,

Investigación demuestra que el cannabis mata células cancerígenas.

Después de inyectar una muestra y controlarlo en laboratorio, los especialistas pudieron determinar que el cannabis mata células cancerígenas. Realizando una muestra no tóxica, es decir que no contenía THC, se logró reducir el desarrollo y crecimiento tumoral en diferentes tipos de cánceres.

Desde hace miles de años, el uso de la marihuana con fines medicinales causa controversia en múltiples culturas. Actualmente, la Asociación Médica Estadounidense y la Sociedad Americana de Medicina de la Adicción son las principales opositoras de esta práctica.

Se denomina “cannabis medicinal” cuando se utiliza la planta Cannabis Sativa (marihuana) para tratar algunas enfermedades o controlar síntomas. En esto también se incluyen sus cannabinoides como el THC (tetrahidrocannabinol) y CBD (cannabinol). A lo largo de los años, numerosas investigaciones han tratado de determinar su importancia para que finalmente, en todo el mundo, sea un tratamiento legal y homologado.

Hoy les mostraremos una investigación llevada a cabo en laboratorio donde se demuestra que el cannabis mata células cancerígenas.

Lee también: “La receta de Rick Simpson de aceite de cannabis para curar el cáncer. ¡Más de 5000 personas curadas!”

¿Cómo pudo demostrarse que el cannabis mata células cancerígenas?

Desde el año 1974 los investigadores aseguran que el cannabis mata células cancerígenas en tumores de mamas, pulmón y hasta se podría tratar la leucemia. Según un estudio publicado en el Washington Post, ya en la década del ’70 se postulaba que el THC presente en la marihuana causaba estos efectos.

Para demostrarlo, y según las pruebas autorizadas en aquella época, consiguieron inyectar cannabis en ratones enfermos de cáncer. Así, consiguieron prolongar su vida en un 36% más, comparado a cualquier otro tratamiento oncológico tradicional. Después de esta prueba donde se afirmaba que el cannabis mata células cancerígenas, no se autorizaron nuevos estudios.

En la actualidad, la Universidad Complutense de Madrid comenzó nuevas investigaciones alrededor del año 2000. Los especialistas nuevamente pudieron comprobar que el THC inducía la muerte de diferentes células presentes en tumores malignos. Para ello, aislaron THC y le quitaron su toxicidad eliminando los problemas que las Asociaciones Farmacéuticas argumentan en contra de este tratamiento. Además, pudo determinarse que este tratamiento natural resultaba mejor que la misma quimioterapia al atacar sólo a las células cancerosas, sin afectar en absoluto a las células benignas.

Sin embargo, este nuevo grupo de investigadores contaban con las bondades de la tecnología y pudieron captar en video cada momento, cambio y muerte de las células inyectadas con cannabis. De esto, se consiguió el siguiente video:

TRADUCCIÓN:

Al comenzar, el video dice lo siguiente:

“Mira cuando dosis no tóxicas de THC son administradas en un cáncer avanzado, produciendo que las células infectadas cada vez se debiliten más y más, hasta morir. Cáncer, tus días están contados”.

Lee también: “Coco y cannabis para combatir efectivamente el cáncer”.

Recuerda que los tratamientos con cannabis deben estar acompañados de supervisión médica y especializada. En muchos países del mundo se trata de una terapia segura y controlada. Infórmate bien antes de tomar cualquier decisión, suspender o interrumpir un tratamiento.