, ,

Los 5 síntomas de cálculos renales más comunes. ¡Presta mucha atención y previene las complicaciones!

Los síntomas de cálculos renales pueden pasar desapercibidos cuando no están acompañados de dolor. Varían en intensidad de leves a severos, por lo que hay que estar muy atentos y recurrir a un especialista lo antes posible para que te oriente en el tratamiento.

Los cálculos renales son masas sólidas compuestas de pequeños cristales y es una afección muy común entre los 20 y 40 años de edad. Algunos son hereditarios y hasta pueden aparecer mientras somos bebés. Los cristales se forman a partir de sustancias muy concentradas en la orina, aunque los más comunes son los cristales de calcio. La forma y el tamaño de los cálculos pueden variar según el riñón.

Los riñones ayudan a limpiar el cuerpo de toxinas, de residuos y eliminarlos junto con el exceso de agua, a través de la orina. Luego de formarla, la orina pasa hacia los conductos que la transportan a la vejiga para allí almacenarse y finalmente expulsarla del cuerpo.

Los cálculos pequeños viajan con la orina a través de los conductos hasta ser expulsados. Según el tamaño de los cristales será la gravedad de los síntomas. Algunos de ellos pueden bloquear la uretra y causar molestias muy serias. Hoy te contamos cuáles son los 5 síntomas de cálculos renales a los que debes estar muy atento.

Síntomas de cálculos renales comunes.

1. Dolor o molestia renal.

Puede que los cálculos queden atascados en alguno de los riñones o dificulten la salida de las gotas de orina. En ese caso, sentirás molestias parecidas a calambres o ardores en casos más serios. Con el tiempo los dolores tienden a empeorar ya sea porque el  cálculo es más grande o porque el riñón se inflama al no cumplir normalmente con sus funciones.

Los síntomas de cálculos renales pueden variar día a día porque la piedra se va moviendo en el riñón o en los conductos.

2. Dolor genital.

Cuando la piedra va descendiendo, comienza a causar otras molestias en todo el tracto urinario. Incluso puedes experimentar punzadas fuertes que provoquen sudoración y calambres en la ingle, espalda o genitales. Sabrás que son síntomas de cálculos renales porque la molestia permanecerá en cualquier posición corporal.

3. Sangre en la orina.

Cuando los dolores comienzan cerca del estómago y aparece sangre en la orina, es signo de que la piedra obstaculiza y está lastimando uno de los pequeños conductos por donde circula la orina. Notarás la orina rosada o más rojiza.

4. Tiempo de dolor.

Cuando no estás seguro si los dolores que sientes son síntomas de cálculos renales, analiza cuándo duele y en qué momentos. Generalmente las molestias se agravan por la mañana, cuando se expulsa la primera orina de la mañana (la que es más concentrada que el resto).

5. Otros síntomas tempranos.

  • Micción frecuente y dolorosa: La micción se vuelve muy dolorosa, menos abundante y con más frecuencia.
  • Vómito o náuseas: Como el organismo no puede expulsar correctamente los desechos, comienza a sentirse intoxicado.
  • Olor desagradable en la orina: Puede deberse a la concentración de toxinas y desechos. Esto también conlleva un desarrollo frecuente de infecciones en las vías urinarias.
  • Dificultades para sentarse o ponerse de pie: En este caso deberá consulta algún tipo de tratamiento más serio, ya que esta molestia es causada por piedras de grandes tamaños en los riñones.