,

Los gases de las patatas en descomposición matan a una familia completa. ¡NO PODRÁS CREERLO!

Los gases de las patatas en descomposición pueden ser letales para el ser humano y otros animales. Esto se debe a una sustancia que posee y que debe ser controlada. Esta es la historia de una familia rusa que perdió la vida por cometer un gran error: conservar patatas en mal estado.

Los gases de las patatas acaban con la vida de toda una familia.

Esta es la historia de la familia de María Chelysheva de tan sólo 8 años de edad. La pequeña quedó huérfana en 2014 debido a un terrible error en cuanto a la conservación de la patata. 

El padre de María cosechó patatas y decidió guardarlas en el sótano de su vivienda. Después de un tiempo, los tubérculos comenzaron a descomponerse, lo que provocó la producción de numerosos gases tóxicos. Cuando la bodega fue abierta, ambos padres de María perdieron la vida debido a una fuerte intoxicación.

Los investigadores afirman que el accidente tuvo lugar debido a un error en la conservación, falta de oxigenación de la bodega y un terrible descuido por parte de los adultos fallecidos que cerraron la puerta después de haber ingresado a la habitación.

¿Por qué la patata puede resultar tan tóxica?

Las patatas forman parte de nuestra dieta base, siendo uno de los alimentos más importantes. Son económicas, nutritivas y sumamente versátiles ya que pueden ser elaboradas en casi cualquier tipo de preparación. Y aquí es donde debemos hacer foco: Todas las preparaciones que conocemos emplean a la patata cocida, jamás cruda. ¿Sabes por qué?

La patata, en realidad, es un tubérculo con un alto grado de toxicidad. Este alimento tan difundido alrededor de todo el mundo, contiene una sustancia llamada glicoalcaloide (alcaloide solanina). Los glicoalcaloides son compuestos químicos que se encuentran en la familia de plantas solanáceas y son potencialmente tóxicos.

Los glicoalcaloides están presentes en toda la planta de patatas: una gran concentración en tallo, hojas y en menor medida en los tubérculos. Es un pesticida natural que sirve como mecanismo de defensa para que insectos y parásitos no se alimenten de ella. 

Puedes encontrar la solanina si observas la sustancia verde presente debajo de la piel de la patata. Por este motivo es que es indispensable consumir este alimento sin piel, bien lavado, quitando las zonas verdosas y, principalmente, cocinado.

Cuando la patata comienza a descomponerse, o si no es correctamente conservada, comienza a producir gases tóxicos derivados de los glicoalcaloides. Estos gases son tan o más peligrosos que las sustancias presentes en el tubérculo.

Consecuencias de consumir patatas en mal estado.

Si consumes patatas en mal estado, crudas o aspiras sus gases tóxicos, puedes experimentar:

  • Desajustes gastrointestinales como malestar estomacal, indigestión, vómito, diarreas, náuseas, etc.
  • Vértigo, mareos y cefaleas intensas.
  • Escozor de garganta, reacciones alérgicas y asfixia.
  • Cuando el grado de toxicidad es alto, se puede experimentar pérdida de consciencia, alucinaciones, hipotermia y bajos en los niveles de presión arterial.
  • Si el paciente no es atendido a tiempo, aspirar los gases de las patatas puede ocasionar la muerte.