, ,

¡Cuidado! Conoce las mejores infusiones para adelgazar, estimular la digestión y aumentar el metabolismo, sin irritar tus intestinos

A lo largo de los años, se han utilizado las hierbas laxantes como infusiones para adelgazar aumentando la eliminación de desechos en el cuerpo, peligrando la hidratación del organismo. Las infusiones laxantes utilizadas durante periodos prolongados, pueden perjudicar considerablemente nuestra salud. Todos los irritantes intestinales causan cólicos, diarreas y otros problemas a nivel digestivo. Para adelgazar, necesitamos de una dieta equilibrada, un poco de ejercicio y luego sí, contar con algunos suplementos que ayuden.

Las hierbas pueden ayudarnos a procesar mejor los alimentos, estimular las funciones digestivas, utilizarlas como protectores hepáticos, ayudarnos a eliminar toxinas y así facilitar la pérdida de peso. Las infusiones para adelgazar llevan a cabo cuatro acciones fundamentales, más saludables que las laxantes (teniendo en cuenta el tiempo del tratamiento):

  • Aumentan la tasa metabólica del organismo, a través de la estimulación de órganos importantes como el hígado y los intestinos.
  • Ayudan a eliminar el exceso de líquido y a desprender residuos adheridos en las paredes intestinales.
  • Estimulan la digestión y la absorción correcta de nutrientes; a la vez que descomponen los ácidos grasos y previenen la inflamación.
  • Ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Hoy les contamos aquellas hierbas y especias que pueden ser muy favorecedoras a la hora de bajar de peso a través de infusiones saludables. Recuerda siempre ingerir una dieta equilibrada, con alimentos naturales, libres de pesticidas y realizar un poco de ejercicio aeróbico a diario.

Lee también: “¡Descubre las 11 mejores plantas para bajar de peso!

Las mejores infusiones para adelgazar sin irritar los intestinos.

Las infusiones de hierbas son una de las formas más amigables de adelgazar. A través de ellas aprovechamos mejor las propiedades de los ingredientes, son sabrosas y aportan líquido al cuerpo. Ten presente que puedes endulzar todas tus infusiones para adelgazar con un poco de miel o stevia.

Menta o Hierba Buena.

Ambas hierbas son muy comunes y puedes cultivarlas tú mismo. Las infusiones con ellas ayudan a aumentar el metabolismo a través de la estimulación de las funciones hepáticas. De esta forma, la tasa de quema de grasas es mucho mayor que la de almacenamiento.

Té Verde.

Entre todas las infusiones para adelgazar, el té verde es el más popular a nivel mundial. Esto se debe al gran porcentaje de antioxidantes que posee, denominados catequinas. Las catequinas disminuyen la absorción de lípidos a nivel intestinal. A su vez, un aminoácido presente en el té llamado teanina estimula la secreción de dopamina en el organismo. La dopamina ayuda a la persona a sentirse más relajado y feliz. Esto ayuda a combatir mejor la ansiedad, a no sufrir durante la dieta y a no sentir nerviosismo.

Puedes sumar unas rodajas de jengibre a tu té verde y transformarlo en una infusión para bajar de peso que refuerza tu sistema inmunológico.

Canela.

La infusión de canela es excelente para regular los niveles de glucosa en sangre. Además de prevenir la diabetes, ayuda a utilizar la grasa corporal para producir energía, en lugar de almacenar más. También es muy buena para disminuir el apetito y la ansiedad.

Cúrcuma.

Esta especie ayuda a descomponer los ácidos grasos, digerirlos mejor y controlar los niveles de colesterol en sangre. Las infusiones para adelgazar con cúrcuma son las más recomendables para controlar las inflamaciones. Recuerda que en un cuerpo inflamado, las infecciones y enfermedades crónicas son más propensas a aparecer. Puedes condimentar tus alimentos con cúrcuma o consumirla en cápsulas naturales.

Una receta óptima para bajar de peso, cuidar la salud y evitar la inflamación es la siguiente: Lava muy bien y corta media naranja (con cáscara) en cubos medianos. Colócalos en una cacerola, junto con dos tazas de agua. Llévala a fuego suave y agrega 1/2 cucharada de cúrcuma fresca rallada, 1/2 cucharada de raíz fresca de jengibre rallado, una ramita de canela y una pizca de sal marina. Cuando rompa en hervor, apagar el fuego, dejar reposar hasta que temple, colar y beber. Ingiere una taza antes del almuerzo y otra antes de la cena.

Lee también: “19 vegetales y hierbas que sólo tendrás que comprar una vez”

Raíz de Diente de León.

Aunque es considerada una hierba mala, el Diente de León contiene muchas propiedades. Crece en cualquier jardín y puedes realizar tus infusiones para adelgazar con ella. Estimula la producción de bilis, es diurético, mejora la digestión y favorece la eliminación de toxinas. Contiene potasio, hierro, silicio, magnesio, zinc, vitamina A, D, C y las del complejo B. Es un remedio eficaz contra el estreñimiento, la inflamación articular y contra las infecciones urinarias.

Puedes picar la raíz y sumarla en tus ensaladas. Puedes cocinar sus hojas con sal, aceite de oliva y pimienta. O puedes preparar una infusión.

Ginseng.

Si hablamos de infusiones para adelgazar, es inevitable sumar al Ginseng a la lista. Se ha comprobado que esta hierba ayuda la quema calórica ya que provee de mucha energía al organismo. Se recomienda para obtener un peso saludable, para controlar la diabetes y para obtener un ritmo de vida más activo.

El Ginseng impide que las células acumulen más grasa, promoviendo el uso de la grasa almacenada para producir energía. También es un tratamiento eficaz contra el estrés y el nerviosismo. Puedes preparar tus infusiones con la raíz, las hojas o el polvo de Ginseng.

Cardo Mariano.

El cardo mariano es un gran protector hepático que ayuda a regular las funciones del hígado. Las semillas poseen propiedades laxantes muy suaves que funcionan como un antinflamatorio natural.

Lee también: “4 hierbas ideales para combatir el dolor generado por artritis”