,

¡LUCE 15 AÑOS MÁS JOVEN! Con esta mascarilla conseguirás lucir más joven en poco tiempo.

Si no te animas a inyectar ningún producto químico en tu cuerpo, prueba con la siguiente mascarilla efecto Botox para lucir más joven. Te ayudará a disminuir las líneas de expresión y a nutrir tu piel.

Peligros del Botox.

 

Dicen que las inyecciones de Botox ayudan a prevenir y a disminuir las arrugas haciéndote lucir más joven. Pero ¿Sabías que proviene de una toxina que produce intoxicación? Suena absurdo pero es cierto. Botox es el nombre de una sustancia producida por una bacteria. Cuando esa toxina entra a tu cuerpo en cantidades elevadas, provoca una grave intoxicación.

¿Por qué se usa un producto tan peligroso para realizar tratamientos de belleza?

Los médicos han descubierto que cuando se usan pequeñas cantidades de esta toxina, puede tener efectos positivos para la salud y la estética, haciéndonos lucir más joven. Ayudan a bloquear las señales nerviosas que hacen que los músculos se contraigan.

El Botox o toxina botulínica, es una sustancia que se ha utilizado con fines cosméticos para reducir las arrugas y frenar su aparición. Consiste en inyectar la toxina botulínica en el músculo facial a tratar. Esto provoca su paralización impidiendo que el músculo se contraiga y así evitar la formación de arrugas.
Estas inyecciones no tienen efectos permanentes, solo duran entre 3 y 6 meses. Cuando el efecto de la parálisis va pasando, los músculos van recobrando su movilidad y por lo mismo las líneas y las arrugas vuelven a aparecer. La buena noticia es que podemos realizar tratamientos de belleza con ingredientes naturales con los mismos efectos del Botox, pero sin ninguna contraindicación. Tampoco límite en el tiempo de uso.

A continuación, te mostraremos como lograr el efecto Botox con una mascarilla natural y así lucir más joven.

Mascarilla con efecto Botox para lucir más joven.

 

Mi MADRE usa esta MASCARILLA y LUCE 15 AÑOS más JOVEN
Mi MADRE usa esta MASCARILLA y LUCE 15 AÑOS más JOVEN

Ingredientes:

  • 150 ml de agua mineral
  • 1 cucharada de yogurt natural
  • 3 onzas de zumo de zanahoria puro
  • 1 cucharada fécula de maíz (maicena)

Elaboración:

1. En un recipiente limpio y seco, mezclamos la fécula de maíz con el agua y revolvemos muy bien hasta que la fécula de maíz esté perfectamente disuelta.

2. Colocamos la preparación anterior en el fuego hasta que la mezcla comience a espesarse, sin llegar a hervir. Luego retiramos del fuego.

3. Cuando la mezcla de fécula de maíz este fría, agrega el resto de los ingredientes y vuelve a mezclar muy bien. Una vez lograda una crema homogénea, ya tendrás lista la mascarilla súper especial para nutrir la piel.

Aplicación:

Lava muy bien tu rostro y asegúrate de no dejar ningún resto de maquillaje, crema o cualquier otro producto.

Con ayuda de una brocha o pincel, comienza a colocarte la mascarilla para lucir más joven, desde la base del cuello, hacia arriba, hasta llegar a tu frente. Ten en cuenta que siempre debes hacerlo con movimientos verticales, nunca circulares.

Deja que se seque la mascarilla para lucir más joven.

Luego de transcurrido 20 minutos (si quieres puedes dejarla actuar por más tiempo) retírala con abundante agua tibia.

Puedes usar la mascarilla hasta 3 veces por semana.