, ,

Los alimentos anticancerígenos más efectivos que existen

La alimentación es un factor importantísimo para la prevención de diversas enfermedades. Los alimentos que ingerimos tienen la capacidad de reforzar nuestro sistema inmunológico, promover la producción de hormonas, facilitar las funciones vitales de nuestros órganos, aliviar dolencias, etc. En síntesis, la alimentación determina, en gran medida, la calidad de vida que llevamos. Una dieta equilibrada nos permite vivir sanos, fuertes y joviales.

Aunque no seamos expertos en nutrición, los especialistas aseguran que llevar una dieta rica en frutas y verduras, disminuyendo los productos procesados y las grasas, es suficiente para lograr una salud óptima. Sin embargo, numerosos estudios afirman que hay algunos ingredientes que son más eficaces que otros según el tipo de afección que se quiere prevenir o eliminar. Un ejemplo claro de esto es el desarrollo de células cancerígenas: ¿sabías que hasta el 30% de los tumores cancerígenos pueden prevenirse a través de la alimentación? Según el Instituto Nacional de Cancerología de EE.UU. una tercera parte de los diferentes cánceres que puede padecer un humano, se pueden prevenir a través del diferentes comidas.

Lee también: “Descubre las causas del cáncer de próstata y su cura con remedios naturales”

Si necesitas una ayuda, hoy te contamos los mejores anticancerígenos que no pueden faltar en tu dieta cotidiana.

Los 10 alimentos anticancerígenos más poderosos.

1. Agua:

El agua es esencial en nuestra ingesta diaria de líquidos, ya que además de aportar nutrientes, es una forma natural de hidratación que ayuda a la depuración del organismo. El agua promueve el correcto funcionamiento de todos los órganos liberándolos de toxinas. Beber al menos dos litros de agua pura al día nos ayuda a combatir el estreñimiento, la retención de líquidos, mejora la salud de la piel y el cabello, etc.

2. Cebolla y Ajo:

Ambos alimentos contienen alicina, un compuesto azufrado muy utilizado en la industria farmacéutica. Cuando existe ruptura en el bulbo a partir de un corte o por trituración, estos alimentos liberan aliína que al ponerse en contacto con la enzima alinasa, conforman la alicina.

Este compuesto es antibiótico, hipoglucémico y antioxidante. Ayuda en la eliminación de toxinas, purificando la sangre a través de las funciones hepáticas.

3. Aceite de oliva:

El aceite de oliva es capaz de actuar sobre los ácidos biliares, previniendo el cáncer de colon y de recto. Mejora la circulación, actúa como protector de arterias y vasos sanguíneos volviéndolos más flexibles, ayuda en la regeneración y oxigenación de los tejidos; y es un poderoso antioxidante.

4. Arroz integral:

Al ser un alimento rico en fibras, es excelente para prevenir el cáncer de colon, próstata y mama.

Lee también: “10 señales que pueden indicar un cáncer de mama”

5. Cítricos:

La vitamina C que nos aportan las frutas cítricas es indispensable para reforzar nuestro sistema inmunológico. Además esta vitamina funciona como un antioxidante natural capaz de prevenir enfermedades crónicas.

A su vez, los cítricos contienen flavonoides que protegen los capilares sanguíneos y fortalecen la salud cardíaca.

6. Crucíferas:

Las crucíferas, ahora denominadas brasicáceas, son una familia de vegetales muy nutritiva e indispensable en nuestra dieta cotidiana. Dentro de este grupo se incluyen el brócoli, las coles de Bruselas, berza, col rizada, rábanos, nabo, berros, entre otros. Son grandes alimentos capaces de mantener las células saludables, evitando el desarrollo de células cancerígenas.

Lee también: “Berro y brócoli matan células cancerígenas en 24 hs”

7. Algas:

Las algas son un muy buen alimento que aún no se populariza del todo. Son ricas en vitaminas y minerales, además de aportar una gran cantidad de fibra alimentaria. Son excelentes para reforzar nuestro sistema inmune y son un gran complemento para diferentes tratamientos crónicos ya que ayudan a contrarrestar los efectos adversos y secundarios de drogas fuertes.

8. Frutos del Bosque:

En este grupo se incluyen las fresas, fresones, grosellas, moras, frambuesas y arándanos. Son ricas en vitamina C, A y en múltiples minerales. Además, los frutos de color morado contienen un compuesto denominado antocianina que es uno de los antioxidantes naturales más poderoso.

9. Frutos secos:

Las nueces, almendras, avellanas, semillas de girasol o de zapallo son las mejores opciones a la hora de ingerir vitaminas E y las del complejo B. Además aportan ácidos grasos esenciales, selenio, magnesio, zinc, hierro y calcio.

10. Legumbres:

Las legumbres como las lentejas, porotos y garbanzos son fuentes ricas en fibras que ayudan a prevenir los cánceres de todo el sistema digestivo.

Lee también: “Desatender la gastritis podría ocasionar cáncer gástrico”

¿Cómo sería el menú ideal?

  • Entre 6 y 10 raciones de legumbres, patatas o cereales a la semana.
  • Entre 2 y 4 raciones de frutas al día.
  • Entre 3 y 5 raciones de hortalizas y frutas al día.
  • Entre 2 y 3 raciones de lácteos al día.
  • Entre 1 y 2 raciones de proteína animal al día (huevos y carnes).
  • 80 gr de aceites y grasas al día como máximo.