,

Si deseas lucir una piel joven y luminosa, ¡no dejes de probar esta mascarilla facial de linaza!

Sin duda uno de los mejores trucos de belleza que existen para las mujeres son las mascarillas caseras. Además de resultar súper económicas también se encuentran al alcance de todas las personas; incluso muchos de los ingredientes que necesitamos los podemos encontrar en nuestro hogar. El uso de mascarillas se basa siempre en un ingrediente natural que nos presenta muy buenos beneficios. En este caso será la mascarilla facial de linaza o semillas de lino.

La  linaza constituye el vegetal con mayor contenido de omega 3, cuya importancia para la salud del organismo es crucial. También contiene elevadas cantidades de mucílagos, un tipo de fibra soluble con numerosas propiedades.

Además de mucílagos y pectinas, ambos con propiedades suavizantes para la piel, la semilla de lino es rica en componentes antibacterianos (principalmente ácidos acético, málico, ferúlico y clorogénico, luteína y cisteína). Todo ello, unido a las propiedades de la sacarosa y el zinc, le otorgan características adecuadas para la reparación, protección, prevención y cuidado de la piel.

Con el uso de ésta mascarilla facial de linaza notarás como tu piel se vuelve más suave y aterciopelada. Se puede aplicar sobre todo tipo de piel y es particularmente útil en pieles secas y sensibles a los rayos del sol.

¿Cuáles son los beneficios de utilizar la mascarilla facial de linaza?

Tono de piel saludable: la linaza ayuda a evitar que tu piel se reseque. El efecto hidratante evita un rostro de aspecto opaco. La piel seca es un precursor de diversas condiciones como psoriasis, eczema y signos de envejecimiento.

Protege contra el cáncer de piel: los antioxidantes en las semillas de lino luchan contra la acumulación de radicales libres. El efecto oxidativo de ellos puede conducir a diferentes tipos de cáncer, incluido el de piel. La linaza además protege a la piel de los rayos del sol y repara el daño causado por los rayos ultravioletas.

Cura la piel: la linaza por su alto índice anti-inflamatorio minimiza la irritación de la piel, el enrojecimiento y la inflamación del tejido. Esta mascarilla facial de linaza alivia las erupciones y disminuye las condiciones crónicas como la rosácea, el acné, la dermatitis y la psoriasis. La linaza por su alto contenido de ácidos grasos omega 3 aumenta la velocidad en la curación de las heridas de la piel.

Remedio natural: cuidar la piel con linaza te proporciona un remedio totalmente natural. Las semillas de lino no causan reacciones o irritaciones en la piel a diferencia de los procesos químicos.

Hidratante: los ácidos grasos esenciales encontrados en las semillas de lino ayudan a mantener la piel hidratada y suave. La mascarilla facial de linaza aumenta la producción de aceite natural de tu cuerpo. La linaza protege y humecta la piel.

Detalles a tener en cuenta antes de preparar la mascarilla facial de linaza

  • Asegúrate de comprar semillas de lino enteras (en polvo generalmente han perdido su alto contenido de nutrientes) y de alta calidad.
  • Consérvalas en un recipiente limpio y cerrado herméticamente. Preferentemente en un lugar seco y oscuro.
  • Muélelas cada dos días para asegurarte de tener una mascarilla facial de linaza fresca y asegurarte de que contenga todas sus propiedades.
  • Tritúralas en licuadora o molinillo de café.

Ingredientes:

  • 1/3 de agua hirviendo.
  • 1 cucharada de semillas de lino.

Elaboración:

Colocar en un recipiente el agua y luego las semillas de lino, mezclar unos minutos, cubrir la preparación con una servilleta o paño y dejar reposar.

Recuerda que debes preparar la mascarilla facial de linaza por la mañana y estará lista para ser utilizada por la noche.

Antes de aplicar, cuela la mezcla y utiliza el líquido restante que tendrá una consistencia espesa y viscosa, esto es porque las semillas de lino sueltan sus fibras solubles y se gelifica al estar en contacto con el agua y es donde estarán las propiedades de la linaza.

Modo de uso:

  • Limpia profundamente la piel del rostro y cuello.
  • Con un algodón distribuye la mascarilla por toda la piel, incluida la zona del contorno de ojos.
  • Repite el procedimiento una vez que la mascarilla facial de linaza este seca, hazlo 5 veces seguidas. Es recomendable, en lo posible, no hablar ni reírte mientras actúa el producto.
  • Al cabo de 20 minutos retira la mascarilla con abundante agua a temperatura ambiente.
  • Aplica tu crema nutritiva habitual.
  • Para obtener los mejores resultados y reconocer las diferencias en tu rostro haz el tratamiento por 12 días consecutivos.

Con ésta mascarilla facial de linaza tu piel estará protegida de tres maneras. En primer lugar previene que los irritantes cotidianos entren en los poros. En segundo lugar bloquea el agua en la piel y en tercer lugar evita la perdida de agua a través de la piel. Mejorar el nivel de humedad de la piel puede reducir la aparición de arrugas.