,

¡Hope se recupera! Así luce hoy el pequeño rescatado de la desnutrición.

Hace dos meses atrás, el pequeño Hope fue rescatado en un severo estado de desnutrición. Abandonado por sus padres y sin ningún tipo de atención, ni alimentos, el niño vivía de milagro. Actualmente se ha convertido en un mensaje de esperanza y solidaridad.

La historia de Hope.

El pasado 30 de enero, Anja Ringgren Loven, una trabajadora social de Dinamarca, se encontró con un pequeño que vagaba por las calles de Nigeria. El niño de tan sólo dos años de edad se encontraba comiendo de la basura, en un notorio estado de desnutrición, desnudo y cubierto de insectos. 

Anja decidió darle de beber y alimentarlo. Subió esa desgarradora imagen al perfil de Facebook de su ONG para llamar la atención de todos y compartir la horrible realidad de algunos niños de África. Esto tocó la conciencia de muchos y la historia del niñito se volvió viral en todo el mundo.

La joven dedicada a cuidar de los más necesitados, rescató al pequeño y averiguó sobre su historia. Hope (llamado así por ella) había sido abandonado por sus propios padres al considerarlo un niño brujo. Así, el pequeño comenzó a deambular por las calles de Nigeria, comiendo lo que encontraba en la basura y prácticamente deshidratado.

La ONG encabezada por la muchacha danesa, sacó al menor de las calles para brindarle una nueva vida. Después de 8 meses deambulando en busca de un tratamiento adecuado y un lugar correcto que le brindara atención médica y cuidados, Ringgren Loven pudo dar cobijo y un techo a Hope, finalmente.

En la actualidad, unos dos meses después, se puede ver a un niño saludable, feliz y contenido. Los resultados son evidentes y se pueden apreciar a simple vista. Si bien las posibilidades de que sobreviviera eran mínimas, el amor pudo más y Hope ha mejorado significativamente:

HOPE

Junto a sus 35 nuevos hermanos adoptivos, se puede ver a un niño feliz. Sonríe, le ha crecido el pelo y ha ganado buen peso.

Junto a esta hermosa foto, Anja escribió:

“El día que me llevé este dulce pequeño en brazos, la primera vez que lo vi, estaba segura de que no sobreviviría. Cada respiración era una lucha y yo no quería que muriera sin un nombre para llamarlo, sin dignidad, así que decidí nombrarlo Hope. El nombre HOPE para mí es especial. No sólo significa esperanza, sino que la representa. Hace muchos años me tatué la palabra Hope en mis dedos porque para mí significa: ayuda a las personas todos los días”.

Además, agregó:

“… está recibiendo una gran cantidad de amor, ahora disfruta realmente de la vida. En las próximas semanas deberá someterse a una cirugía correctiva para su hipospadias (anomalía congénita en el pene) pero se trata de una operación sencilla, que los médicos han realizado muchas veces, por lo que seguramente él estará muy bien”.

“Miles de niños están siendo acusados de brujería, a diario. Hemos visto torturas, abandonos y hasta muertes por este motivo. Es por eso que seguimos luchando, hay muchos casos como los de Hope, o peores y el gobierno no hace nada al respecto”.

En Nigeria, es ilegal abandonar los menores por una acusación o sospecha de brujería, pero la práctica sigue presente en la sociedad y las autoridades no hacen nada para solucionar este problema.