,

¡Haz estos hermosos frascos luminosos y sorprende a tus niños!

Estos frascos luminosos son un hermoso presente para cualquier niño, ya que al apagar la luz quedarán asombrados con la magia. Sin embargo, también funcionan muy bien para decorar cualquier habitación de la casa. Son un detalle delicado, creativo y sorprendente. ¡Son muy sencillos de realizar!

Hoy les presentamos una idea maravillosa para crear sus propios objetos de decoración, elementos lúdicos para los más pequeños y una excelente manera de reutilizar frascos y botellas de vidrio. Además, algunos especialistas aconsejan estos frascos luminosos como una buena forma de comenzar a dormir con la luz apagada y dejar de depender de ella, algo muy común en los niños.

Sólo necesitarás algunos materiales muy sencillos de conseguir y un poco de tiempo en la preparación. Luego, disfrutarás de estos hermosos detalles coloridos, mágicos ¡que reviven al apagar las luces!

¿Cómo hacer frascos luminosos en casa?

Pintura-luminosa final

En primer lugar, hablaremos respecto a la pintura que necesitas. En cualquier tienda artística, conseguirás “pintura fluorescente” que es la que brilla en la oscuridad. Con un pequeño pote, alcanzará para un par de frascos luminosos. Puedes elegir entre colores verdosos, amarillos, azules, anaranjados y rosados; pero puedes combinar dos colores por frasco si deseas algo más llamativo.

Este pigmento tiene propiedades fotoluminiscentes: absorbe energía por radiación electromagnética de onda corta y luego se enciende en la oscuridad.

Materiales:

  • frascos y botellas de vidrio.
  • pintura fluorescente,
  • pincel
  • agua.

Procedimiento:

1. Coloca la pintura en un recipiente limpio. Poco a poco, agrega agua para disolver las partículas y hasta formar una mezcla fluida.

2. Lava muy bien los frascos y las botellas de vidrio que utilizarás. Procura que estén bien secos antes de utilizarlos.

3. Utiliza el pincel y con pequeños golpecitos, aplica la pintura por todo el interior del frasco, hasta cubrirlo completamente. Mientras más puntos realices, más brillos obtendrás. Este paso es el que más tiempo te llevará, sin embargo mientras más tiempo le dediques, más asombroso quedará el efecto luminoso.

  • ¡TIP! En cotillones o tiendas de decoración para fiestas, puedes encontrar unas barras o palitos fluorescentes que brillan en la oscuridad. También se utilizan para hacer pulseras para fiestas. La pintura es tóxica, por lo que te aconsejamos utilizar guantes. Corta una punta de la pulsera y frota en el interior del frasco para que la pintura forme manchas. Combina varios palitos de diferentes colores.
  • Finalmente, cierra el frasco con una tapa segura y agítalo bien para que la pintura recorra toda la pared. Este efecto más “salpicado” se verá realmente maravilloso.

4. En este paso, deberemos cargar los frascos luminosos. Coloca los frascos frente a las bombillas encendidas. De esta forma, cuando apagues la luz, los frascos tendrán colores más vivos y brillantes. Ten en cuenta que durante el día, el frasco no brillará mucho, lo notarás más durante la noche.

Pintura-luminosa

Es una manualidad muy fácil que puedes, incluso, compartir con tus hijos. Sin embargo, es necesario tener algunos cuidados para no salpicar tu ropa, ni manchar la mesa de trabajo, ya que la pintura fluorescente no se puede remover.