,

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando empiezas a consumir jugo de aloe vera

Desde el primer trago sus propiedades sanadoras empiezan a actuar en tu organismo

Aloe vera o sábila, es una planta muy conocida y popular en todo el mundo, especialmente por su efectividad en el tratamiento de heridas externas. Con el paso de los años sus usos han aumentado consiguiendo resultados extraordinarios cuando se consume.

Generalmente se toma el aloe vera en jugos, preparados con los cristales. Desde el primer trago todas sus propiedades empiezan a actuar dentro del organismo, brindándole grandes beneficios en los que ahondaremos un poco más para que tengas conocimiento en la materia.

Beneficios de tomar jugo de Aloe Vera

  • Mejora la circulación: ¿Y cómo lo hace? El aloe vera actúa dilatando los capilares y contribuye con el crecimiento celular, esto permite el buen funcionamiento de la circulación. Por lo que si padeces de problemas de circulación, es una gran alternativa tomar aloe vera. Pero primero visita el médico y consúltale.
  • Regula la presión arterial: El tomar aloe vera al menos una vez al día hace que la presión arterial se estabilice en sus valores normales.
  • Mejora la condición ósea y de articulaciones: En caso de fracturas, torceduras, y hasta inicios de enfermedades ligadas a las articulaciones, el jugo de aloe vera influye positivamente sobre su curación. Sirve como tratamiento preventivo para mantener huesos fuertes y articulaciones sanas bien lubricadas.
  • Sana úlceras y tejidos internos que hayan sufrido algún daño: Como lo hace sobre las heridas externas, el aloe vera en jugo es efectivo sanando aquellos tejidos en nuestro interior que hayan sufrido algún daño, y detiene las úlceras.
  • Fortalece el sistema inmunológico: El aloe vera dentro del organismo hace que sus cuantiosas propiedades potencien nuestro sistema inmunológico, teniendo mejores defensas para combatir virus y bacterias causantes de enfermedades.
  • Ayuda a tener una buena digestión: Haciendo que la flora bacteriana esté equilibrada y que la función intestinal sea correcta.
  • Alivia la acidez estomacal.
  • Contribuye a superar los problemas de estreñimiento: Se comercializan píldoras de aloe vera para ayudar a ir al baño, pero el jugo es mucho más efectivo. Va directamente a donde debe ir, y el cuerpo tiene que trabajar menos para obtener sus propiedades.
  • Regula el azúcar en la sangre.
  • Normaliza el peso: El jugo de aloe vera hace que se absorban mejor los nutrientes y se metabolice mejor las grasas.
  • Sirve para aliviar las sensaciones de ardor y picazón de la psoriasis.
  • Disminuye los niveles de LDL, también conocido como colesterol malo.
  • Combate la gingivitis y la periodontitis.
  • Produce sensación de bienestar y da energía para hacer las actividades del día.
  • Aporta calcio, sodio, hierro, magnesio, zinc, manganeso, cromo, cobre y potasio.
  • Contiene las siguientes vitaminas: A, B, C, trazas de B12 y ácido fólico.
  • Suministra 20 aminoácidos.
  • Es anti-inflamatorio natural.
  • Es un antibiótico natural.

Cómo preparar jugo de aloe vera

  • Empezando con una hoja de aloe vera, preferiblemente recién cortada, abrimos con un cuchillo el interior de la hoja, despegando la corteza de la pulpa gelatinosa en su interior.
  • Una vez obtenida la pulpa, abrimos el grifo y la lavamos hasta remover todo el líquido viscoso que la recubre.
  • Escurrimos la pulpa (también llamado cristal) por el lapso de 15 minutos.
  • Picamos el cristal de aloe vera en pedazos más pequeños.
  • Agregamos en la licuadora hasta que se haya convertido en jugo.
  • Tomamos.

Se recomienda beber a diario dosis de 50 a 100 mililitros de jugo de aloe vera, en ayuno.