,

¡IDEA GENIAL! Papel aluminio para planchar fácilmente la ropa.

Aunque resulta una labor que no muchos disfrutan, es un trabajo necesario para el cuidado de las prendas y la imagen. Sin embargo, algunos trucos como el que les enseñaremos hoy, nos permiten planchar fácilmente cualquier tela, ahorrando energía y mucho tiempo.

Algunas personas consideran que el planchado sólo arruina las prendas, sin embargo algunas telas necesitan ser planchadas para un mayor cuidado y almidonado, ya que durante el lavado en lavadora reciben más maltrato que con el calor de la plancha (cuando la temperatura es la correcta).

También es una forma de cuidar la imagen, ya que ir arrugado como una pasa no es bueno estéticamente hablando, ni para nuestro look del día. Por ello, aunque sea un trabajo un poco tedioso, es realmente necesario si gustamos de cuidar cada detalle.

Por suerte, existen formas de planchar fácilmente, ahorrando tiempo y energía (algo muy importante en los tiempos que corren, de crisis energética). Para ello, son buenos los trucos y consejos que podemos encontrar en línea. Muchas amas de casas brindan su sabiduría del hogar y nos hacen la vida mucho más simple.

Hoy te compartimos un truco para planchar fácilmente que nos ha parecido increíble, por su sencillez y por sus resultados. ¡No dejes de intentarlo!

Truco sencillo para planchar fácilmente.

Aunque algunas personas cuentan con sus propios trucos personales, como secar la ropa bien estirada para que no se arrugue, o utilizar la secadora y listo; es necesario también conocer cómo ahorrar tiempo y energía, precisamente dos características importantes del siguiente secreto.

Aproximadamente en 1920, se comenzó a comercializar el papel aluminio para usos en el hogar. También se lo conoce como papel plata y es sumamente útil para realizar múltiples recetas. Sin embargo, existen muchos más usos en el hogar, igualmente provechosos.

Si utilizas este material cotidianamente, sabrás que el papel aluminio comercializado para la cocina, posee dos caras: una brillante y la otra más opaca. La cara brillante repele el calor y lo despide hacia afuera; mientras que el lado opaco tiende a conservarlo. Este producto soporta altísimas temperaturas sin sufrir ningún tipo de daño o consecuencia. Lo mismo sucede si lo sometes a temperaturas bajo cero: no endurece, ni tiene riesgos de quebrarse.

Con este consejo para planchar fácilmente te darás cuenta que tus prendas quedan maravillosas sólo por el uso de este papel. Para realizarlos necesitarás:

  • Un trozo de papel aluminio, del tamaño de la tabla de planchado.
  • Plancha.
  • Tabla de planchado.
  • Tela fina.

Procedimiento:

1. Antes de comenzar a planchar, cubre la tabla de planchado con papel aluminio. La cara brillante debe quedar hacia arriba, es decir en la cara externa.

2. Arriba del papel aluminio, coloca una tela fina que sirva para aislar un poco el calor. Después de varios planchados el papel aluminio puede alcanzar temperaturas realmente altas; esta tela te ayudará a que tus prendas no se quemen. Si sólo deseas planchar una prenda, puedes prescindir de la tela.

3. Coloca la prenda a planchar y estírala bien. Cuando planches un lado, el calor rebotará en el papel aluminio y servirá para planchar el lado de abajo de la prenda. Así, no será necesario plancharla de los dos lados, ni girarla.