, , ,

Increíble y revolucionario método de curación emocional

La técninca EFT (del ingles “Emotional Freedom Techniques”, Técnicas de Liberación Emocional), consiste nada más y nada menos, que en ubicar algunos puntos energéticos estratégicos de nuestro cuerpo, para que al tocarlos, desaparezcan ciertos tipos de dolores, angustias e incluso padecimientos como el aumento de peso.

El tapping (en inglés, tocar o dar golpecitos) es una técnica muy simple y práctica de curación emocional, que suelen utilizar muchas personas para eliminar algunos dolores y mal estares, tanto físicos como emocionales.

Hay dos aspectos importantes que debes de tener en cuenta para llevar acabo esta práctica. En primer lugar, el uso de la acupresión en ti mismo y segundo, el usar la técnica de la psicología de auto-ayuda para resolver tus problemas.

 

Los beneficios de la acupresión en la práctica de curación emocional

La acupresión es una técnica de la medicina alternativa para la curación de padecimientos tanto físicos como emocionales. Consiste en el hecho de presionar con los dedos, ciertos puntos claves de nuestro cuerpo, estimulando asi la auto-sanación.

La acupresión, surgió en Asia, hace ya más de 5000 años, y hoy en día, son miles los expertos de la medicina y la psicología, los que la utilizan para proporcionar a sus pacientes un método efectivo de terapia alternativa.

Esta fabulosa técnica, relaja nuestra mente y nuestro organísmo, a través del contacto directo con las partes más sensibles de nuestro cuerpo.

Meridianos energéticos en el cuerpo

curación emocional

Para aplicar esta maravillosa terapia de curación emocional, solo es necesario que toques la superficie de tu piel, dándo algunos suaves golpecitos, para activar así los centros de energía de tu cuerpo.

La energía emocional y psicológica de nuestro oganísmo, suele bloquearse debido a algún trauma o conflicto muy fuerte que hayamos tenido que enfrentar.

La medicina china, ha realizado ciertas investigaciones, que aseguran que nuestro organísmo cuenta con 12 meridianos, que al trabajar sobre ellos mediante el tapping, es posible activar nuestro flujo correcto y sano de energía.

Es muy importante, que ante algún tipo de problema o frustración, aprendas a hablar contigo mismo, para asi aliviar tu interior y darte confianza, activando la energía en el cuerpo. Acepta los hechos que no puedes cambiar, y vive en la mayor paz.

Sigue estos pasos, para aplicar esta terapia de curación emocional:

1. MENCIONA EL PROBLEMA Y DA GOLPECITOS A TU MANO

Simplemente comienza con decir lo que estás experimentando y lo que te genera angustia. Por ejemplo, podrías estar sintiendo un dolor de cabeza o estar preocupado por la planificación de una fiesta. Es muy sencillo, basta con decir “Aunque estoy con este dolor de cabeza / estresado con la planificación de la fiesta, me acepto y me amo.”

2. DA GOLPECITOS A TU CEJA

Sólo tienes que pulsar el borde interno de la ceja, justo donde el pelo comienza a crecer. Cualquiera de las 2 cejas funciona. Mientras presionas, di honestamente cómo te sientes. Siguiendo el ejemplo de la planificación de la fiesta podrías decir “estoy estresado porque hay mucho que hacer para esta fiesta.” Al menos presiona por 10 segundos.

3. REALIZA EL TAPPING EN EL EXTERIOR DEL OJO

Toca la esquina externa del ojo, en el hueso bajo la parte donde termina la ceja. Esto puede ser a cada lado de la cabeza, una vez más te dices a ti mismo cómo te sientes, por ejemplo, “Me preocupa que se me olvide algo importante.”

4. GOLPEA SUAVEMENTE BAJO TU OJO

Presiona con tus dedos debajo de tu ojo, en el hueso y nuevamente sé honesto con tus sentimientos y di en voz alta: “estoy agotado”. Sigue presionando durante 10 segundos.

5. PRESIONA BAJO TU NARIZ

Toca la parte baja de tu nariz y por sobre el labio. Expresa más emociones, por ejemplo “me da miedo que la gente me juzgue.”

6. APRIETA TU MENTÓN

Pulsa la parte baja de tu labio inferior, en el pliegue de la barbilla o mentón durante 10 segundos, mientras que otra vez dices en voz alta lo que vas sintiendo, por ejemplo “¿Será suficiente?”

7. PULSA TU CLAVÍCULA

En cada costado de tu cuerpo presiona tu clavícula con tus dedos por 10 segundos. Di algo más que te abrume, por ejemplo, “No tengo tiempo suficiente.”

8. PRESIONA BAJO TU BRAZO

A 5 centímetros (2 pulgadas) abajo de tu axila, utiliza nuevamente tus dedos para presionar mientras dices algo como “Estoy muy estresado.”

9. DA GOLPECITOS EN LA CORONILLA DE TU CABEZA

Este paso es simple. Presiona con tus dedos por última vez y de nuevo menciona tus sentimientos acerca de lo que te cause preocupación, por ejemplo “Me siento demasiado estresado.”

10. INHALA PROFUNDO Y LUEGO EXHALA