,

Llena tu hogar de energía positiva con estos sencillos consejos

La energía es algo vital para todos. Algunos creen que estamos hechos de energía, que la podemos renovar e intercambiar. Otros se mantienen más escépticos en estos temas. En los últimos años, los pertenecientes al primer grupo se han multiplicado alrededor del mundo. Llamémosle energía divina, natural o espiritual; está ligada a nuestra materia y forma parte de la vida cotidiana. Los objetos y los lugares por donde transitamos se impregnan de energía y pueden llegar a acumularla o mutarla. Cuando la circulación energética no es la adecuada, podemos cargarnos de “malas vibras” que repercuten en nuestras decisiones, pensamientos, relaciones y estados de ánimo.

Si tomamos nuestra casa como una entidad viva (como la considera el Feng Shui) sabremos que también necesita nutrirse de energía positiva y protegerse de las negativas. Luego de una jornada extensa fuera del hogar, al ingresar en él desechamos todas nuestras preocupaciones, frustraciones, enojos y cansancio acumulados durante el día. Esa carga energética es absorbida por las paredes y objetos de la casa, con los cuales interactuamos diariamente. Hoy te brindamos los mejores consejos para armonizar el hogar, cargarlo de energía positiva y convertirlo en un lugar equilibrado, placentero y reconfortante.

6 consejos para llenar tu casa de energía positiva.

Según las leyes de la Metafísica todo lo que existe en el universo vibra, ya sea material o inmaterial. Por ello, nuestros cuerpos vibran e interactúan con las vibraciones del ambiente y de las demás personas o seres. Los canales energéticos por los cuales nos conectamos se denominan “chakras”. Las vibraciones de una persona pueden conectarse y afectar las vibraciones de otra. Incluso la Metafísica plantea que “lo igual atrae otro igual”, por lo que las malas vibras pueden atraer más energía negativa.

Nuestro hogar cargado de energía negativa es una casa donde las enfermedades entre sus habitantes son frecuentes, hay problemas de comunicación, de educación en los niños, pérdida recurrente de dinero, emociones negativas como depresión, ansiedad, nerviosismo, etc. Una renovación de las energías llenará tu hogar de “aire puro” y podrás notarlo de inmediato. ¡Sigue estos sencillos consejos!

1. Limpia las puertas y ventanas.

Las puertas y ventanas son aberturas que nos comunican con el exterior. Por allí, pueden ingresar las energías negativas y escaparse las positivas. Para evitar que esto suceda, límpialas una vez a la semana.

¿Cómo lo hago?

  • Mezcla en un recipiente con atomizador dos partes de agua con una de vinagre blanco. Adhiere el zumo de un limón.
  • Puedes colocar dentro, piedras de cuarzo blanco que te servirán de protección y un puñado de mirra.
  • Antes de utilizarlo, deja reposar el líquido toda la noche a la luz de la luna.
  • Al día siguiente, filtra el líquido. Con él, limpia todas las puertas y ventanas con un paño limpio. Luego, coloca las piedras de cuarzo en algunas aberturas para que te ayuden con la renovación energética.

Recuerda abrir las ventanas y puertas una vez al día para que circule el aire y entre la luz del sol.

2. Limpia los pisos.

Limpia el piso para que la energía circule fácilmente y para cortar los efectos de la energía negativa.

¿Cómo lo hago?

  • Mezcla un balde de agua con 10 cucharadas de sal.
  • Disuelve bien, luego limpia los pisos con un trapo limpio.
  • Si tienes alfombra, esparce sal en ella y deja actuar por dos horas. A continuación quítala con la aspiradora.

Si notas un ambiente muy cargado, donde se aspira un aire denso y molesto, coloca un poco de sal en los rincones para cambiar las vibraciones.

3. Aromaterapia.

Los aceites esenciales o los sahumerios te pueden ayudar a mutar las energías, purificando el hogar. Si enciendes un sahumerio, debes recorrer toda la casa con él (no olvides abrir las puertas de los armarios y pásalos también por debajo de las camas).

¿Cómo lo hago?

Si quieres hacer ambientadores caseros:

  • Puedes utilizar los hornos de esencias y agregar algunas gotas de aceite de lavanda, de eucalipto, de alcanfor o de Enebro. También puedes agregar un puñadito de flores de azahar o cáscaras de algún cítrico.
  • Para realizar un quemador casero corta las cáscaras de limón, naranja o mandarina y colócalas en un recipiente de barro. Agrega algunos carbones encendidos y recorre toda tu casa, barriendo las vibraciones desde dentro hacia fuera.
Lee también: “¡No deseches las cáscaras de naranja! Te contamos 8 usos muy prácticos para aprovecharlas”

4. Coloca plantas de interior.

Las plantas son seres capaces de filtrar las energías y atraen energías positivas. Ubicar unas cuantas plantas de interiores nos ayudará a modificar las vibraciones del hogar.

¿Cómo lo hago?

  • Ubica los cactus cerca de aparatos electrónicos. Estas plantas absorben las energías electromagnéticas y alejan la envidia.
  • Las mejores plantas para atraer la energía positiva son: albahaca, jazmín, orquídeas, rosas rococó o miniatura, bambú, hierba buena, romero, crisantemo.
Lee también: “Llena tu hogar de energía positiva con estas 5 plantas”

5. Ten siempre frutas frescas.

Las frutas frescas alejan las energías negativas y atraen la abundancia. Ten siempre un frutero lleno de frutas frescas a la vista de todos.

6. Limpia los espejos.

Los espejos permiten que la energía fluya. Por este motivo nunca deben estar enfrentados a una puerta ya que la energía rebota. Colócalos en las paredes paralelas a la entrada. Si tienes uno en el comedor, coloca la fuente con frutas cerca de él para que se refleje esa imagen y se multipliquen las energías de la abundancia y la prosperidad.

¿Cómo lo hago?

Limpia todos tus espejos para renovar las energías:
  • Diluye un vaso de vinagre blanco con un poco de agua con sal.
  • Viértelo en un recipiente con atomizador y rocía todos los espejos. Luego limpia con un paño blanco.
Lee también: “5 plantas para tu dormitorio que te ayudarán a dormir mejor”