,

Haz este práctico bebedero para abejas y ayuda a estos polinizadores. ¡TODOS NECESITAMOS DE LAS ABEJAS!

Realizar un bebedero para abejas es una tarea fácil y económica aunque desconocida para muchos de nosotros. Las abejas necesitan hidratarse tanto como los humanos, pero para ellas no es tan fácil acceder a una fuente confiable de agua.

¿Por qué debemos ayudar a las abejas?

Las abejas constituyen una parte fundamental del engranaje de la vida. Si las abejas desaparecen, las plantas no podrían ser polinizadas y por lo tanto no podrían reproducirse, con lo cual terminarían extinguiéndose.

Al quedarse sin alimentos los animales herbívoros desaparecerían y con ellos los carnívoros. Aunque lo más importante es que las plantas absorben dióxido de carbono y generan oxígeno. Indispensable para el planeta y sus habitantes.

Las abejas, para no desaparecer, necesitan del agua. La alimentación que las obreras criadoras proporcionan a las crías contiene alrededor de un setenta por ciento de agua. Las nodrizas la necesitan para producir el alimento de la colmena, el llamado pan de abeja.

Durante los meses de verano necesitan de un bebedero para abejas para refrescar la colmena. La temperatura en el interior de ella debe permanecer cercana a los treinta y cinco grados. En la época estival las abejas acarrean agua desde charcas, acequias, piscinas, charcos que se forman luego de una tormenta y de cualquier otro lugar que les sea accesible. Pero allí el riesgo de ahogarse es muy alto.

Cuando las obreras retornan a la colmena depositan las gotas de agua recogidas del bebedero para abejas en el interior de una celdilla vacía. Otras se ocupan de mover sus alas como un ventilador para lograr que el aire circule por el interior de la colmena y disminuir así su temperatura.

Las abejas saben exactamente donde regresar por la misma fuente de agua. Las recolectoras buscan agua con características específicas. Pueden volar varios kilómetros para encontrar agua y acarrearla a la colmena, sin embargo podemos ayudarlas, ahorrándoles gasto de energía y trabajo si realizamos un bebedero para abejas nosotros mismos.

¿Cómo realizar un bebedero para abejas en casa?

Las abejas necesitan conseguir agua sin caer en ella. Un tanque de caballos o un cubo no funcionan. Como así tampoco los bebederos de aves. Dado que ellas necesitan pararse en alguna superficie y agacharse hasta el agua.

Una solución a este problema es añadir mármoles o piedras en un tazón. Los recipientes bajos también ayudan. Otra opción es realizar un bebedero para abejas con un molde de tarta. En él, podemos colocar piedras o pequeños trozos de madera que floten. Así, los insectos tendrán un punto de apoyo.

¿Qué características debe tener el bebedero para abejas?

• Aroma: el olor característico del agua conduce a las abejas siempre al mismo lugar. Se sienten atraídas por el olor a cloro o por el olor a la alcantarilla.

• Temperatura: se puede colocar agua tibia e incluso fresca algunos días de temperaturas muy elevadas. Pero jamás debemos darle agua fría. Cuando las abejas están frías no pueden volar y por ende se les vuelve dificultoso regresar a la colmena.

• Confiabilidad: estos pequeños insectos prefieren una fuente fiable y el bebedero para abejas casero es el ideal.

• Accesibilidad: como dijimos anteriormente las abejas necesitan conseguir agua sin caer en ella.