, ,

¡Importante! Descubre los 10 principales indicios de la enfermedad del Alzheimer.

El Alzheimer es un tipo de demencia que afecta grave y progresivamente, la memoria, el pensamiento y la conducta de la persona que lo padece. Se denomina demencia a la pérdida de una o varias funciones cerebrales, ocasionada por alguna enfermedad.

No se conoce a ciencia cierta, qué origina esta enfermedad, sólo se pudo comprobar que deriva de algunos cambios en las funciones cerebrales. El Alzheimer avanza silenciosa pero regularmente. Alrededor del 70% de los casos de demencia son por Alzheimer. En EE.UU. se calcula una cifra de 5,4 millones de pacientes diagnosticados con este problema, estimando que la cifra se elevará a 16 millones para el año 2030.

El Alzheimer es una enfermedad que afecta principalmente a adultos mayores. Otros factores como tener un pariente consanguíneo que padece la enfermedad, ser mujer, algunas características genéticas, el colesterol elevado y alguna lesión craneal, pueden ser de riesgo.

Si bien es una enfermedad incurable, actualmente existen muchísimos tratamientos para impedir que avance y perjudique la vida del paciente. Para ello, es muy importante un diagnóstico a tiempo y el tratamiento adecuado. Hoy ye contamos los 10 primeros signos del Alzheimer para que tú y tu familia puedan advertirlo a tiempo. Aprende a analizar los síntomas primarios y a diferenciarlos de otras enfermedades mentales.

10 indicios para detectar el Alzheimer a tiempo.

1.Problemas repentinos de memoria.

Esta es una de las primeras señales del Alzheimer, durante su etapa temprana. Consiste en olvidar información importante (como fechas, eventos, direcciones, nombres) recientemente aprendida.

Para ayudar a combatir esto, la persona suele utilizar diversas notas, dispositivos electrónicos, calendarios o cualquier herramienta que le sirva de ayuda memoria.

2.Inconvenientes a la hora de resolver problemas o para hacer alguna planificación.

En este caso, es necesario prestar especial atención a cómo interpreta los números. Las personas con Alzheimer no pueden abstraer correctamente las cantidades y les resulta muy dificultoso llevar cuentas, pagar facturas, seguir una receta. Los problemas se hacen más visibles siempre que deba resolver un plan que implique números.

3.Dificultades para realizar tareas cotidianas que forman parte de la rutina.

Esto sucede en un estado un poco más avanzado de la enfermedad. La persona comienza a tener inconvenientes para acabar algunas actividades que ha realizado rutinariamente durante un tiempo prolongado. Puede ser alguna tarea laboral, acudir a un lugar preciso, jugar a algo que jugó toda la vida, preparar una receta tradicional, etc.

4.Pérdida de noción en cuanto al tiempo y el lugar.

También esto sucede en una segunda etapa. A medida que la enfermedad avanza, el paciente sufre una desorientación profunda en cuanto a la hora, fecha en la que se encuentra, lugar y estación del año.

Este síntoma representa una doble amenaza tanto para el paciente como para sus familiares ya que, por un lado, puede sentir miedo, depresión o nerviosismo al sentirse perdido y desorientado. Puede haber algunos arranques violentos por no poder manejar la situación. Por el otro, el paciente puede perderse y no saber cómo llegó hasta donde está o cómo volver hacia donde estaba.

5.No encontrar motivación en las actividades que siempre fueron de su preferencia.

Las emociones y las lagunas mentales pueden ocasionar un desinterés y falta de motivación por realizar aquellas actividades que siempre apasionaron al paciente, o aquellas que disfrutaba plenamente como salir a pasear, practicar algún deporte, reuniones de amigos, un hobbie, etc.
El aislamiento y el rechazo a compartir momentos con otros, puede ser síntoma de un paciente con Alzheimer que necesita cuidados y atención.

6.Inconvenientes para hablar.

El Alzheimer afecta gravemente el lenguaje del paciente. Esto implica que la persona no puede seguir el hilo de una conversación común, olvida algunas palabras o lo que significan, no puede descifrar correctamente algún mensaje, no recuerda como escribir o no puede leer y no recuerda cómo pronunciar algo en particular.

Notarás que no puede encontrar la palabra correcta y busca otras formas para referirse a un mismo objeto. Por ejemplo, en vez de decir “llave” puede decir “ese objeto para abrir la puerta”.

7.Olvidar dónde va cada cosa.
Cambiar las cosas de lugar u olvidar el lugar correcto donde se guardan las cosas habituales es algo muy frecuente en la primera etapa y una alerta temprana para los familiares. Puede guardar el teléfono en el refrigerador, la plancha en el horno o no saber dónde se guardan cosas comunes como una botella de agua.

8.Incapacidad de tomar decisiones.
Esta enfermedad afecta directamente sobre la capacidad de tomar decisiones. La persona con Alzheimer un poco avanzado, no puede decidir sobre ciertas actividades cotidianas como realizar una compra, manejar dinero, higienizarse, comer. Es frecuente que regalen su dinero a cualquier extraño o se dejen convencer con facilidad.

9.Falta de interés por actividades comunes.
El paciente comienza a perder la iniciativa y no tiene interés por realizar ningún tipo de actividad. Se muestra desentendido y sin ganas de realizar tareas de esparcimiento o de compartir momentos en familia. El rechazo irá en aumento, principalmente si las actividades requieren compartir momentos con otras personas, familiares, amigos o desconocidos por igual.

10.Cambios repentinos de humor o trastornos de la personalidad.
Desde la primera etapa de la enfermedad, el paciente con Alzheimer experimenta cambios repentinos de humor y transformación de su personalidad. Puede atravesar momentos de angustia, depresión, nerviosismo, violencia, volverse parco, antipático, paranoico, etc.