,

Jarabe de Jengibre para dolores articulares

Las personas con dolores articulares, saben lo que es lidiar con una enfermedad que no les permite realizar las tareas cotidianas. Movimientos como sostener bolsas de compras, cargar un balde con agua, juntar objetos del suelo, batir alguna comida, son acciones que se convierten en algo dificultoso.

El dolor puede comenzar por realizar un movimiento muy brusco y repentino, por sobre exigir al cuerpo con algún esfuerzo, por enfermedades como la artritis o el reuma. Si eres deportista, también puedes padecer esta dolencia. Incluso las condiciones climáticas como la humedad, pueden ser un factor que empeore los dolores.

Existen muchos tratamientos para apalear el dolor, te traemos estos excelentes remedios naturales, recomendados si ya no quieres seguir utilizando fármacos:

Jarabe de jengibre y moras (zarzamora)….

El jengibre es muy utilizado por su acción desinflamante debido a sus fitonutrientes (gingeroles). Promueve la circulación sanguínea de todo el organismo. También mantiene las articulaciones limpias de toxinas debido a sus antioxidantes y es un comprobado analgésico.

Asimismo, las moras son utilizadas, hace siglos, para combatir los dolores por sus propiedades antiinflamatorias.

Ingredientes:
-1 raíz de jengibre
-300gr de moras
-800ml de agua.

Elaboración:
-Primero, debes preparar una infusión de jengibre: Agrega 5 rodajas de jengibre a 500ml de agua.
-Poner al fuego hasta que hierva.
-Dejar reposar hasta que tome temperatura ambiente. Luego colocar en el refrigerador sin colar.
-Realizar un zumo de moras: licuar los 300gr de moras junto con 300ml de agua.

Cómo consumirlo:
-Mezclar en una taza mitad de jugo de moras y mitad de infusión fría de jengibre. Beber una vez al día.
-Debido a que son sabores deliciosos, puedes mezclar la infusión y el zumo en licuadora y quedará un batido muy sabroso.
-Por el contrario, si los sabores son muy intensos para tu paladar, puedes consumirlos por separado. Toma una taza de infusión caliente de jengibre, luego consume un poco del zumo de moras (1/2 media taza o una taza).

Otra recomendación, es utilizar el jengibre como tópico. Para esto, tienes que masajear la zona adolorida con un poco de aceite de jengibre.

Infusión de cúrcuma

La cúrcuma es un analgésico de dolores leves y anti inflamante por contener curcumina.
Agrega media cucharadita (cuchara tamaño té) de cúrcuma en polvo a una taza de agua hirviendo (taza de 200ml). Endulzar con un poco de miel y así suavizar el sabor. Para que su efecto sea óptimo y puedas aliviar eficazmente los dolores, es necesario beber esta infusión tres veces diariamente.
Además…

  • Ten presente que puedes también, aplicar frio o calor sobre articulaciones adoloridas. Utiliza una bolsa de agua caliente y mantenla presionada sobre la zona afectada. Sin embargo, si notas la región inflamada, es recomendable aplicar frío para desinflamar. Envuelve algunos hielos en una tela, utiliza los geles congelados o cualquier alimento refrigerado y aplícalo sobre el dolor teniendo en cuenta que no estén en contacto directo con tu piel.
  • Puedes masajear la zona adolorida con vinagre de manzana.
  • Otro tópico muy recomendado es el aceite de eucalipto: Masajea la zona con un poco de aceite y luego cúbrelo con un poco de film de cocina. Mantén tu mano sobre la zona para que no pierda calor. ¡Cuidado! Si, al masajear, notas que tu piel comienza a irritarte, suspende el tratamiento y enjuágate el aceite.

Esperamos poder ayudarte a aliviar esos dolores tan molestos, intenta con alguno de estos tratamientos y aprovecha las propiedades de la naturaleza.