Este es el Pegivirus Humano 2, un nuevo virus en la sangre similar a la Hepatitis C.

El Pegivirus humano 2 ha sido descubierto en personas sometidas a transfusiones de sangre y al parecer está presente en personas que han padecido hepatitis C. Los estudios recientes tratan de determinar su relación directa y si actúan en conjunto o no.

Las transfusiones de sangre salvan vidas y existen muchas personas que dependen de ellas para sobrevivir. No sólo después de un accidente se necesitan las transfusiones. Pacientes que padecen enfermedades crónicas dependen de una transfusión para sobrevivir. En todo el mundo se requieren donantes para mantener el banco de sangre en condiciones, ante posibles urgencias. La sangre donada es analizada y almacenada bajo exigentes procedimientos de higiene y seguridad.

Sin embargo, algunos virus pueden estar presentes en esa sangre y ser muy perjudiciales para el paciente. La hepatitis C es una de las enfermedades que se pueden contraer a través de la sangre mal analizada. Recientemente, se ha descubierto un nuevo virus denominado Pegivirus humano 2 que, aparentemente, está relacionado con la hepatitis C. Especislistas intentan determinar su accionar y las consecuencias para el organismo.

Los nuevos descubrimientos son una amenaza a las técnicas de transfusión y conservación de la sangre ya que se cree que el Pegivirus humano 2 es potencialmente mortal al igual que la hepatitis C.

Lee también: “Estos son los primeros síntomas de daño hepático que todo el mundo ignora”.

¿Qué se sabe del Pegivirus humano 2?

La empresa farmacéutica Abbott y la Universidad de California, en San Francisco fueron los encargados de publicar el nuevo hallazgo. Según los especialistas, se identificó al Pegivirus humano 2 (HPgV-2) en la sangre de pacientes que padecieron hepatitis C, por lo que su relación está comprobada.

En total, se pudieron determinar ocho cepas del virus, todas relacionadas a la hepatitis C; aunque aún no se ha podido determinar si es este virus el que la causa, actúan en conjunto o es una consecuencia de la enfermedad hepática.

“Se caracterizaron ocho genomas completos y cuatro parciales del Pegivirus humano 2. Este estudio proporciona nuevos horizontes en la evolución y diversidad de estos tipos de virus dentro de individuos infectados”, mencionó el Dr. Charles Chiu, profesor de la Universidad de California.

¿En qué consistió la investigación?

Todo comenzó cuando un paciente de 70 años que padecía hepatitis C murió en el año 2011 por fallo de múltiples órganos. El paciente en cuestión llevaba una vida de consumo de drogas y múltiples transfusiones de sangre para combatir la anemia de células falciformes. Una vez realizada la autopsia, se analizó la sangre del sujeto a través de una nueva técnica conocida como “secuenciación de próxima generación”. Un nuevo procedimiento desarrollado para buscar nuevos virus.

“Basamos nuestras conclusiones en la investigación realizada por los especialistas que utilizaron el maquillaje genético del virus para desarrollar una prueba molecular y detectarlo en la circulación sanguínea. También se realizó una prueba de anticuerpo para determinar una inmunorespuesta al virus. Nuestro próximo objetivo es estudiar y explorar si el Pegivirus humano 2 puede ser el causante de la hepatitis C y así trabajar con las bacterias de la sangre para salvaguardar los bancos de sangre de todo el mundo” dijo Juan Hackett, vicepresidente de la investigación en Abbott.