, ,

Estos son los mitos y verdades del kinesio taping, un tratamiento muy de moda actualmente.

El kinesio taping es un tratamiento fisioterapéutico utilizado por los profesionales para sanar, principalmente, lesiones musculares y articulares. Si bien es una excelente herramienta de trabajo, es importante que sea supervisada por especialistas ya que los resultados no son mágicos, ni inmediatos.

Si has tenido que hacer algún tipo de rehabilitación en fisioterapia, probablemente te han colocado, o has visto, unas coloridas bandas adhesivas como parte del tratamiento. Esas cintas de colores se denominan kinesio taping o vendaje neuromuscular.

Los vendajes, estratégicamente colocados, brindan soporte, estabilidad y permiten la curación natural del cuerpo. Actualmente, se han vuelto muy famosas. ¿Por qué? Porque es un tratamiento que permite la curación sin restringir el movimiento, algo sumamente beneficioso para el paciente.

¿En qué consiste el método?

Las cintas son elásticas y ayudan a tensionar el área lesionada. Una vez colocadas, la piel se tensa y se separa del músculo. Esta separación permite que las toxinas y líquidos inflamatorios producidos por la lesión, drenen de manera más fácil y la recuperación sea más rápida.

Lee también: “Conoce todo sobre los esguinces de tobillo, cómo tratarlos y recuperarte en poco tiempo”.

Algunos mitos y verdades acerca del kinesio taping.

  • “Cualquiera puede colocar una banda de kinesio taping”.

Mito. Para colocar las cintas es necesario tener conocimientos especializados en anatomía: dónde se ubican los músculos, forma, acción, tamaño e inserción. Por esto, sólo las personas con formación académica médica son las únicas habilitadas a colocarlas. Además, los médicos deberán realizar cursos y titulación para llevar a cabo este método.

  • “Un tutorial en Internet me sirve para colocarlas yo mismo”.

Mito. Los tutoriales en Internet nos sirven para muchas cosas de la vida cotidiana, sin embargo el kinesio taping necesita mucho más conocimiento para ser colocado correctamente. Dirígete a un profesional titulado si necesitas supervisión.

  • “Sólo utilizo cintas con formas bonitas”.

Las cintas están confeccionadas de diferentes formas y tamaños, diseñadas para una función y músculos específicos. El profesional hará un análisis general y chequeo para determinar qué forma de banda será necesaria. Además, podrá decidir qué tipo y nivel de tensión será aplicado en cada caso.

  • “Los resultados dependen del color”.

Mito. Los colores con los que se han elaborado las bandas están basados en la cromoterapia. Es decir que la colorida gama de colores elegidos deberían influir positivamente en la persona para mejorar su estado de ánimo. En un paciente con mejor ánimo la curación es más fácil, sin embargo cada color no proporciona ninguna influencia específica sobre la zona a tratar. Los vendajes tienen todos las mismas características físicas, independientemente de su color.

  • “El tratamiento con kinesio taping es mágico”.

Mito. Los resultados del tratamiento con kinesio taping no son mágicos, ni está asegurada la absoluta recuperación. Es sólo una herramienta. También será necesario un diagnóstico correcto, un profesional serio, una correcta colocación y el adecuado cuidado del paciente.

Por ejemplo, ante un esguince, el profesional aplicará frío, técnicas de bombeo y finalmente la aplicación de bandas con la tensión correcta según el grado de la lesión. Es decir, se utilizaron diferentes métodos y se necesitó de un diagnóstico certero.