,

ESTE VIDEO NOS MUESTRA LA MENTIRA DE NUESTRAS VIDAS. ¿Dónde está nuestra libertad, felicidad y alegría?

Pensar que vivimos rodeados de un engaño es algo extremo. La mentira de nuestras vidas no es algo que elegimos, sino más bien algo que viene impuesto. Durante años nos han preparado y programado para vivir como hoy lo hacemos. Una falta de análisis real es lo que nos convierte en rehenes de las grandes potencias y este video llega para demostrarnos cuánto daño estamos haciendo al mundo y a nosotros mismos.

Somos el motor de las grandes potencias.

Si tuvieras la posibilidad de elegir, si no tuvieras ningún tipo de “necesidad”, si siguieras lo primero que viene a tu mente… ¿harías lo que estás haciendo en este momento? ¿Es esto lo que realmente sientes ganas de hacer? Y si te lo preguntas a cada instante de tu día a día, ¿la respuesta siempre sería “sí”?

Desde que nos convertimos en personas aparentemente independientes, nuestra vida se centra en obtener un sueldo. Un sueldo digno, como le dicen algunos. Ese sueldo es el que luego nos permitirá alcanzar otras cosas que dependerán de cada uno. Sin embargo, es ese tan anhelado sueldo el que nos mantiene anclados.

Pensar en una vida sin sueldo o sin dinero, para muchos es cuestión de soñadores, de utopías. Pero la historia y la naturaleza nos demuestran que el dinero es algo creado por el hombre. ¿Por ti, por mí? No, claro que no. Por la gente con poder. Los ricos que se apropiaron de las tierras y de las aguas. Por esos que nos cobran para que alcancemos el sustento de nuestras vidas. El alimento y el agua forma parte de esta tierra. Tierra que habitamos todos y que a todos nos pertenece. 

Sin embargo, nacimos en un mundo dominado por el poder de algunos pocos. Potencias que desarrollan enfermedades para cobrarnos por los medicamentos, que controlan los medios para mantenernos ignorantes, que monopolizan el alimento y nos matan de hambre, que meten sus influencias en cualquier ámbito de nuestras vidas (educación, política, economía, salud, etc.).

Entonces, ¿qué tan libres somos?

La mentira de nuestras vidas comienza en la escuela moderna tradicional.

Después de la Revolución Industrial, todo el mundo sufrió grandes cambios. La escuela no fue una excepción. La mentira de nuestras vidas comienza con la escolarización ya que los temas de estudio comenzaron a programarnos para ser una “buena mano de obra”.

Considerando a los niños como un “proyecto de adulto”, la escuela decidió educar para el trabajo. Sin tener en cuenta las necesidades particulares de cada niño, los talentos innatos o la curiosidad que caracteriza a cada etapa, los sistemas educativos empezaron a “educar” en masa, nivelando a todos los pequeños por igual.

Así, de adultos, todas esas personas tendrían la oportunidad de conseguir un trabajo, una casa y formar una familia. Quizás si la escuela nos enseñara a ser felices, a respetarnos, a cuidar nuestro planeta, trabajar de lo que queremos o de lo que realmente servimos, también podríamos alcanzar los mismos objetivos planteados.

La mentira de nuestras vidas explicada en un video.

Aprovechando el desarrollo de las tecnologías y las comunicaciones, este joven creó un video para abrir nuestras mentes. Jamás debemos dejar de lado nuestros sueños, nuestra propia felicidad. Observa en el sistema que estamos inmersos y cuáles son las consecuencias nefastas: