Mejora la circulación sanguínea de tus pies con estas plantas

Desde los comienzos de la historia del hombre las plantas han sido aliadas a la hora de tratar enfermedades. Estas propiedades curativas han sido descubiertas y transmitidas durante siglos entre las diferentes civilizaciones a través de chamanes, comadronas, sacerdotes, magos, médicos, brujos… y los diferentes nombres que han recibido a los largo de la historia todos aquellos dedicados a curar. Finalmente, en los años modernos, las industrias farmacéuticas se hicieron de ellas para desarrollar diversos fármacos y hacernos llegar los medicamentos ya encapsulados y sintetizados.

Lee también: “Más de 500 años curando males. Recuperan una botica original del siglo XVI”

La naturaleza nos ha dotado de hierbas medicinales capaces de provocar múltiples reacciones en nuestro organismo. Existen plantas con propiedades antiinflamatorias, antitérmicas, astringentes, carminativas, diuréticas, sudoríficas, estimulantes, expectorantes, tranquilizantes y laxantes. Desde la medicina natural, buscamos apoyarnos en la sabiduría de la naturaleza para prevenir diversas enfermedades, además de tratar afecciones y molestias comunes. Hoy les traemos una selección de las mejores plantas para estimular la circulación sanguínea y prevenir enfermedades cardiovasculares, várices, arterioesclerosis, entre otros. ¡Presta mucha atención y confía en los poderes curativos naturales!

¿Qué es la mala circulación?

Se denomina mala circulación a la dificultad que experimenta la sangre para fluir normalmente dentro de los vasos sanguíneos. El sistema circulatorio es importantísimo para el correcto funcionamiento del organismo, ya que se encarga de oxigenar y nutrir todos los órganos del cuerpo.

Los síntomas más comunes que un paciente puede experimentar son presión en el pecho, mareos, sudoración, gases o entumecimiento en las diferentes partes del cuerpo. Los primeros en ser afectados por este problema, suelen ser los pies. El corazón debe hacer mucho esfuerzo hasta irrigar sangre a las extremidades inferiores, cuando el flujo se ralentiza, los pies se entumecen, hay hormigueo, várices, calambres, coloración blanquecina, etc.

La mala circulación puede ser causada por una obstrucción presente en las arterias. Dicha obstrucción puede ser ejercida por una anomalía en la arteria, por exceso de grasa acumulada en ella o por un exceso de presión sobre sus paredes. A su vez, existen otros factores que promueven la mala circulación, como por ejemplo:

  • El sobrepeso o la obesidad.
  • Una vida sedentaria.
  • Tabaquismo.
  • El consumo frecuente de alcohol.
  • Diabetes.
  • Trabajar de pie o sentado durante tiempos muy prolongados.
  • Estrés.
  • Niveles elevados de colesterol.
  • Hipertensión.
  • Dieta desequilibrada.

Plantas que ayudan a estimular la circulación sanguínea.

Romero (Rosmarinus Officinalis).

El principal rol del romero en el organismo, es como tónico natural. Fortalece las paredes de las arterias y vasos sanguíneos, favorece la salud cardíaca, reduce y previene la aparición de venas varicosas. Además, estudios recientes han demostrado que es excelente en el tratamiento preventivo de la arterioesclerosis.

Consume dos tazas al día de infusión de romero para estimular la circulación; y una taza cada vez que se presenten cefaleas producidas por una hipertensión arterial.

Lee también: “Inhalar el aroma de esta planta aumentará su memoria”

Ajo (Allium Sativum).

El ajo ayuda a filtrar la sangre y a eliminar las toxinas que pueden circular por el torrente sanguíneo. Se lo utiliza para controlar los niveles de colesterol en sangre y para tratar las trombosis, úlceras en los pies y la arterioesclerosis.

Consume un diente de ajo crudo al día, preferentemente en ayunas.

Lee también: “5 formas de usar el ajo para tratar la hipertensión”

Jengibre (Zingiber Officinale)

El jengibre es un poderoso vasodilatador, es decir que regula y aumenta el diámetro de los vasos sanguíneos. Por este efecto es que se lo consume para estabilizar los niveles de colesterol en sangre, para el tratamiento de várices y para el de la arterioesclerosis. También ayuda al cuerpo a entrar en calor, consúmelo siempre que necesites elevar la temperatura especialmente de manos y pies, tan afectados por la mala circulación.

Puedes consumir jengibre fresco, en polvo, cápsulas o tinturas. Una infusión de jengibre al día, preparado con una cucharada de raíz fresca es suficiente para estimular la circulación durante toda la jornada.

Ginkgo Biloba (Ginkgophyta)

Esta planta conocida como un fósil viviente debido a su longevidad en la historia, es muy utilizado en la Medicina Tradicional China. Sus principales beneficios se conocen por ser un poderoso estimulante y vasodilatador.

Puedes preparar una infusión de Ginkgo Biloba con:

  • espino para tratar enfermedades que afecten las arterias coronarias.
  • milenrama para reducir las venas varicosas o prevenir su aparición.
  • jengibre para calentar pies y manos. También son excelentes para combatir los sabañones y la claudicación intermitente (síntoma característico de la arterioesclerosis periférica.

Goji (Lycium Barbarum)

Otra planta tradicional de la medicina china, muy utilizada para mejorar la calidad de vida en general. En Oriente se la considera como una planta mágica capaz de aumentar la expectativa de vida cuando se consume de forma regular.

Consumir las bayas de goji nutren y mejoran la salud general del organismo. Además de estimular la circulación, funcionan par eliminar los mareos y para tratar la tinnitus (ruidos en los oídos)

Recuerda acompañar estos tratamientos con una dieta balanceada, un poco de ejercicio (una caminata de 30 minutos al día es suficiente) y beber dos litros de agua diariamente.