,

Logra curar las almorranas naturalmente a través de estos remedios caseros.

Para curar las almorranas naturalmente deberás tener constancia y continuar el tratamiento que mejores resultados te dé, por al menos una semana. Luego de esto, cuida tus comidas y evita las fuentes de calor en la zona, para que no reaparezcan.

Las almorranas, también conocidas como hemorroides, son un tema que pocas personas deseas hablar, aunque resulta un problema muy común. Como primera medida, es necesario saber que esta afección no debe causarte vergüenza ya que a cualquiera puede sucederle en cualquier etapa de la vida.

Si deseas acabar con este problema de una forma natural, te brindamos algunos consejos y secretos caseros. Puedes curar las almorranas naturalmente con ingredientes que tienes en tu nevera o despensa. ¡Inténtalo!

Cómo curar las almorranas naturalmente y desde casa.

1. Ciruelas.

Las ciruelas contienen mucha fibra, lo que ayuda a ablandar las heces y resulta un excelente remedio contra el estreñimiento. La fibra alimentaria no es digerida por el cuerpo. Una vez en el colon, se encarga de absorber agua y volver las deposiciones más fáciles de despedir.

2. Arándanos rojos.

Los arándanos rojos son excelentes para curar las almorranas naturalmente, debido a su gran contenido de antocianinas. Además de ayudar a reparar las paredes de los vasos sanguíneos, este compuesto es un antiinflamatorio que deshinchará las venas del recto. Para aliviar el dolor, machaca unos cuantos arándanos rojos y aplica de forma tópica sobre el ano.

3. Espinaca.

La espinaca es una de las mejores verduras a la hora de limpiar y depurar todo el tracto digestivo. Además de tratamientos de forma tópica, es muy importante que cuides tu alimentación y elimines todas las sustancias que afectan a tus intestinos. Consumir espinacas dos veces a la semana, ayudará a prevenir y evitar que las hemorroides vuelvan.

4. Sábila.

Además de sus excelentes propiedades para la piel, la sábila congelada es excelente para aliviar el dolor y la picazón. Congela un poco de gel de sábila y aplica directamente sobre el ano o en forma de supositorio. Soporta brevemente y notarás cómo la temperatura de la zona comenzará a descender y la hinchazón se acabará.

5. Cola de caballo.

Mezcla unas gotas de extracto de cola de caballo, con un poco de aceite de coco. Moja un algodón en la preparación y aplica suavemente sobre las hemorroides. Otra forma de curar las almorranas naturalmente es mezclar una cucharadita de extracto de cola de caballo en medio vaso de agua tibia. Introducirlo en el ano con una pera de enema y dejar actuar.

6. Yodo.

Para utilizar el yodo, debes saber que la solución saturada de yoduro de potasio (SSKI por sus siglas en inglés) es muy fuerte y puede provocar ardor. Para utilizarla sin problemas, ni peligros, deberás mezclar 20 gotas de SSKI, con 30 ml de aceite de oliva extra virgen. Recuéstate y aplica sobre la hemorroide. Recuerda que las manchas de yodo no salen con facilidad, utiliza toallas y ropa interior que puedan mancharse sin preocupación.

7. Lobelia.

Prepara un baño de agua tibia en una palangana, y añade 30 ml de extracto de Lobelia, 30 ml de extracto de Baptista y 30 gr de sulfato de zinc, en 500 ml de agua. Mezcla todo muy bien y enjuaga el ano con la preparación, dos veces al día.