Ella quedó muy gorda a causa de una enfermedad y su esposo siempre estuvo a su lado…Esto es lo que le dejó al morir

La impactante historia de lo que esta mujer dejó a su esposo al morir

“El que quiere disfrutar de las rosas, debe aguantar el dolor de sus espinas”, dice una tradicional frase en cuanto al  amor, y es que aunque muchas veces el amor nos hace sufrir, al final siempre vale la pena. La historia que te contaremos a continuación hace referencia a esto; mira lo que esta mujer dejó a su esposo luego de morir a causa de una temible enfermedad.

Se trata de una hermosa historia de amor la cual tiene como protagonístas a un hombre y a una mujer sumamente enamorados el uno del otro, pero a los que la vida les puso una gran prueba a superar.

A continuación, queremos que veas lo que esta mujer dejó a su esposo al morir, para que puedas comprobar por ti mismo que el amor verdadero si existe.

Lo que esta mujer dejó a su esposo al morir: Impactante

 

Holly era una mujer de 25 años, la cual se enamoró perdidamente de uno de sus compañeros estudiante de ingeniería en sistemas, amor al cual él correspondía sin lugar a dudas. Un día, a Holly le diagnosticaron hipotiroidísmo, enfermedad que la hacía engordar sin razón alguna.

Holly estaba muy triste, desconsolada y deprimida por lo que le estaba sucediendo, y su novio siempre estuvo incondicionalmente a su lado para apoyarla en cada momento. Si bien esta mujer se sometió a varios tratamientos, ninguno logró frenar el avance de la enfermedad, la cual la hizo engordar hasta 50 kilos.

Incluso para darle un poco de ánimo, ¡el novio de Holly aumentó 8 kilos de peso! Pero la diferencia era demasiado notoria, y Holly se sentía cada vez más triste. A pesar de todo, ambos decidieron mudarse juntos y sobrellevar la situación de la mejor manera posible.

Una noche, Holly preparó una deliciosa comida y esperó a su novio con el mejor de sus vestidos, para tener una hermosa cena romántica a la luz de las velas. Luego de una velada espléndida, ambos se fueron a dormir y descansaron profundamente hasta el día siguiente.

Al despertar por la mañana, John, el esposo de Holly notó algo muy extraño; el corazón de Holly no latía, ella había muerto como si la noche antes hubiese presentido lo que se aproximaba. John desconsolado llamó a la ambulancia, y poco después encontró una carta que Holly había escrito para él días antes de su muerte.

Lo que esta mujer dejó a su esposo es realmente impactante; mira lo que la carta decía:

“Mi amor, no sé qué me está sucediendo, pero es probable que cuando encuentres esta carta, ya no esté a tu lado. Sabes que soy cobarde y odio las despedidas, por eso, decidí escribirte esta carta. En una cita, el doctor me había dicho que necesitaba una operación de urgencia. La misma me dejaría postrada en cama por 10 meses. Pero yo no estaba dispuesta a pasar por esa situación ni hacerte pasar a ti por ella.

Quiero que sepas que te amé con toda mi alma y ser. No cambiaría por nada los años que pase a tu lado, pues me apoyaste como nadie lo habría hecho. Siempre me llenaste con tu amor y cariño que me daban ánimo para continuar. A donde sea que parta, llevaré ese amor conmigo, pues 2 libros no bastarían para expresarte lo que siento por ti, mi querido John.

Eres el hombre más fantástico que pueda existir en la tierra, y tuve el privilegio de tenerte a mi lado. Por eso, quiero que viva tu vida como una aventura, explora, viaja, conoce nuevas cosas, inspírate. Sobre todo, llena tu vida con el mismo amor con que me llenaste a mí y busca a alguien que te amé como yo.

Yo no podré acompañarte en este viaje que emprenderás en tu vida y prefiero que sea así. No me habría perdonado mantenerte atado a mí viendo como mi enfermedad el mataba. Por eso, te pido que seas libre y encuentres a alguien que te ame de verdad. Un hombre como tú merece ser amado por toda la vida y disfrutar de tiernas caricias en todo momento. Quiero que sepas que parto de este mundo feliz y enamorada, pues fue una bendición tenerte a mi lado.

Te amo John y siempre te amaré. Te estaré esperando mi cielo, y quiero que sea una larga espera, pero valdrá la pena. Por siempre tuya, Holly.”

Lo que esta mujer dejó a su esposo es realmente conmovedor; una muestra eterna de amor, más allá de cualquier obstáculo.