, ,

Los 10 mejores ejercicios para eliminar papada y exceso de grasa en el cuello.

Por el furor que han causado las redes sociales en nuestra sociedad, todos tenemos fotografías pululando por Internet. Las selfies o las fotos en grupos resultan algo muy común actualmente, aunque no siempre salimos de la mejor manera. El cuello es una parte muy importante de nuestro rostro ya que lo enmarca y le da elegancia, o no, según cómo lo sepamos lucir.

Más allá de los kilos que tengas, la flacidez y la acumulación de grasa en el cuello, dependen del grado de tensión de tu piel. Aunque no resulta un problema grave para la salud, hay personas que no gustan de tener papada y hasta recurren a la cirugía. Antes de llegar a ese extremo, es bueno saber que existen ciertos ejercicios que pueden ayudarte a quitar la grasa de debajo del rostro. ¡Hoy te contamos los 10 mejores!

Lee también: “Ejercicios para el síndrome del túnel carpiano

10 ejercicios para quitar la papada.

1. Hacia arriba y a los costados.

Mira hacia el frente y relaja muy bien el cuello. Luego, aprieta tus labios para tensar la piel del cuello. Mira hacia arriba y luego hacia la derecha, formando una letra “L” con tu rostro, mirando por encima de tu hombro derecho. Repite esto de manera suave y durante 30 segundos. Relaja nuevamente el cuello, aprieta los labios y haz el ejercicio hacia el lado izquierdo.

2. Mantén la posición.

Nuevamente tensa tus labios para estirar la piel del cuello. Coloca los tres primeros dedos de ambas manos sobre el labio inferior, mientras que los pulgares cuelgan debajo de la barbilla. Usaremos las manos como pesas. Suavemente, tira con tus manos hacia abajo para hacer un poco de resistencia. Mientras, no permitas que los labios se separen, debes hacer fuerza con tu barbilla y cuello. Haz esto durante 30 segundos. Descansa y repite nuevamente.

3. Movimiento mandibular.

Ponte de pie o siéntate cómodamente pero con la espalda derecha. Mueve tu cabeza, haciendo fuerza con la barbilla, como si fueras a levantarte de tu asiento o como si comenzaras a andar; pero sin mover tu cuerpo, sólo la cabeza. Algo similar a los movimientos de los gansos. Esto ayuda a movilizar todos los músculos que rodean el rostro. Repite unas 10 veces.

4. Contra la flacidez.

Coloca tus manos sobre la clavícula para ejercer resistencia sobre la piel mientras haces los movimientos. Luego, mira hacia arriba y hacia abajo suavemente. Tus manos, además de sostener la piel, deben notar cómo se contraen los músculos del cuello. Repite 10 veces.

Lee también: “¡Descubre el ejercicio perfecto para corregir la mala postura corporal!”

5. Para desafiar la gravedad.

Con una respiración profunda, relaja todo el cuello y los músculos del rostro. Inclina la cabeza hacia arriba y estira los labios como si estuvieras besando el aire. Separa los labios lo máximo que puedas. Repite 10 veces, sosteniendo la posición por algunos segundos hacia arriba con cada ejercicio.

6. Elongación de cuello.

Coloca tus manos alrededor del cuello, cruzándolas por delante (como si fueras a asfixiarte, pero sin presionar). Sube tu barbilla hacia el cielo, tus manos ejercerán resistencia sobre la piel. Sostén durante 30 segundos. Descansa y repite nuevamente.

7. Prensa.

Coloca la parte superior de los dedos de ambas manos, bajo la barbilla y realiza fuerza hacia arriba con ellos. Debes intentar resistir con tu cuello, presionando la barbilla hacia abajo para quedar siempre mirando hacia el frente. Repite 12 veces.

8. Como un pez.

Mira hacia el frente, forma una gran “O” con tu boca y sostén durante 10 segundos. Relajar y luego volver a empezar. Repite 20 veces.

9. Como un pez mirando al cielo.

Vuelve a formar una gran “O” con los labios. Luego, mira hacia el cielo y, sin desarmar la “O” haz una mueca como si fueras a sonreír. Esto tensa y relaja la piel de tus mejillas y debajo de ellas. Realiza estos movimientos mirando hacia arriba y repítelos durante 30 segundos.

10. Prensa con la lengua

Siéntate cómodamente y presiona el paladar superior con la punta de la lengua. Lleva la cabeza hacia abajo y hacia arriba unas 12 veces. La lengua nunca debe dejar de presionar.
No es necesario que los realices a todos como si fuera una rutina de ejercicios, pero con que hagas algunos de forma diaria, será suficiente.

Lee también:Entrenamiento para obtener glúteos y caderas perfectas