,

Deshacete de tus lentes! Miles de personas han mejorado su visión con este sencillo método!

Cuando no se utiliza algunos de los músculos durante mucho tiempo se sabe que se van a debilitar.

Un ejemplo perfecto es una lesión en la pierna como un hueso roto (peroné) en la cual se supone que debes estar relajado y usar una silla de ruedas por un tiempo con el fin de permitir que sane el hueso.

Mientras tanto los músculos no estarán activos y por lo tanto se vuelven más débiles. Esto es lo mismo con los músculos que rodean los lentes de los ojos.

Deshacete-de-tus-lentes

Sucede cuando se usa lentes como muchos lo hacen y no realizan ejercicios para los ojos, la visión poco a poco se va debilitando. Los músculos de los ojos necesitan ejercitarse como cualquier otro músculo en el cuerpo.

Durante el tiempo que se va re-construyendo la visión se debe tomar algunas pautas:

1. Evitar la presionar duro los ojos y se recomienda cerrar los ojos por varios minutos en cada 2-3 horas.

2. Implementar gimnasia para los ojos, que contienen 16 ejercicios (seguir estas líneas con los ojos (IMAGEN)

Practica-ojos

3. Deshacete de tus lentes

4. Implementar masajes todos los días en los puntos específicos: (IMAGEN)

5. Aplicar una ligera presión en el globo ocular con la punta del dedo índice y medio.

6. Presionar el globo ocular ligeramente para que no se sienta ningún dolor. A continuación, presionar estos puntos con el dedo índice dos veces.

7. Es recomendado mirar en la distancia cuando se camina hacia afuera.

8. Consumir jugo de zanahoria con unas gotas de aceite de oliva de forma continua.

9. Lavar los ojos con agua tibia.

10. Evitar la PC o portátil por lo menos 2 horas antes de acostarse.

11. Poner en práctica el ejercicio de la India “Trataka” a fin de establecer la visión:

En el primer período del Trataka, se debe concentrar en una imagen o algún elemento y mirarlo durante un tiempo, teniendo en cuenta el objetivo final de tener el cerebro centrado en la imagen con pensamientos claros.

Cuando los ojos comienzen a lagrimears, cierrarlos y dales un descanso. El objetivo de este ejercicio es que aguantes lo más que pueda antes de que las lágrimas comienzen a fluir de tus ojos.