,

Método terapéutico de Acupuntura Para tratar el Colesterol Alto

Seguramente, a lo largo de tu vida, has tenido que realizarte algún chequeo médico. Tu médico clínico solicitó un análisis de sangre y evaluó tus niveles de colesterol en sangre. Pero ¿qué es el colesterol?

El colesterol, es necesario para nuestro organismo. Forma parte de las membranas que funcionan como protección celular. Nuestro cuerpo es capaz de producir el colesterol necesario sin necesidad de ingerirlo a través de los alimentos. Es la sustancia necesaria para la formación de las hormonas sexuales, suprarrenales y de la bilis.

Sin embargo, cuando un alto contenido del colesterol malo (LDL) de acumula en la sangre, resulta peligroso para la salud de nuestras arterias y para el correcto funcionar de nuestro corazón. Esto sucede, porque el colesterol se adhiere a las paredes de las arterias. Los riesgos que sufrimos son variados y de gravedad, como el de padecer arteriosclerosis o de sufrir un infarto.

Hay otras cuestiones que debemos tener en cuenta que no deben combinarse con el colesterol elevado. Carecer de vitaminas, consumir grasas saturadas en exceso, sedentarismo, ser fumador y el estrés. Si presentamos todas estas características, nuestro cuerpo es una bomba de tiempo a punto de estallar.

Tratamiento con acupuntura

Una vez que tu médico te diagnostique colesterol elevado en sangre, puedes comenzar realizando cambios en tu estilo de vida y probar con tratamientos alternativos. La acupuntura puede ser de gran ayuda para equilibrar tu organismo sin que recurras al uso de fármacos.

La acupuntura es una técnica milenaria utilizada en la medicina china. Tiene propiedades curativas a través del uso de pequeñas agujas que estimulan ciertas partes de nuestro cuerpo. Cada región a estimular, se ubica en canales energéticos llamados meridianos. Se busca desbloquear y equilibrar la energía.

Se diseña un tratamiento específico para curar cada enfermedad. El principal objetivo de este tratamiento, es estimular el sistema endócrino y promover la correcta circulación de la sangre. Con una correcta estimulación, el organismo comenzará a producir colesterol bueno, eliminando poco a poco el malo.

Entre todos sus beneficios, este es un tratamiento que no tiene contraindicaciones, incluso si ya consumes fármacos.

También puedes tratar otras enfermedades con acupuntura, como la obesidad, estrés, migrañas, hipertensión arterial, entre otras.
Algunos consejos a tener en cuenta

  • Cambia tus hábitos alimenticios: Una dieta desequilibrada, es la principal causante de niveles altos de colesterol. Adopta una dieta rica en frutas, hortalizas y granos enteros. Evita las carnes rojas y los mariscos crustáceos, reemplázalos por carnes blancas. El consumo de mantequilla, tocino y margarina (completamente hecha de grasas saturadas), nos hacen más propensos a los problemas cardiovasculares. Tampoco consumas leches animales, ni quesos duros. Quita de tu alimentación todo lo relacionado a la bollería industrial: estos productos contienen azúcares refinados y aceites hidrogenados
    Consume legumbres, aceite de oliva, leches vegetales (como la de soja, almendras, arroz, avena), tofu, aguacate (contiene vitamina E que combate los radicales libres), frutas secas y miel. No olvides las porciones diarias recomendadas de frutas, hortalizas y verduras. Prueba sustituir la bollería industrial con productos integrales. Suma el ajo crudo a tus comidas habituales.
  • No lleves una vida sedentaria: No es necesario pasar largas horas dentro de un gimnasio. Una caminata de media hora todos los días, es suficiente para lograr niveles de colesterol saludables.
  • Cambia otros hábitos dañinos como el tabaquismo y el consumo de alcohol frecuente.
  • Si tienes pánico a las agujas, investiga acerca de otros tratamientos de la medicina china. La acupuntura sólo es una rama entre muchas otras. Intenta con auriculoterapia, fitoterapia, tui-na, etc.

Al leer todo esto, quizás creas que son muchas acciones a llevar a cabo. Comienza de a poco y adapta tu rutina con hábitos saludables, es tu vida la que está en riesgo.