Esto le sucede a tu cuerpo cuando cambias por la comida orgánica.

Actualmente, la mayoría de nosotros reconocemos lo positivo de consumir alimentos orgánicos y lo beneficioso que puede resultar para nuestra salud. Sin embargo, quizás no podemos dimensionar cuán perjudicial puede ser para nuestra salud la ingesta de alimentos comunes, aquellos más vendidos en los mercados.

Más allá de que signifique un cambio radical, consumir sólo comida orgánica resulta algo más costoso y no todos tienen las posibilidades de adquirirla. También existe la opción de cultivar nuestros propios alimentos, aunque se necesite de un gran jardín para hacerlo. La realidad es que, con excusas o sin ellas, necesitamos comenzar a consumir alimentos de mejor calidad.

Lee también: “20 recetas alcalinas para incluir en tu dieta”

Los aditivos químicos, plaguicidas, fertilizantes y demás sustancias tóxicas han colonizado nuestro cuerpo. Es necesario poder desintoxicarnos y recuperar nuestra calidad de vida y un estado de salud óptimo. Hoy te contamos cómo cambia tu organismo cuando tomas la sabia decisión de ingerir sólo alimentos orgánicos.

Esta familia tiene algo para mostrarte.

Una cadena de supermercados de Suecia, llamada Coop, desafío a toda una familia a ingerir sólo alimentos orgánicos y someterse a pruebas de sangre para controlar el estado de su salud. Durante dos semanas, todos los integrantes de esta familia prepararon sus comidas con ingredientes orgánicos y fueron monitoreados por el Instituto de Investigación Ambiental de Suecia. El objetivo era conocer a ciencia cierta si el consumo de alimentos orgánicos repercutía positivamente en la salud, como tanto se habla ahora.

¿Quieres conocer los resultados? ¡Mira este video!

Lee también: “Los alimentos anticancerígenos más efectivos que existen”

Otros estudios lo avalan.

Esta no fue la única experimentación al respecto. Otra investigación llevada a cabo por el Instituto Real de Tecnología de Melbourne, Australia y publicado en la revista Environmental Research; ha encontrado que una dieta en base a alimentos orgánicos, reduce en una semana el 90% de los plaguicidas en sangre de una persona adulta promedio.

Pensemos a largo plazo.

El video muestra claramente cómo estamos contaminados por múltiples productos químicos que van deteriorando nuestro organismo. Ciertamente, hay mucho en juego para ganar o para perder. Quizás es hora de ahorrar un poco al mes e invertir en alimentos de mejor calidad. Aunque no puedas consumir un 100% de comida orgánica, lo poco que consumas ya resultará beneficioso. Ten presente que, a largo plazo, quizás los tratamientos de salud a los que debas someterte resultarán mucho más costosos que las frutas de esta semana.

Vivimos en un mundo manejado por el mercado, donde el objetivo es abaratar costos y ganar más. Las grandes industrias agropecuarias conocen de esto, llenando nuestras comidas de hormonas y productos químicos. Por otro lado, los alimentos altamente procesados son conocidos por su nulo valor nutricional y bajo costo. Así, estamos conociendo una generación de niños obesos, diabéticos o enfermos crónicos de otras patologías. Mientras, los precios de los alimentos orgánicos se mantienen en sus rangos más elevados.

Cuanto más seamos los que exigimos un mercado de alimentos orgánicos, más cerca estamos de convertir ese hábito en una norma, donde ese tipo de comidas sea la única opción. En un mundo regido por la alimentación orgánica, las industrias buscarían la forma de producir productos de manera más eficiente sin contaminarlos, ni alterarlos.