,

Hierbas y remedios naturales para tratar la diabetes (tipo 1 y 2)

¿Qué es la diabetes?
Es una enfermedad crónica que se caracteriza porque el organismo de la persona que la padece, produce un exceso de glucosa.
El proceso digestivo es el que se encarga de sintetizar todos los alimentos que ingerimos y los convierte en azúcar. Una vez que ingresa en la sangre, al azúcar se lo denomina glucosa y su función es la de proveerle energía al cuerpo. Para esto, se necesita de una hormona que se produce en el páncreas llamada insulina (que se encarga de transportar la glucosa de la sangre a todas las células).
El nivel de insulina varía según los requerimientos energéticos del día, sin embargo, las personas que padecen diabetes tienen dificultades para producirla o absorberla, no sintetizan correctamente todos los alimentos.

  • Son más propensos a padecerla aquellas personas que tienen:
  • Sobrepeso.
  • Herencia familiar: en la familia ya existen casos de diabetes.
  • Hipertensión.
  • Niveles de colesterol elevados.
  • Sedentarismo.
  • Mujeres embarazadas (se denomina diabetes gestacional)
  • Edad superior a 40 años.

Existen otras causas que, aunque son menos frecuentes, también pueden derivar en diabetes:

  • El uso excesivo de diuréticos.
  • Pancreatitis crónica.
  • Enfermedades o lesiones en las glándulas endócrinas.
  • Predisposiciones genéticas: en pacientes con síndrome de Down o con distrofia muscular.

Es necesario realizar los chequeos correspondientes, ya que si no se trata a tiempo, puede provocar problemas cardíacos, renales, complicaciones en la visión, etc.

Síntomas
Los más comunes son:

 

  • Pérdida de peso.
  • Problemas en la cicatrización de la piel.
  • Cansancio y sensación de somnolencia constante.
  • Sed excesiva.
  • Problemas de visión.
  • Problemas al caminar: complicaciones para elevar los pies al realizar cada paso.
  • Náuseas.
  • Deseo de orinar frecuentemente.

Los síntomas pueden ir de moderados a severos según el tipo de diabetes que se padezca. En caso de presentarse alguno, no dude en consultar a su médico de confianza para que le realicen un diagnóstico seguro (a través de un análisis de sangre), que le ayudará a prevenir complicaciones futuras.
En la actualidad, se puede detectar la diabetes tipo 2, 10 años antes de que los síntomas se manifiesten.

Los principales tipos de diabetes son tres: Diabetes gestacional, Diabetes tipo 1 y Diabetes tipo 2.

Diabetes gestacional
Esta forma atípica de diabetes se desarrolla durante el embarazo y finaliza luego del nacimiento del niño. Alrededor del 10% de las embarazadas la padecen.

Diabetes tipo 1
El diagnóstico de la diabetes tipo 1 se da cuando el páncreas no produce insulina (o los niveles de producción son casi nulos). Los pacientes que la padecen son “insulinodependientes”. Las inyecciones de insulina se dividen en dos: las que tienen efectos inmediatos, es decir que el cuerpo las absorbe rápidamente, o las que tienen un efecto prolongado y paulatino.
Puede manifestarse a cualquier edad, con mayor frecuencia entre los 7 y 12 años.
Es considerada una enfermedad autoinmune, donde el cuerpo ataca a las células que se encargan de la elaboración de la insulina en el páncreas. Se desconoce el origen de esta manifestación inmunológica.

Diabetes tipo 2
En este caso, el páncreas sí produce insulina pero las células del cuerpo son incapaces de utilizarla debido a que las necesidades energéticas del cuerpo son mucho más altas. Los pacientes con este tipo de diabetes (el 90% de los diabéticos son tipo 2) no dependen de las inyecciones de insulina.
Generalmente se diagnostica después de los 40 años y está relacionada directamente con factores hereditarios y a la obesidad.

Mantenimiento diario.

Control
Hasta el momento, no se conoce ninguna cura para la diabetes, por lo que el paciente debe seguir algunos cuidados y controles diarios para mantenerla estable.
El control de la glucosa debe ser supervisado e indicado por un médico. Los niveles de azúcar en sangre deben encontrarse entre los 70 a 100mg/dl en ayunas, o menor a 140mg/dl si se ha ingerido alguna comida.

Dieta
Evitar los alimentos que contengan azúcar refinada, harinas refinadas y grasas: bollería industrial, chocolates con leche, dulces, jaleas, zumos, embutidos, conservas en almíbar, frituras, etc.
Incorporar aquellos alimentos ricos en fibra: frutas y verduras frescas, panes integrales, cereales, entre otros.
Si tiene alguna duda respecto a sus hábitos alimenticios, le recomendamos acudir con un nutricionista que podrá guiarlo y armarle un plan a su medida.

Ejercicios
Realizar ejercicios siempre es beneficioso y saludable. Las personas diabéticas pueden, de esta forma, mantener los niveles de glucemia estables. No es necesaria una rutina prolongada (si el ejercicio es excesivo los niveles de azúcar bajan demasiado), sólo un poco de movimiento ayudará a no aumentar de peso, controlar la presión arterial y el colesterol.
Adoptarlos a la rutina cotidiana previene ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Hierbas y remedios naturales para tratar la diabetes (tipo 1 y 2)

Carozos de aceituna
-Moler aproximadamente 100 carozos de aceituna hasta que queden con una textura fina.
-Hervir en 2 litros de agua. Dejar en ebullición hasta que el líquido reduzca a 1 litro aproximadamente.
-Dejar enfriar. Beber una cucharada de esta preparación después de cada comida (tres veces al día)

Moras (o Zarzamora)
Reduce el riesgo de retinopatía diabética y los niveles de glucosa. Puede consumir las hojas de esta planta en una infusión (la dosis recomendada son 80mg por día) o comer sus frutas, que son potentes antioxidantes naturales.

Bebida de hierbas
Para realizar esta bebida necesita Hierba de San Juan, clavo de olor, diente de león y ortiga.
-Remojar un puñado de hierba de San Juan en 1 litro de brandy.
-Añadir 12 gramos de clavo de olor, dos hojas de diente de león y dos hojas de ortiga
-Cubrir el recipiente.
-Dejar reposar por 10 días en un lugar fresco y seco.
-A partir del día 11 podrá consumirlo diariamente: una cucharada en ayunas.

Infusión rooibos
Antioxidante que previene la catarata y la retinopatía.

Té Verde
Posee una gran cantidad de catequinas que funcionan para proteger los glóbulos rojos de la sangre. Por su gran compuesto de nutrientes y antioxidantes es que se recomienda su consumo para tratar la diabetes.

Cromo
Es un micromineral que tiene una función vital en el organismo humano. Ayuda a una absorción óptima de glucosa, sin embargo para tomar la dosis justa deberá consultar con su médico.

Jengibre
Estabiliza los niveles de azúcar en sangre, produce sensación de bienestar y ayuda a la pérdida de peso. Se recomienda consumir 3 gramos diarios, dos horas antes de cada comida para aprovechar todos sus beneficios.

Canela
Reduce los niveles de glucosa. Se recomienda para diabetes tipo 1 y 2.
Consumir un vaso de leche descremada con canela durante un mes, combinarlo con dieta estricta y ejercicio.

Otras alternativas
Existen nuevos métodos alternativos que buscan facilitar la vida de la persona diabética:

  • Dosificación de la insulina a través de aerosoles nasales.
  • Cintas y tabletas que a través de la piel pueden medir los niveles de azúcar en sangre sin utilizar jeringas.
  • Transplante de células porcinas: Se encuentra en estudio para poder tratar la diabetes en un futuro.