9 cosas extrañas de tu cuerpo que nunca imaginarías que son mecanísmos de defensa

9 Mecanísmos de defensa del cuerpo que jamás hubieses imaginado

Sin duda alguna, el cuerpo humano es uno de los sitemas más curiosos y complejos al momento de entender. Colmado de sistemas biológicos sumamente exactos y precisos, y de múltiples ciclos, nuestro cuerpo funciona las 24 horas del día sin parar ni un segundo en nuestra vida. Los mecanísmos de defensa del cuerpo, son uno de los sitemas más asombrosos del organísmo, y precisamente hoy te revelaremos algunas curiosidades sobre ellos.

Mira a continuación, estos 9 mecanísmos de defensa del cuerpo, que de seguro nunca hubieses imaginado que lo eran.

9 Mecanísmos de defensa del cuerpo que nunca hubieses imaginado

 

1. Bostezo

El bostezo ocurre cuando tu cerebro está demasiado caliente, o demasiado cargado de información, y necesita liberarse de ello.

2. Estornudo

Cuando nuestras fosas nasales se llenan de gérmenes, microbios y polvo, estornudar nos ayuda a eliminar toda esta “basura”.

El estornudo es uno de los más impresionantes mecanísmos de defensa del cuerpo.

3. Estirarse

Es instinstivo; cuando nos estiramos, preparamos a nuestro cuerpo para afrontar todas las actividades que aún le quedan por llevar adelante.

Además, estirarse sirve para reestablecer el flujo sanguíneo, fortalecer los músculos y mejorar nuestro estado de ánimo.

4. Hipo

Al momento de comer, si los trozos de comida que hemos ingerido son demasiado grandes, o bien si hemos comido demasiado rápido, es normal que nuestro nervio neumogástrico se irrite, provocándo así un ataque de hipo.

5. Tirones (sacudidas mioclónicas)

Cuando nos acostamos a dormir, es común sentir en ocasiones, que nuestro cuerpo se sacude de manera repentina e involuntaria como si hubiese recibido una descarga eléctrica. Justo en ese preciso momento, nuestros músculos se contraen y sentimos como si nos fuéramos a caer de la cama, despertándonos de inmediato.

Cuando apenas estamos conciliando el sueño, nuestra frecuencia cardíaca y nuestra respiración disminuyen, señales que nuestro cerebro interpreta como una muerte próxima, a lo que envía impulsos nerviosos inmediatos, los cuales ocasionan la experiencia de la sacudida.

¡Nuestro cuerpo intenta salvarnos de morir! El tirón es sin duda alguna uno de los mecanísmos de defensa del cuerpo más impresionantes.

6. Dedos arrugados

¡Esto es increíble! Cuando nuestro cuerpo está expuesto a demasiada humedad, nuestros dedos se tornan arrugados, porque nuestro cerebro interpreta que si hay demasiada humedad, es posible que nuestro entorno sea peligroso y puede llegar a ocasionarnos un resbalón, entonces unos dedos arrugados harán que te sea más fácil sujetarte de alguna superficie para evitar la caída.

7. Pérdida de la memoria

Es muy común que luego de un momento demasiado trágico o desagadable, perdamos la memoria. Nuestro cerebro reaciona de esta manera, con el fin de evitarnos el dolor de recordar un mal momento. Sin duda alguna, este es uno de los más extraordinarios mecanísmos de defensa del cuerpo.

8. Piel de gallina

La piel de gallina, ocurre con el fin de evitar que nuestro cuerpo pierda calor mediante los poros, para así en situaciones extremas o de temor intenso, el cuerpo mismo pueda volver a la calama recalentándose internamente él mismo.

9. Lágrimas

Las lágrimas protegen la membrana mucosa de nuestros ojos, cuando determinado objeto extraño entra en ellos. Pero además, las lágrimas son un instrumento de “defensa emocional”; cuando estamos sufriendo demasiado por algún motivo emocional, el cerebro entiende que creando un nuevo mecanísmo de irritación tan potente como el llanto, podemos llegar a distraernos y olvidarnos del dolor del alma; ¿increíble, no?

Nuestro cuerpo es admirable; ¡cuídalo y manténlo siempre en las mejores condiciones!