,

Esto son Los mejores alimentos fermentados para tus intestinos!

Se denomina flora intestinal al conjunto de más de 100 millones de bacterias, pertenecientes a 1000 especies diferentes, que viven en nuestros intestinos de forma natural. La flora intestinal también recibe el nombre de microbiota. Se alojan allí luego de nuestro nacimiento, durante la primera infancia pero puede variar su composición a lo largo de los años debido a la alimentación, hábitos, lugares geográficos, etc.

Lee también:Comer esto puede causarle hoyos a su intestino

El objetivo de estos microorganismos es cuidar la salud del cuerpo, evitando que los agentes patógenos se instalen allí. También tienen un papel importante en la producción y absorción de vitaminas como las del complejo B y la vitamina K. Finalmente, son los encargados de descomponer el alimento para que el cuerpo pueda utilizarlo como energía.

Algunas situaciones cooperan en la disminución de la microbiota, produciendo grandes alteraciones y dando origen a múltiples enfermedades. Algunas de estas situaciones más comunes son:

  • Infecciones.
  • Diarreas severas.
  • Una mala alimentación prolongada, basada en productos altamente procesados y refinados.
  • El consumo frecuente de antibióticos.
  • Padecer el Síndrome del colon irritable.
  • Estrés.

Teniendo en cuenta el papel fundamental que la flora bacteriana tiene en nuestra salud general, es muy importante regenerarla y ayudar a que funcione correctamente. Para mantener un correcto estado de las funciones estomacales, eliminar correctamente las toxinas, evitar que bacterias dañinas se alojen en el intestino, depurar correctamente el cuerpo, prevenir el Síndrome del intestino permeable, descomponer correctamente los alimentos y transportar nutrientes correctamente; es necesario consumir alimentos fermentados capaces de estabilizar el estado de la flora intestinal.

Por esto, hoy te contamos los cuatro alimentos más regeneradores, e importantes, que no pueden faltar en tu alimentación cotidiana. ¡Inclúyelos ya mismo a tu dieta habitual!

4 alimentos regeneradores de flora intestinal.

Lee también: “¡Atención! 5 señales que tienes un intestino permeable

Fernanda Zimmernman, nutrióloga del Instituto Nacional de Salud y Nutrición Kellogg’s, nos comenta cuáles son los mejores cuatro alimentos para regenerar la flora intestinal, ayudando al desarrollo de bacterias.

1.Lácteos: Los lácteos fermentados como el yogur, el requesón y jocoque poseen bacterias que ayudan a la fermentación del alimento y son muy beneficiosas para nuestros intestinos. Los microorganismos vivos que poseen estos alimentos se denominan probióticos y fortalecen la salud gastrointestinal.

2.Probióticos orientales: Las fusiones culturales y gastronómicas nos permiten disfrutar de alimentos muy beneficiosos para la salud digestiva como el kéfir, la sopa de miso, el chukrut, alcachofas de Jerusalén, tempeh y micro algas, como la espirulina. Los nutrientes que estos alimentos poseen, son absorbidos rápidamente por el estómago y ayudan a regenerar la mucosa que lo recubre.

3.Alimentos prebióticos: Las fibras prebióticas funcionan como alimento a las bacterias del intestino. Este alimento es selectivo ya que sólo beneficia a las bacterias “buenas” promoviendo su desarrollo, crecimiento y correcta funcionalidad. Las podemos encontrar naturalmente en las verduras, frutas y legumbres. Las que más la contienen son: durazno, fresa, tuna, chayote, ejote, calabaza, etc.
Puedes encontrar fibras prebióticas en suplementos y agregarla a los alimentos que carecen de fibra.

4.Alimentos fortificados: La industria alimenticia ha desarrollado numerosos alimentos fortificados, especialmente indicados para regenerar la flora intestinal. Los más conocidos son los lácteos fortificados, cereales con probióticos y harinas adicionadas con prebióticos.

Recuerda que cuidar tu flora intestinal te ayuda a prevenir graves enfermedades como el cáncer de colon, enfermedades autoinmunes y hasta problemas cardíacos. También te ayudará en el tratamiento de hemorroides, diarreas o estreñimiento. Mantén una dieta balanceada, disminuye el consumo de grasas saturadas y realiza actividad física.