, ,

Estos 10 problemas de salud experimentará tu cuerpo por comer demasiado azúcar.

Uno de los mayores problemas al comer demasiado azúcar es la acidificación del organismo, lo que lo vuelve más vulnerable a contraer todo tipo de enfermedades. Además, este producto tan nocivo para el cuerpo es altamente adictivo ya que estimula los centros de placer del cerebro.

La alimentación actual ha deteriorado notablemente nuestro estado de salud. Además de las grasas, los productos refinados son otros grandes enemigos de nuestro cuerpo. No sólo fomentan el sobrepeso y la obesidad, también se desaconsejan por su poco, casi nulo, aporte nutricional.

Los azúcares refinados son uno de los ingredientes más utilizados en todo el mundo, uno de los primeros consumidos por nuestros niños occidentales durante la ablactación. Nuestro cuerpo puede ingerir azúcares de alimentos naturales, por lo que los procesados no brindan ningún tipo de beneficio.

En esta oportunidad te contamos cuáles son los 10 principales problemas de salud que experimentarás por comer demasiado azúcar. Intenta evitar al máximo los productos procesados y bríndaselos a tus pequeños sólo como excepciones en casos muy especiales.

Lee también: “¿Sabes por qué los abuelos utilizan sal y azúcar para combatir la diarrea?”

10 problemas de salud por comer demasiado azúcar.

comer demasiado azúcar

1. Diabetes.

Sabemos que uno de los principales problemas de salud por comer demasiado azúcar es la diabetes tipo 2. Contener una gran cantidad de azúcar en nuestra dieta cotidiana puede hacernos propensos a padecer esta enfermedad crónica o a ser diagnosticados como “pre-diabéticos” lo que requerirá de cuidados y plan alimenticio especial, para siempre.

2. Sobrepeso.

Nuestro organismo necesita glucosa para sobrevivir y ayudar a las células a cumplir numerosas funciones vitales. Sin embargo, el cuerpo requiere de cierta cantidad específica. Cuando esa cantidad es colmada, el azúcar se almacena en el cuerpo en forma de grasa.

Por este motivo es que se habla que uno de los principales factores que promueven el sobrepeso y la obesidad es el azúcar. A su vez, las personas con obesidad también son propensas a un gran número de enfermedades.

3. Caries.

El azúcar corroe el esmalte dental, se aloja en los rincones de la boca y alimenta las caries perforando nuestras muelas y dientes. Comer demasiado azúcar facilita la aparición de caries y desmejora considerablemente nuestra salud bucal.

4. Enfermedades de corazón.

Una investigación realizada por la Universidad Case Western Reserve demostró que una dieta alta en sacarosa (la que está presente en los azúcares refinados) vuelve a la persona más propensa de contraer una enfermedad coronaria, en comparación a la fructuosa presente en las frutas y vegetales.

5. Presión arterial elevada.

Todos creemos que si eliminamos el sodio de nuestra dieta, nuestra presión arterial se normalizará. Sin embargo, la Universidad de Colorado presentó en 2010 un informe donde se comprobaba una relación real y directa entre hipertensión y niveles elevados de azúcar en sangre.

6. Ansiedad.

El azúcar también afectará tus estados emocionales. Por un lado, la adicción a los carbohidratos despertará en ti un estado de ansiedad o nerviosismo que sólo podrá calmarse consumiendo azúcar.

Por otro lado, el descenso abrupto de los niveles de azúcar en sangre, luego de comer demasiado azúcar, pueden ir acompañados de depresión o sensación de vacío. Esto es sólo una respuesta hormonal y física que tiene el cuerpo para adaptarse a los nuevos valores en sangre.

7. Problemas en la piel.

El azúcar es un alimento inflamatorio por lo que notarás que tu cuerpo está mucho más hinchado y pesado. Advertirás que tu piel será la primera afectada. Además, si el cuerpo se considera intoxicado por el azúcar intentará desprenderse de ella por todos los medios, los poros de la piel incluidos.

Luego de comer demasiado azúcar puedes experimentar acné, rosácea, eczemas o tu piel puede cambiar y volverse más grasosa o reseca. En algunos casos, el azúcar provoca fatiga adrenal y es el origen de las bolsas u ojeras (entre muchos otros síntomas).

8. Antojos.

La adicción al azúcar provoca antojos a lo largo del día, deseo casi incontrolable de “comer algo dulce”. Esto deriva en que comas más azúcar, haciendo una cadena de antojos sin fin.

9. Resfriados.

Comer demasiado azúcar provoca una intoxicación del organismo. Ésta, a su vez, provoca debilidad en el sistema inmunológico y una baja en la cantidad de defensas del cuerpo. Las primeras afectadas son las vías respiratorias superiores por lo que enfermedades comunes como la gripe o el resfriado se harán frecuentes en tu vida.

10. Fatiga.

Aunque hayas escuchado que el azúcar alimenta y agiliza el cerebro, debes saber que comer demasiado azúcar produce un pico elevado de energía, proveniente del carbohidrato. Sin embargo luego, el descenso es sumamente abrupto y el cuerpo responde sintiéndose cansado o débil.