenerador de las fibras de la piel. Por ello puede ser aplicado en cicatrices pequeñas, en marcas y manchas de la edad colaborando con su definitiva desaparición.
  • NUTRITIVO: la elevada presencia de vitaminas y anti-oxidantes como las vitaminas C y E, también conocida como tocoferol y otros nutrientes esenciales, cuidan las diferentes capas del cutis. Además como son anti-oxidantes, neutralizan los radicales libres y evitan su formación si te lo aplicas diariamente.

El aceite de argán de alta calidad tiene un color dorado y un aroma suave, apenas perceptible. Esto se debe a que no ha sido tostado, como en el caso de la dieta y a que el prensado se ha realizado lentamente y en frío para no aumentar la temperatura del proceso. De esta manera se mantienen intactas las propiedades del aceite de argán.

Lee también: “Mira como una onza de aceite de coco por día, ayuda a conseguir el peso deseado en muy poco tiempo”.

Usos medicinales:

  • HIPERTENSIÓN: se han observado que las personas que incorporaron aceite de argán a su dieta han comprobado los efectos para reducir la tensión arterial. Dentro de las propiedades del aceite de argán ésta es una de las más destacadas.
  • BENEFICIOS CARDIOVASCULARES: posee beneficios directos sobre el sistema cardiovascular debido a su alto contenido de ácidos grasos Omega 9 y anti-oxidantes naturales como polifenoles, carotenoides y tocoferoles.
  • QUEMADURAS: produce un efecto de alivio en las quemaduras superficiales de la piel, dado que una de las propiedades del aceite de argán es el efecto cicatrizante. Hidrata, nutre y suaviza las cicatrices.
  • ACNÉ: posee propiedades bactericidas y fungicidas que ayudan a combatir las bacterias causantes del acné. Además contiene fitosteroles que también ayudan a  mejorar la piel con acné.
  • ELIMINAR HONGOS: los hongos de la piel y las mucosas pueden ser tratados con este aceite. Estudios indican que por las propiedades del aceite de argán, su acción sobre la piel en caso de infecciones por hongos es muy efectiva.
  • CASPA: la caspa es un hongo, una de las propiedades del aceite de argán es la acción fungicida que contiene, contribuyendo así con la eliminación eficaz de la caspa.
  • COLESTEROL: estabiliza los niveles de colesterol en la sangre.
  • PREVENCION DEL CÁNCER: incluido en la dieta diaria es  un potente anti-canceroso natural, por su alto contenido de anti-oxidantes. Las propiedades del aceite de argán son preventivas pero no curativas.