, ,

Estos son los signos de alerta temprana de la diabetes que quizás desconozcas.

La alerta temprana de la diabetes nos permite comenzar un tratamiento adecuado desde un comienzo, prevenir complicaciones y cuidar nuestra alimentación a tiempo. El cuerpo nos da avisos y llamados a los cuales debemos responder inmediatamente para preservar la salud.

Conocemos mucho respecto a la diabetes, las campañas de prevención han logrado mantenernos informados. Sabemos que es una enfermedad que se manifiesta por un aumento en los niveles de azúcar en sangre, existe una resistencia o una falta de producción de insulina para regularla y que una buena alimentación y ejercicios son esenciales a la hora del tratamiento. Además, algunos de sus síntomas son micción frecuente, problemas de cicatrización de la piel, problemas en la visión, sed excesiva, entre otras.

Si bien existen muchos detalles que sí conocemos, existen otros signos de alerta temprana de la diabetes que muchas veces no son informados por tratarse de casos menores. Son síntomas menos frecuentes, o que pasan desapercibidos, pero advierten que algo no está bien en el cuerpo. Muchas de estas señales de alerta temprana de la diabetes incluso podrían ayudarte a prevenir una condición crónica, mejorar tus hábitos alimenticios y evitar un diagnóstico de por vida.

Lee también: “Descubre este agua milagrosa… ¡Una cura natural para la diabetes!”

Síntomas de alerta temprana de la diabetes.

Cambios en la audición.

A medida que envejecemos, sabemos que la audición puede verse afectada y disminuir conforme pasan los años. Normalmente culpamos a los “años” cuando nuestra capacidad auditiva se ve desmejorada. Sin embargo, la diabetes también puede provocar esta condición.

Según una investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, la pérdida de audición es un signo de prediabetes. Se considera una prediabetes cuando los niveles de azúcar en sangre permanecen más altos que lo normal, pero ligeramente más bajos que lo que se consideraría una diabetes. Según los investigadores, los pacientes con niveles elevados de glucosa, sin ser diabéticos, experimentan una pérdida del 30% de la audición. Estos signos de alerta temprana de la diabetes se desarrollan cuando los vasos sanguíneos y los nervios del oído se dañan producto de los niveles de azúcar.

Mejoras en la visión.

Aunque sabemos que la diabetes afecta directamente en la visión del paciente, algunos signos de alerta temprana de la diabetes demuestran todo lo contrario. Si últimamente notas que ya no necesitas las gafas para leer el periódico, deberías consultar con un especialista de manera urgente.

En algunos casos, los pacientes con prediabetes experimentan una sustancial mejora en la capacidad visual. Esto se debe a que la diabetes modifica los niveles de líquidos en el cuerpo, lo que puede favorecer “momentáneamente” la visión. Un buen día puedes despertar con buena visión, mientras que al otro día eso desaparecerá. Cualquier cambio abrupto (bueno o malo) que experimentes al observar, infórmalo a tu médico de cabecera.

Lee también: “Hierbas y remedios naturales para tratar la diabetes”.

Problemas en la salud cutánea.

Con los años, sabemos que la piel envejece, se arruga, se vuelve más débil y hasta puede mancharse. Sin embargo, ante la presencia de parches oscuros (similares a manchas de suciedad) en el cuello, codos o nudillos; debes realizarte una prueba de control de azúcar.

Estas manchas se denominan acantosis nigrican y son un signo de alerta temprana de la diabetes, característico en personas que ya padecen la enfermedad y también padecen de sobrepeso. Los altos niveles de azúcar en sangre se relacionan con la producción de melanina (pigmentos de la piel) la cual se acumula en las zonas mencionadas. Muchas veces, sólo con bajar de peso, esta condición se elimina por completo.

Comezón en todo el cuerpo.

Como la diabetes afecta a la circulación sanguínea, la piel puede volverse más seca y con algunas escamas. Esta condición desarrolla picazón y es difícil calmarlo. Si las cremas hidratantes no ayudan a mejorar las escamas, consulta con un especialista para que te ayude a regular el azúcar y así mejorar la circulación.

Si bien muchos de estos signos de alerta temprana de la diabetes no resultan un diagnóstico definitivo de diabetes, pueden ser síntomas de que la enfermedad está en camino. Más allá de las señales, conoce siempre tus niveles de azúcar y previene esta condición crónica.