Estos son los 8 trastornos más comunes en el cabello y qué significan.

Al igual que otras partes del cuerpo, nuestro cabello puede sufrir algunos trastornos como señal de problemas de salud más serios. Nuestra melena sufre diferentes cambios a lo largo del año, algunos son consecuencia de la exposición al ambiente y otros por enfermedades internas. ¿Sabes todo lo que el cabello es capaz de expresar?

Así como estamos pendientes del largo, color y volumen, es muy importante también advertir aquellos síntomas que intentan “decir” otra cosa. Del mismos modo, es necesario diferenciar una caída de cabello normal de aquella que advierte un problema mayor. Para ayudar a conocer el cuerpo, hoy les contamos cuáles son los 8 trastornos de cabello más comunes y qué significados tienen. A partir de ahora sabrás cuándo no preocuparte y cuándo visitar a un especialista que te recomiende un tratamiento cuanto antes.

Los 8 trastornos más comunes del cabello.

1. Pelo canoso repentinamente.

A este problema se lo denomina comúnmente como el “síndrome de María Antonieta”. Cuenta la leyenda que, la noche anterior a ser decapitada, el cabello de María Antonieta se volvió completamente blanco. A partir de esta historia de la reina de Francia del siglo XVIII, es que este síndrome se hizo conocido.

Se trata de un trastorno capaz de transformar gradualmente el color del cabello hasta convertirlo en un color ceniza. Esto puede suceder a lo largo de algunas semanas y los resultados no son reversibles. Se debe principalmente a los altos niveles de estrés (estrés oxidativo) que dañan las células que producen los pigmentos, según lo explicado por el dermatólogo Paradi Mirmirani del departamento de dermatología de The Permanente Medical Group en Vallejo, California.

Ten presente que no se trata de la aparición de algunas canas esporádicas. Estamos hablando de un problema que vuelve tu pelo blanco en cuestión de semanas y por mechones abundantes. Si notas esto es muy necesario que trates de descansar y desconectar tu cuerpo de todo aquello que esté provocando un gran estrés en tu vida. Hazlo por el bien general de tu salud.

2. Pelo quebradizo.

El pelo quebradizo en demasía puede deberse a un exceso de cortisol. Este es uno de los síntomas del Síndrome de Cushing, una enfermedad poco común que sólo requiere de un ajuste a partir de medicamentos. La glándula adrenal presenta una sobreproducción de cortisol que puede ser ajustada con algunos remedios, aunque en casos más severos se necesita de una cirugía o un tratamiento de radioterapia.

3. Pelo reseco y delgado.

Aunque también puede presentarse como reseco y grueso, esta es una clara señal de problemas en la glándula tiroides. Especialmente el hipotiroidismo puede cambiar notablemente la apariencia del cabello en muy poco tiempo y aumentar la caída del mismo.

Para determinar esto, deberás realizarte un simple análisis de sangre donde examinarán la hormona estimulante TSH. Otros síntomas que puedes experimentar en intolerancia al frío, dolores articulares, fatiga, inflamación en la cara y cuello, y aumento de peso.

Lee también: “Té milagroso para eliminar problemas de tiroides sin tomar pastillas”

4. Caída abundante de cabello.

La caída abundante del cabello puede deberse a un déficit de hierro o anemia. Las personas vegetarianas que no llevan una dieta cuidada y las mujeres que menstrúan en abundancia son más propensos a padecer este trastorno. Podrás advertir mayor caída del cabello durante la ducha o al despertar sobre tu almohada. Mejora tu alimentación y realízate algunos exámenes médicos, si este problema no mejora, para seguir el tratamiento adecuado.

Lee también: “Remedio natural con albahaca para tratar la alopecia”

5. Cabello demasiado delgado.

Consumir una cantidad adecuada de proteínas ayuda a la formación de cabello fuerte y sano. Ingerir pocas proteínas puede desencadenar un adelgazamiento del cabello y aumentar la caída. Aquellas personas que padecen problemas gastrointestinales o tienen dificultades para digerir algún tipo de proteína son más propensas a sufrir este trastorno.

6. Cuero cabelludo descamado.

El cuero cabelludo que presenta desprendimiento de copos blancos o amarillentos, se denomina dermatitis seborreica y se lo conoce comúnmente como caspa. Las escamas se desprenden con facilidad, pueden ser de forma grasosa o seca y esta enfermedad llega a extenderse hasta las cejas. La caspa es producida por un microorganismo que acelera el recambio celular o por una respuesta inflamatoria del cuerpo.

7. Cabello dañado.

Se considera que el cabello está dañado cuando las puntas están divididas o abiertas, decoloradas, el cabello sin fuerza, sin movimiento, reseco. Cuando el cabello presenta estas condiciones todas juntas, se trata de un cabello que necesita menos tratamientos. El exceso de tintes, planchados, alisados químicos, productos demasiado fuertes o nocivos están deteriorando la salud de tu cabellera. En este caso, tu pelo intenta “decirte” que le permitas descansar. Puedes intentar con soluciones naturales para liberarlo de los químicos.

Lee también: “7 productos capilares libres de parabenos, fragancias sintéticas y productos químicos”

8. Caída de mechones de pelo.

Uno de los síntomas de la diabetes es la pérdida de mechones de cabello, especialmente en mujeres. Otros síntomas que lo pueden acompañar es un pelo débil, fino y un cuero cabelludo reseco con caspa.