, ,

Evita estos 7 alimentos para aliviar los dolores de cabeza.

Si padeces dolores de cabeza frecuentes, sabes que es un malestar que te acompaña a donde vayas, que llega sin aviso y que suele ser difícil de disimular. La toma constante de analgésicos puede llevarte a más dolores de cabeza y, casi siempre, el dolor vuelve una vez pasado el efecto. Por este motivo, muchas de las personas que sufren de migrañas, aprenden a vivir con ellas y poseen un umbral de dolor muy elevado.

Lee también: “¡Te contamos la diferencia entre migraña y cefalea emocional!”

Más allá de si son migrañas o cefaleas tensionales, existen algunos factores que facilitan su aparición. Hemos visto que algunos hábitos suelen ser determinantes, pero ¿sabías que tu alimentación también tiene un papel fundamental? Cuidar algunos alimentos que ingerimos, puede ayudar a disminuir la aparición de estos dolores tan invalidantes y molestos. Continúa leyendo y descubre cómo prevenir tus cefaleas.

Lee también: “Estos hábitos comunes son los que, en realidad, te causan dolor de cabeza”

Alimentos que favorecen los dolores de cabeza.

La mejor manera de prevenir tus dolores de cabeza es llevando un “diario del dolor”. El nombre suena bastante feo, pero lo hemos visto con anterioridad: en un cuaderno o block de hojas, anota todos los detalles previos al inicio de la cefalea. Comidas, actividades, sentimientos y hasta las temperaturas son detalles que puedes analizar. Pasado el tiempo, verás que algunos factores pueden repetirse con cada experiencia y así podrás determinar qué circunstancias estarían favoreciendo tus cuadros.

Para ayudarte en esta búsqueda y siempre a favor de la prevención, te contamos aquellos alimentos que debes evitar ya que pueden resultar irritantes para tu organismo y despertar migrañas.

1. Alimentos ricos en aminas:

Las aminas son compuestos químicos orgánicos y se consideran derivadas del amoníaco. Están presentes en el aguacate, las bebidas con cafeína o las bebidas energéticas, en el chocolate, los embutidos, en la leche animal, levaduras, mantequillas, mariscos, pasas, quesos curados, yogures, vinagres, alimentos con vinagres o marinados en ellos y en el tomate.

2. Alimentos ricos en histamina:

La histamina es una amina involucrada en las respuestas del sistema inmunológico, está presente en nuestro organismo principalmente en el cerebro. También funciona como neurotransmisor y regula las funciones del estómago. Específicamente, la histamina responde a cada reacción hipersensible de nuestro cuerpo, por ello debes evitarla si padeces de migrañas. Los alimentos que la poseen son: pescados no frescos (es decir que han permanecido refrigeradas por más de 48 hs), fresas, naranjas, atún en conserva, vegetales fermentados y la clara de huevo.

La histamina se metaboliza a través de una enzima denominada diaminooxidasa (DAO) y la mayoría de las personas con migraña presentan un déficit de ella (según un estudio realizado por la Cátedra de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona). Hasta que puedas realizarte los estudios pertinentes, procura disminuir la ingesta de histamina.

3. Alimentos con mucha sal:

La sal aumenta la presión arterial y puede desencadenar cefaleas. Evita los snacks fritos y muy salados, las palomitas de maíz de microondas, los embutidos, las conservas en salmuera, etc.

4. Alimentos con ciertos aditivos químicos, como colorantes, aromatizantes y conservantes artificiales:

Algunos aditivos químicos son un gran excitante cerebral y también pueden ser motivo de inflamación en el organismo. Los peores son: E-102, E-110, amarante E-123, rojo E-124, glutamato monosódico, nitritos y sulfitos. Si bien la mayoría de los alimentos de los supermercados contienen aditivos químicos, te aconsejamos llevar una dieta lo más natural posible y disminuye las comidas procesadas. Si bien es difícil eliminarlas por completo, mantenlas bajo control.

5. El alcohol y el cigarrillo:

Ambos contienen sustancias sumamente irritantes para el cuerpo que estimulan la circulación sanguínea e intoxican el organismo. Además el alcohol disminuye los niveles de agua, otro factor determinante que favorece la aparición de las cefaleas.

6. Masticar chicle:

El chicle no es algo que ingerimos aunque vale la pena colocarlo dentro de este listado. Muchas veces no somos conscientes, pero la presión mandibular al mascar un chicle o goma de mascar, puede favorecer los dolores de cabeza.

7. Alimentos congelados:

Consumir alimentos muy fríos provoca vasoconstricción y vasodilatación compensatoria.

Lee también: “Estimula el punto Yin Tang y libérate de problemas nerviosos, cefaleas y congestión nasal”