,

Leche de ajo un poderoso remedio mágico para aliviar la ciática

La leche de ajo en los últimos años ha tenido buena acogida como una manera alternativa de aliviar los dolores producidos por la ciática. Según la comunidad médica la ciática es un problema relacionado con el nervio ciático, de allí su nombre. Este nervio nace en la parte inferior de tu columna o espalda baja y se extiende hasta las nalgas. Algunas veces por malas posiciones o un defecto muscular u óseo tendemos hacer presión en el nervio ciático produciendo esos dolores tan intensos que aquejan a muchos.

Otras de las causa podría ser un accidente en los discos a un costados del nervio. Estos cuando se mueven de su posición regular tienden hacer presión sobre el nervio ciático produciendo también esos dolores. Esta presión más adelante puede originar
inflamaciones e infecciones.

Gracias a la medicina natural hay alternativas que han surgido como la leche de ajo que puede ayudar a aliviar el dolor, también la sensación de hormigueo y entumecimiento que produce la ciática. Esto se debe a que el ajo es el antibiótico de la naturaleza con el poder de tratar muchos tipos de bacterias y virus. Esta compuesto de sulfóxido de alilcisteïna, alilalliína, propenilalliína y metilalliína, Polisacáridos, hierro, sílice, azufre y yodo, vitaminas A, vitamina B1 , vitamina C.

leche de ajo

Preparar la leche de ajo es sumamente fácil solo requiere una copa de leche, 3 ajos triturados, un cuarto cucharadita de pimienta, cúrcuma en polvo y pasas. Coloca todos los ingredientes a cocinar a fuego lento hasta que la mezcla espese un poquito. Luego batir la mezcla para homogeneizar. Al final colar con una coladera y servir. Si tus dolores en la ciática son muy severos puedes preparar más de esta receta y guardar en el refrigerador. Algunas personas son sensibles al ajo. En estos casos trata de hacer un preparado más diluido o con menos ajos.

La leche de ajo además de ayudarte aliviar la ciática, también tiene múltiples beneficios a la salud, entre los más importantes a señalar están:

-Reduce los síntomas de la fiebre y el resfriado.
-Puedes usarla como tratamiento tópico para el área afectada con barros o acne.
-Si estas dando pecho al bebé ayuda a elevar los niveles de producción de leche materna. Tener cuidado de no abusar, ya que el sabor del ajo puede llegar afectar el sabor de la leche materna.
-Para el asma alérgica o nerviosa es muy buena, ya que ayuda a reducir la producción de flema en los bronquios.
-Ayuda a disminuir los problemas digestivos.

Puedes acompañar la leche de ajo junto con ejercicios de yoga que te ayuden a relajar la ciática y tener una vida más feliz.