,

¡Estos tratamientos con papel aluminio te ayudarán a estar mucho más saludable!

¿Conoces los tratamientos con papel aluminio? ¿Sabías que puedes utilizarlo para muchas más cosas fuera de la cocina? Hoy te ayudaremos a aliviar gripes, dolores, inflamaciones, ojeras y quemaduras.

Aunque muchas personas no lo saben, el papel aluminio puede ayudar a tratar enfermedades y diversas dolencias. Más allá de los usos gastronómicos, este material puede ser de gran ayuda para pacientes con reuma, quemaduras y bolsas de los ojos. Curanderos de todo el mundo lo utilizan a menudo como una técnica tradicional capaz de curar y beneficiar el cuerpo humano.

Se cree que los tratamientos con papel aluminio son eficaces para:

  • aliviar dolores articulares de espalda, cuello, brazos y piernas.
  • tratar los dolores musculares.
  • interrumpir los procesos inflamatorios.
  • ayudar en la cicatrización de la piel.
  • curar quemaduras leves.

1. Tratamientos con papel aluminio para aliviar dolores musculares y articulares:

Dentro de la medicina natural se utiliza este método para aliviar eficazmente todos los dolores musculares, dolores en cualquier articulación, para tratar la ciática, aliviar síntomas de artritis reumatoide, gota o fascitis plantar.

¿Cómo lo realizo?

  • Envuelve la zona afectada con papel aluminio y fíjalo con unos vendajes.
  • Para mantener la zona caliente, utiliza la parte brillante en el interior, directamente sobre la piel; mientras que la cara mate del papel queda hacia el exterior.
  • Si el dolor afecta los dedos de manos o pies, muñecas, rodillas o codos, puedes envolverlos también.
  • Deja actuar durante todo el día o durante toda la noche.
  • Repite esto durante 12 días a diario, luego descansa una semana. Después puedes volver a realizarlo si el dolor vuelve.

2. Tratamientos con papel aluminio para aliviar síntomas gripales y la hipotermia.

Con este material puedes tratar la pérdida involuntaria del calor corporal y los síntomas gripales, sin tomar analgésicos. En un par de días sentirás un gran alivio a síntomas como resfríos, irritación de garganta, congestión, inflamación de mucosas, etc.

¿Cómo lo realizo?

  • Envuelve ambos pies con 5 capas de papel aluminio. Coloca algodón entre capa y capa (o papel). Recuerda utilizar la parte brillante en el interior para mantener el calor.
  • Mantén los pies envueltos durante una hora. Quita la envoltura.
  • Después de dos horas, repite nuevamente el procedimiento para cubrirlos.
  • Espera una hora con los pies cubiertos. Quítalo.
  • Descansa dos y envuelve por tercera vez.
  • Repetir por 7 días seguidos y la gripe desaparecerá. Para tratar la hipotermia, repite por 3 días y el cuerpo retomará su temperatura corporal normal.

3. Tratamientos con papel aluminio para curar quemaduras.

Funciona para tratar quemaduras leves causadas por el fuego, agua caliente, aceite o vapor.

¿Cómo lo realizo?

  • Coloca la zona afectada debajo de un chorro de agua fría. Mantenla allí por unos minutos.
  • Al tratarse de quemaduras leves, la piel no debe estar dañada por lo que podrás secarla con un paño suave, limpio.
  • Coloca una crema cicatrizante sobre el área y cúbrela con una gasa esterilizada.
  • Envuelve con una capa de papel aluminio. Utiliza la parte mate en el interior y la brillante hacia afuera.
  • Vuelve a colocar la zona debajo del agua fría para que pierda temperatura (sólo que ahora está cubierta y no debiera mojarse). Unos minutos después retírala.
  • Quita los vendajes cuando el dolor haya desaparecido.

4. Tratamientos con papel aluminio para eliminar bolsas, ojeras y rastros de cansancio.

Este tip de belleza es muy utilizado y recomendado por numerosos esteticistas de todo el mundo. Con estos tratamientos con papel aluminio podrás refrescar y revitalizar el rostro.

¿Cómo lo realizo?

  • Corta unas tiras de papel aluminio y colócalas en la nevera, durante un par de horas.
  • Luego, aplícalas sobre la zona a tratar: debajo de los ojos, sobre los párpados, mejillas, entrecejo, etc.
  • Deja actuar por unos cuantos minutos hasta que notes la zona más deshinchada.