Estos son las 3 señales de cáncer uterino que no deberías ignorar jamás.

Estar alertas a las señales de cáncer uterino nos permite una detección temprana y un tratamiento a tiempo. Nunca dudes en consultar con un especialista ante cualquier duda y mantén tus chequeos al día.

El cáncer de útero es una de las enfermedades más comunes en las mujeres mayores de 50 años. Sólo en Estados Unidos, esta enfermedad provoca la muerte de 4.000 mujeres al año. Sin embargo, aunque los números son alarmantes, desde que el estudio denominado Papanicolaou forma parte de los chequeos de rutina, los casos han disminuido considerablemente y se previenen muchas más enfermedades.

Este procedimiento, aunque algo incómodo, resulta indoloro y sumamente eficiente a la hora de detectar cambios en el cuello uterino (incluso antes de desarrollarse un cáncer). El Papanicolaou es uno de los métodos más eficaces a la hora de detectar enfermedades en sus fases tempranas. Incluso el mismo cáncer uterino si es detectado temprano, puede ser tratado adecuadamente durante su etapa más curable y la persona puede salvar su vida.

Si mantienes tus estudios al día, también debes tener en cuenta otras señales de cáncer uterino que podrías estar experimentando en este momento. Nunca dudes en consultar si estas señales de cáncer uterino te son familiares.

3 señales de cáncer uterino que jamás deberías ignorar.

Hacemos hincapié en la importancia de mantener nuestros estudios al día porque este cáncer, como muchos otros tipos de cánceres, no muestran signos de alerta durante las primeras fases. Sólo un Papanicolaou es capaz de diagnosticar a tiempo esta enfermedad. Las señales de cáncer uterino suelen aparecer cuando las células cancerígenas se han diseminado y proliferado hacia otros tejidos.

Lee también: “Cáncer de cuello uterino: tenga en cuenta estas señales de advertencia”.

Estas son las 3 señales de cáncer uterino que debes atender de forma inmediata:

1. Sangrado vaginal.

Generalmente, cualquier tipo de sangrado anormal fuera de los días menstruales, es un signo de alerta que requiere atención médica especializada. Si sangras después de mantener relaciones, al realizarte alguna ducha vaginal, mientras te realizan un examen pélvico, durante una ecografía transvaginal, en etapa menopáusica o fuera de la fecha menstrual; son señales de cáncer uterino.

2. Flujo vaginal.

El flujo vaginal advierte sobre el estado general del sistema reproductor, por lo que tenemos que estar siempre atentas a él. Estas señales de cáncer uterino también pueden indicar una displacía cervical. El flujo puede:

  • contener algunas gotas de sangre.
  • puede aparecer en etapa menopáusica.
  • ser de color pálido y acuoso.
  • marrón, pardo y maloliente.
Lee también: “Nuevas investigaciones acerca del cáncer: la inmunoterapia sería más eficaz que la quimio”.

3. Dolor durante el sexo.

Cualquier tipo de molestia anormal, dolor o ardor durante las relaciones sexuales, requieren de un análisis inmediato por parte de un médico. Si a esto le sumas presencia de sangre, pueden tratarse de señales de cáncer uterino.

Otros síntomas cuando la enfermedad está más avanzada:

Los síntomas más graves puedes aparecer cuando el cáncer de cuello uterino ha avanzado lo suficiente para comprometer la salud del paciente. Los síntomas que avisan sobre un avance en la enfermedad son:

  • agotamiento y fatiga constante.
  • estreñimiento.
  • inapetencia.
  • presencia de sangre en la orina.
  • hinchazón anormal en una pierna.
  • pérdida de peso.
  • problemas intestinales y de vejiga.
  • dolores óseos.
  • problemas para retener la orina.
  • dolor punzante en un lateral de la espalda o en la parte trasera, provocado por una inflamación renal.

Como muchos de estos síntomas pueden ser causados por otro tipo de afecciones, como una infección urinaria o cálculos renales, es recomendable no automedicarse y consultar con un especialista.